Conceptos Categóricos

Medicina del Dolor

23/09/2022
Dolor Posoperatorio en la Artroplastia Total de Rodilla

La artroplastia total de rodilla va seguida de dolor posoperatorio en la rodilla de moderado en el 30% de los casos a grave en el 60%.

CC en base al informe:
Postoperative Pain Management in Total Knee Arthroplasty. Orthop Surg, 2019
22/09/2022
Microdesbridamiento y Fascitis Plantar

Según un estudio, la fascia plantar presenta curación, con cambios hiperplásicos, en respuesta al microdesbridamiento, lo que causa que la fascia se mantenga engrosada. La evaluación histológica de la fascitis demostraría hiperplasia angiofibroblástica. Por lo tanto, la medición del grosor de la fascia plantar podría ser una herramienta apropiada para evaluar el intervalo de curación, solo si las imágenes y las mediciones previas están disponibles para la comparación del paciente.

CC en base al informe:
Clinical and Imaging Outcomes of Plantar Fasciotomy Using Microdebrider Coblation Wand. Foot Ankle Orthop, 2022
23/09/2022
Diagnóstico de la Fascitis Plantar

Introducción La fascitis plantar es un problema musculoesquelético frecuente en la práctica traumatológica. La fascitis plantar provoca dolor que puede ser agudo o crónico, de inicio agudo y gradual, en la cara inferior del talón en la unión de la banda medial de la fascia plantar con el tubérculo calcáneo medial. El dolor se intensifica al levantarse por la mañana, al dar los primeros pasos después de un período de inactividad, mientras que disminuye cuando la persona descansa. Puede empeorar después de soportar peso durante un período prolongado y con un aumento de peso reciente. El pico de incidencia de la fascitis plantar se produce entre los 40 y los 60 años en ambos sexos. La fascitis plantar, que antes se consideraba una enfermedad inflamatoria aguda, ahora se considera histológicamente como un proceso degenerativo crónico sin inflamación. La enfermedad se diagnostica principalmente sobre la base de los síntomas clínicos que comprenden el dolor y la tirantez sobre el talón, por lo que el diagnóstico por imagen no es necesario de rutina. En el tratamiento se suele utilizar reposo, hielo, estiramientos, ortesis, antiinflamatorios no esteroideos, terapia de ondas de choque extracorpóreas, inyecciones (de corticosteroides, toxina botulínica, dextrosa, plasma rico en plaquetas [PRP]) y cirugía. Casi el 90% de los pacientes mejoran con el tratamiento no quirúrgico, pero el abordaje no quirúrgico que ofrece la mejor seguridad y eficacia en la terapia de la fascitis plantar se desconoce. En los casos de fascitis plantar resistente, los corticoides se administran especialmente luego del fracaso de las intervenciones conservadoras no invasivas, ya que demostraron reducir el dolor en pacientes con esta afección, de forma eficaz. Sin embargo, el uso de corticoides puede provocar rotura de la fascia plantar, despigmentación de la piel, la atrofia de las almohadillas de grasa, infecciones, lesiones de los nervios periféricos, daños musculares y reagudización después de la inyección. El PRP favorece que el proceso de curación se produzca de forma natural, mediante la promoción de los factores de crecimiento plaquetarios, y acelera la curación fisiológica. El PRP es un plasma enriquecido con plaquetas, que puede estimular la curación ósea y muscular. La reparación de los tejidos gracias al PRP está mediada por diferentes tipos de citoquinas y factores de crecimiento. El PRP se administra como tratamiento alternativo de la fascitis plantar para reducir el dolor de talón y restaurar la función. Los objetivos de este estudio fueron comparar la eficacia de la inyección local de PRP y de corticoides (metilprednisolona) en pacientes con fascitis plantar crónica, y evaluar la seguridad, los efectos secundarios y las complicaciones de estas dos modalidades diferentes de tratamiento. Materiales y métodos El período de estudio fue entre agosto de 2018 y septiembre de 2020, y se realizó en la India. Se incluyeron 110 pacientes, mayores de 18 años, que presentaron fascitis plantar durante más de tres meses, con fracaso con los tratamientos convencionales. El diagnóstico de fascitis plantar se realizó clínicamente según las directrices que comprenden la sensibilidad a la palpación en la región plantar medial o en el talón. Se registraron las características de los pacientes, como el sexo, la edad, el peso, los antecedentes de dolor de talón, la duración de los síntomas y los tipos de tratamiento previo. De los 110 pacientes, 55 recibieron inyecciones de PRP y 55 recibieron inyecciones de corticoides 2 ml (40 mg de metilprednisolona disuelta en 2 ml de agua estéril). Todas las inyecciones (de PRP y corticoides) fueron aplicadas por un traumatólogo, con el paciente en posición supina y el tobillo en posición neutral. La mayoría de los participantes recibieron la inyección en la región plantar medial del talón, y algunos recibieron la inyección en el punto máximo de la sensibilidad. Luego haber sido inyectados, los pacientes debieron permanecer sentados con el pie inmóvil durante 15 minutos. Se enseñaron ejercicios de fortalecimiento y estiramiento. Posteriormente, los participantes se enviaron a su domicilio con instrucciones de limitar el uso de sus pies durante aproximadamente 48 horas. Antes de la administración de las inyecciones de PRP o corticoides y luego de estas (en el primero, tercero y sexto mes), se evaluaron los resultados clínicos, radiológicos, subjetivos y funcionales de los pacientes mediante el uso de diversas escalas, como la escala visual analógica (EVA), la Foot and Ankle Outcome Instrument Core Scale (FAI), la escala de tobillo y retropié de la American Orthopaedic Foot and Ankle Society (AOFAS), las puntuaciones de Roles y Maudsley (RMS) y la ecografía del grosor de la fascia plantar. Al inicio, se requirió un puntaje en la EVA de más de 6 sobre 10 y un grosor de la fascia plantar en la ecografía de más de 5 mm. Resultados De los 110 pacientes incluidos, se perdieron en el seguimiento 5 que recibieron PRP y otros 5 que recibieron corticoides. De los 110 sujetos iniciales, 59 fueron mujeres y 41 hombres; la edad promedio de los grupos que recibieron PRP y corticoides fue de 46.74 ± 12.45 años y 48.5 ± 10.39 años, respectivamente. La mayoría de los pacientes se encontraban en el rango de índice de masa corporal (IMC) de 18.5 a 24.9 kg/m2, con un IMC promedio de 23.6 kg/m2. La comparación de los resultados en ambos grupos reflejó una mejora significativa en el grupo de pacientes que recibieron inyecciones de PRP, en comparación con el grupo de corticoides. Si bien, las inyecciones de corticoides demostraron una mejora significativa en los resultados clínicos, de calificación subjetiva, funcionales y radiológicos un mes después de la inyección, en lo que respecta a los efectos a largo plazo, la inyección de PRP brindó mejores resultados clínicos, subjetivos, funcionales y radiológicos durante seis meses, en comparación con el grupo de corticoides. Dos pacientes tuvieron complicaciones posoperatorias (infección superficial) en el grupo de inyecciones de PRP, mientras que 10 presentaron complicaciones luego del procedimiento (5 pacientes tuvieron infecciones superficiales, 3 manifestaron despigmentación de la piel y 2 tuvieron atrofia de la almohadilla de grasa) en el grupo de inyecciones de corticoides. Las infecciones remitieron en todos los pacientes durante el seguimiento posterior. Discusión y conclusión Comentan los autores que los resultados de este estudio demostraron que el PRP es un buen método para tratar a los pacientes con fascitis plantar crónica, con más de tres meses de duración de los síntomas, con puntaje en la EVA de más de 6 sobre 10, grosor de la fascia plantar de 5 mm en la ecografía y tratamiento conservador fallido. Se utilizaron cuatro parámetros para evaluar la enfermedad con la mayor precisión posible mediante resultados clínicos, subjetivos, radiológicos y funcionales al primer mes, al tercer mes y al sexto mes mediante el uso de la EVA/FAI, la puntuación RMS, el puntaje de la AOFAS y la ecografía de la fascia plantar. Se observó una mejora significativa en el grupo de inyección de PRP, en comparación con el grupo de infiltración local de corticoides. Si bien las inyecciones de corticoides demostraron una mejora significativa en los resultados clínicos, de calificación subjetiva, funcionales y radiológicos un mes después de la inyección, en lo que respecta a los efectos a largo plazo, la inyección de PRP brindó mejores resultados clínicos, subjetivos, funcionales y radiológicos durante seis meses, en comparación con el grupo de corticoides. Las complicaciones posoperatorias fueron mínimas en el grupo de PRP, en comparación con el grupo de corticosteroides. Según los investigadores, la presente es la mayor serie de casos estudiados, con respecto a los trabajos disponibles anteriormente en la bibliografía. De este modo, la inyección de PRP puede utilizarse como una mejor alternativa a los tratamientos con que se cuenta actualmente para el dolor crónico del talón. Esta investigación se vio limitada por el seguimiento breve de los pacientes, la falta de un grupo control y la población reducida de sujetos incluida. Se requiere la realización de ensayos controlados aleatorizados, con una población de mayor tamaño, un seguimiento más prolongado y un grupo control. En conclusión, las inyecciones de PRP pueden utilizarse como una alternativa superior a los tratamientos ya disponibles para el dolor de la fascitis plantar crónica.

CC en base al informe:
A Prospective Study Comparing the Efficacy of Local Injection of Platelet-Rich Plasma (PRP) vs Methylprednisolone in Plantar Fasciitis. Cureus, 2022
02/09/2022
La reducción de la dosis de opioides

Los hallazgos de un estudio de cohorte realizado en Estados Unidos, respaldan las pautas que aconsejan un control cuidadoso y apoyo psicosocial para los pacientes que se someten a una reducción de la dosis de opioides y sugieren que este apoyo continúe durante al menos 2 años después del inicio de la reducción gradual, particularmente entre los pacientes a los que se les recetaron dosis iniciales más altas.

CC en base al informe:
Long-term Risk of Overdose or Mental Health Crisis after Opioid Dose Tapering. JAMA Network Open, 2022
18/08/2022
Dolor asociado con la artritis reumatoidea

Los autores de una investigación señalan que, si bien del dolor asociado con la artritis reumatoidea es complejo y multifactorial, la activación nociceptiva casi siempre promueve el dolor, incluso cuando la inflamación articular es limitada. En consecuencia, los mecanismos que mitigan la sensibilización periférica, la central, o ambas, pueden considerarse estrategias terapéuticas para desarrollar tratamientos dirigidos específicamente al dolor vinculado con la artritis reumatoidea.

CC en base al informe:
The Jak/STAT Pathway: A Focus on Pain in Rheumatoid Arthritis. Seminars in Arthritis and Rheumatism, 2021
18/08/2022
Eficacia y seguridad de etoricoxib

Según una investigación realizada en China, el etoricoxib ejerce un efecto terapéutico satisfactorio en pacientes con artrosis de rodilla, mayor al del celecoxib, y reduce la expresión de microácido ribonucleico (miARN)-214 y el nivel de los factores inflamatorios en sangre, lo que destaca su utilidad clínica. Además, es seguro y bien tolerado.

CC en base al informe:
Effect of Etoricoxib on miR-214 and Inflammatory Reaction in knee Osteoarthritis Patients. Am J Transl Res, 2021
11/08/2022
Control de dolor y ansiedad en pacientes sometidos a cirugía cardíaca

Según un estudio realizado en Bélgica, la hipnosis, la realidad virtual y la hipnosis con realidad no son más eficaces que la atención estándar para controlar el dolor y la ansiedad en los pacientes sometidos a cirugía cardíaca. Estos resultados contradicen la percepción actual sobre la realidad virtual en el campo médico, la expectativa que deriva de ella y la voluntad de usarla para diversos trastornos clínicos.

CC en base al informe:
Virtual Reality and Hypnosis for Anxiety and Pain Management in Intensive Care Units. Eur J Anaesthesiol, 2022
11/08/2022
Expresión de genes y síndrome del túnel carpiano

El CCL5 es un gen implicado en la generación del dolor neuropático, que está aumentado en el suero de los pacientes con síndrome del túnel carpiano (STC), en comparación con los controles sanos, esto se ha demostrado en experimentos en los que se trató a ratones con el antagonista del CCL5 met-RANTES o en ratones carentes de CCL5. Por otro lado, la expresión del factor de crecimiento transformante beta (TGF-beta) se ha implicado en la patogénesis del STC, principalmente en relación con los cambios fibróticos, por lo tanto, los niveles de TGF-beta más elevados pueden ser impulsores de los cambios fibróticos en el STC, en lugar de proteger contra el dolor neuropático.

CC en base al informe:
Systemic Inflammatory Markers in Neuropathic Pain, Nerve Injury, and Recovery. Pain, 2022
11/08/2022
Síndromes de dolor facial tipo ataque

Según una investigación realizada en Alemania, los síndromes de dolor facial tipo ataque se asemejan a los síndromes de cefalea primaria, como la migraña o la cefalea en racimos, y se caracterizan por dolor localizado por debajo de la línea orbitomeatal que se presenta en ataques. En estos, la migraña facial dura de 4 a 72 horas y se detectan síntomas vegetativos asociados, mientras que los ataques faciales en racimo duran entre 15 minutos y 3 horas y cursan con síntomas autonómicos típicos. Las cefaleas autonómicas del trigémino y la cefalea punzante primaria también pueden presentarse como dolor facial. Los pacientes con migraña facial prácticamente nunca experimentan aura y los síntomas autonómicos del trigémino asociados son significativamente menos intensos en los ataques faciales en racimo. Como regla general, el tratamiento de estos síndromes debe seguir la cefalea correspondiente.

CC en base al informe:
Idiopathic Facial Pain Syndromes. Dtsch Arztebl Int, 2021
10/08/2022
La autoeficacia en el dolor

Los resultados de un estudio realizado en los Estados Unidos indican que la autoeficacia en el dolor es un factor clave en el dolor crónico. Esto destaca la importancia de medir autoeficacia en el dolor en todo paciente con dolor crónico. A los individuos con baja autoeficacia en el dolor se les puede ensañar habilidades para mejorar su confianza general, incluida la autoeficacia para abordar el dolor de forma independiente, y funcionar de manera óptima en la vida diaria.

CC en base al informe:
The Relationship Between Psychosocial Factors and Reported Disability: the Role of Pain Self-efficacy. BMC Musculoskelet Disord, 2022
10/08/2022
Nervios en la Región Cutánea de la Arteria Femoral

Existen varios nervios que inervan el área por encima de la región de la arteria femoral, entre ellos los nervios iliohipogástrico, ilioinguinal con sus ramas genitales y femorales y, de manera más infrecuente, el femoral cutáneo lateral. La piel está inervada por nervios nociceptivos pequeños mielinizados que terminan en la epidermis, con mayor densidad de fibras en el tejido epidérmico.

CC en base al informe:
Effectiveness of Topical Lidocaine-Prilocaine Cream for Pain Control During Femoral Artery Catheterization in Adult Patients: a Prospective Study. J Vasc Interv Neurol, 2018
09/08/2022
Anestesia Tópica en Toracocentesis y Abdominocentesis

Un estudio indicó que el número de intentos para realizar paracentesis, tanto abdominal como de tórax, fue significativamente mayor en el grupo de pacientes que recibió prilocaína-lidocaína que en el grupo que recibió lidocaína. Esta diferencia fue más notoria en pacientes sometidos a abdominocentesis. El número de intentos para realizar el procedimiento en individuos con abdominocentesis en el grupo de prilocaína-lidocaína en crema fue mayor que en el de lidocaína; sin embargo, el número de intentos para realizar la toracocentesis no varió de manera significativa entre ambos grupos.

CC en base al informe:
Comparing the Effect of Lidocaine-Prilocaine Cream and Infiltrative Lidocaine on Overall Pain Perception During Thoracentesis and Abdominocentesis: A Randomized Clinical Trial. Anesth Pain Med, 2020
06/08/2022
Inflamación

Las primeras descripciones de la inflamación datan de las culturas egipcia y griega. Aulus Cornelius Celsus describió, en el siglo primero, los 4 signos cardinales de la inflamación: rubor, calor, tumoración y dolor. Galeno agregó el quinto signo, pérdida de función.

CC en base al informe:
From NSAIDs to Glucocorticoids and Beyond. Cells, 2021
05/08/2022
Dolor neuropático después de lesión de médula espinal

Las normas de práctica clínica para el tratamiento del dolor neuropático después de una lesión de la médula espinal sugieren a los pacientes seguir estrategias de control personal para reducir la intensidad, sobrellevar el dolor y mejorar la capacidad funcional. Estas estrategias incluyen hipnosis, ejercicio, yoga, masajes, estiramientos, educación sobre ritmo, apoyo de pares y acupuntura. La estrategia integral de tratamiento del dolor también debe abordar el sueño y el estado de ánimo, que puede incluir estrategias farmacológicas y no farmacológicas. El gabapentín, la pregabalina y la amitriptilina pueden mejorar el sueño.

CC en base al informe:
The CanPain SCI Clinical Practice Guidelines for Rehabilitation Management of Neuropathic Pain After Spinal cord Injury: 2021 Update. Spinal Cord, 2022
28/07/2022
Seguridad de los analgésicos

Según una investigación, los analgésicos más utilizados son las benzodiazepinas, los esteroides, la morfina (opioides) y los antiinflamatorios no esteroides (AINE). Cada uno de estos tiene diferentes efectos adversos asociados. Los AINE suelen provocar efectos adversos gastrointestinales. Los opioides se vinculan con estreñimiento, dificultad para orinar, disfunción sexual, adicción, abuso y tolerancia. Los esteroides pueden provocar glaucoma, insomnio, presión arterial y osteoporosis. La interrupción abrupta de los esteroides puede causar algunos efectos de abstinencia como diarrea, desmayos e hipoglucemia. Las benzodiazepinas general algunos efectos adversos, como trastornos del sueño, depresión e irritación, así como disfunción sexual, dependencia y tolerancia.

CC en base al informe:
Pain Perception and Management: Where do We Stand?. Curr Mol Pharmacol, 2021
26/08/2022
Efectos de la analgesia epidural torácica

Además de su efecto analgésico, se ha postulado que la analgesia epidural torácica tiene efectos beneficiosos sobre la función inmunitaria, la función metabólica, la coagulación y la función intestinal.

CC en base al informe:
Regional Anesthesia and Acute Perioperative Pain Management in Thoracic Surgery: A Narrative Review. Journal of thoracic disease, 2022
12/07/2022
Mediadores entre dolor y discapacidad

El miedo al dolor, la angustia psicológica y la confianza en sí mismo son mediadores en el individuo entre el dolor y la discapacidad.

CC en base al informe:
From Fear to Safety: A Roadmap to Recovery From Musculoskeletal Pain. Physical Therapy, 2022
12/07/2022
Uso de Opioides en América Latina

Los países en desarrollo (incluidos los latinoamericanos) representan el 80% de la población mundial, pero el consumo de opioides fuertes (por ejemplo, la morfina) para aliviar el dolor apenas alcanza el 6% del total mundial.

CC en base al informe:
The Role of Tramadol in Pain Management in Latin America: A Report by the Change Pain Latin America Advisory Panel. Curr Med Res Opin, 2017
11/07/2022
Los estados emocionales y el dolor crónico

Según una investigación, los estados emocionales juegan un papel clave en la aparición, el mantenimiento, la evaluación y el tratamiento del dolor crónico y, por lo tanto, deben ser abordados para lograr aliviar esta complicación.

CC en base al informe:
Efficacy of the iDBT-Pain Skills Training Intervention to Reduce Emotional Dysregulation and Pain Intensity in People with Chronic Pain: Protocol for a Single-case Experimental Design with Multiple Baselines. BMJ Open, 2021
11/07/2022
Corticoides en la Artritis Reumatoidea

Según lo observado en otras enfermedades con mediadores inmunes como la polimialgia reumática, los corticoides pueden aliviar síntomas no necesariamente relacionados con la actividad de la enfermedad. Esto posiblemente perpetúe la prescripción de corticoides, a pesar de las recomendaciones de guías y la evidencia de estudios sobre la asociación con diabetes, hipertensión y el riesgo de enfermedad cardiovascular, en pacientes con artritis reumatoidea. Además, podría enmascarar síntomas de mal control de esta enfermedad.

CC en base al informe:
Changes in the Pharmacological Management of Rheumatoid Arthritis Over two Decades. Rheumatol, 2021
2  3  4  5  6  7  8  9  10  Avanza 10 páginas
ua80817