Conceptos Categóricos

EFECTOS ADVERSOS ASOCIADOS CON VACUNAS CON ARNM CONTRA COVID-19

EFECTOS ADVERSOS ASOCIADOS CON VACUNAS CON ARNM CONTRA COVID-19


Oakland, EE.UU.
El objetivo del presente estudio fue determinar si las vacunas contra COVID-19 con ARN mensajero se asocian con efectos adversos graves, entre 1 y 21 días después de la aplicación. En el análisis preliminar, con 6.2 millones de sujetos que recibieron 11.8 millones de dosis de estas vacunas, no se observó aumento significativo del índice de eventos graves; ningún criterio asociado con la vacunación alcanzó la señal de seguridad preespecificada.

JAMA 1-10

Autores:
Klein NP

Institución/es participante/s en la investigación:
Kaiser Permanente Vaccine Study Center

Título original:
Surveillance for Adverse Events After COVID-19 mRNA Vaccination

Título en castellano:
Vigilancia para los Efectos Adversos después de la Aplicación de Vacunas con ARNm contra COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.92 páginas impresas en papel A4
Introducción
La finalización de la pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) depende en gran medida de la disponibilidad de vacunas eficaces y seguras. Hasta la fecha se dispone de dos vacunas con ARN mensajero (ARNm) contra COVID-19: la vacuna BNT162b2 de Pfizer-BioNTech, y la vacuna mRNA-1273 de Moderna, las dos primeras vacunas contra coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2) autorizadas en los Estados Unidos. Estudios de fase III a gran escala con ambas vacunas mostraron eficacia de más del 94% contra la infección sintomática por SARS-CoV-2. En esos trabajos, la incidencia de efectos adversos graves fue baja. El 11 de diciembre de 2020 se autorizó el uso de emergencia de la vacuna BNT162b2, mientras que la vacuna mRNA-1273 fue aprobada el 18 de diciembre del mismo año. La aplicación de estas vacunas en  la población comenzó a mediados de diciembre de 2020. Los efectos adversos graves o infrecuentes asociados con las vacunas podrían no identificarse en estudios de fase III, debido al tamaño reducido de las muestras, los criterios estrictos de inclusión, el seguimiento de corta duración y las características de los participantes, probablemente no representativos de la totalidad de la población que va a ser vacunada. Además, la experiencia con vacunas de este tipo es limitada. En este contexto, la vigilancia posterior a la aprobación es fundamental para garantizar la seguridad. Desde 2006, el Vaccine Safety Datalink, un programa de colaboración entre los sistemas de salud de los Estados Unidos y los Centers for Disease Control and Prevention (CDC), lleva a cabo vigilancias semanales de los pacientes vacunados. Inmediatamente después de la aplicación de la primera vacuna contra COVID-19 en diciembre de 2020 comenzó la monitorización semanal de vigilancia. En el presente estudio se comunican los primeros resultados para el riesgo de eventos adversos de las vacunas con ARNm contra COVID-19, desde el inicio de la vacunación hasta junio de 2021.  

Materiales y métodos
El presente estudio es un análisis preliminar de seguridad del Vaccine Safety Datalink. Se evaluaron 10 162 227 sujetos de 8 planes de salud de los Estados Unidos, monitorizados entre 14 de diciembre de 2020 y 26 de junio de 2021. El criterio de exposición fue la inmunización con la vacuna BNT162b2 de Pfizer-BioNTech, o la vacuna mRNA-1273 de Moderna, con un intervalo de riesgo de 21 días para los individuos que recibieron la dosis 1 o 2, en comparación con un intervalo de 22 a 42 días, después de la dosis 1 o 2. El criterio principal de valoración fue la incidencia de 23 efectos adversos graves, entre ellos infarto agudo de miocardio, parálisis de Bell, trombosis de senos venosos cerebrales, síndrome de Guillain-Barré, miocarditis y pericarditis, embolismo pulmonar, accidente cerebrovascular, y síndrome de trombosis con trombocitopenia. La incidencia de eventos adversos que ocurrieron entre los individuos  vacunados, 1 a 21 días después de la aplicación de las vacunas con ARNm (dosis 1 o dosis 2) se comparó con la de sujetos que recibieron la dosis más reciente entre 22 y 42 días antes. Mediante modelos de regresión de Poisson se estimaron los rate ratios (RR), con ajuste por edad, sexo, etnia, plan de salud y día calendario. Para la señal de seguridad se requirió un valor de p < 0.0048, con el objetivo de mantener el valor del error de tipo I por debajo de 0.05 durante 2 años de análisis semanales. Para 4 valoraciones adicionales, incluidas las reacciones anafilácticas, se aplicaron sólo métodos descriptivos.  

Resultados
Se analizaron 11 845 128 dosis de vacunas con ARNm (57% BNT162b2; 6 175 813 primeras dosis y 5 669 315 segundas dosis) administradas a 6.2 millones de sujetos de 49 años en promedio (54% mujeres).  La incidencia de eventos por cada 1 000 000 persona-años durante el intervalo de riesgo, respecto de los intervalos de comparación, para el ACV isquémico fue de 1612 en comparación con 1781 (RR de 0.97; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]= 0.87 a 1.08); para la apendicitis, de 1179 y 1345, respectivamente (RR de 0.82; IC 95% = 0.73 a 0.93), y para el infarto agudo de miocardio, de 935 respecto de 1030 (RR de 1.02; IC 95% = 0.89 a 1.18). Ningún criterio asociado con la vacunación alcanzó el criterio de señal preespecificado. La incidencia confirmada de anafilaxia fue de 4.8 (IC 95% = 3.2 a 6.9) por millón de dosis de la vacuna BNT162b2 y de 5.1 (IC 95% = 3.3 a 7.6) por millón de dosis de vacuna mRNA-1273.  

Conclusión
Los resultados del presente estudio preliminar de vigilancia de vacunas contra COVID-19 con ARNm sugieren que la incidencia de efectos adversos graves específicos no se incrementa significativamente entre 1 y 21 días después de la vacunación, en comparación con el período entre 22 y 42 días luego de la vacunación; la continuidad de los programas de vigilancia es fundamental para establecer conclusiones firmes.
ua40317

Imprimir esta página
-->