Conceptos Categóricos

LAS CONSECUENCIAS A LARGO PLAZO DE LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019

LAS CONSECUENCIAS A LARGO PLAZO DE LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019


Beijing, China
La mayoría de los sobrevivientes de enfermedad por coronavirus 2019 tuvieron una buena recuperación física y funcional durante el seguimiento de un año y han regresado a su trabajo y a su vida cotidiana.

The Lancet 398(10302):747-758

Autores:
Cao B

Institución/es participante/s en la investigación:
China-Japan Friendship Hospital

Título original:
1-year Outcomes in Hospital Survivors with COVID-19: a Longitudinal Cohort Study

Título en castellano:
Resultados a Un Año en Sobrevivientes Hospitalarios con COVID-19: Un Estudio de Cohorte Longitudinal

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.95 páginas impresas en papel A4
Introducción
La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) sigue siendo una emergencia de salud pública de interés internacional, lo que resulta en una enorme carga mundial de morbilidad. La gama completa de consecuencias para la salud a largo plazo de la COVID-19 en pacientes que son dados de alta del hospital no está clara. Se requiere abordar de forma urgente la fisiopatología de las secuelas posteriores a la COVID-19, ya que esto es crucial para el desarrollo del tratamiento y la prevención de malos resultados después de la infección aguda por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés). Además, la información sobre el uso de la atención médica y el estado laboral durante el primer año después del alta hospitalaria entre estos pacientes es alarmante. El objetivo del presente estudio fue comparar de manera integral las consecuencias para la salud de los pacientes con COVID-19 que fueron dados de alta del hospital entre 6 y 12 meses después del inicio de los síntomas. Además, se determinó si los sobrevivientes de COVID-19 habían regresado a un estado de salud inicial un año después de la aparición de los síntomas en comparación con los controles sin COVID-19.  

Métodos
Se realizó un estudio de cohorte ambidireccional de sobrevivientes de COVID-19 confirmado por laboratorio que habían sido dados de alta del Hospital Jin Yin-tan (Wuhan, China) entre el 7 de enero y el 29 de mayo de 2020. En la visita de seguimiento a los 6 y 12 meses, los sobrevivientes fueron entrevistados con cuestionarios sobre síntomas y calidad de vida relacionada con la salud (CVRS), y se les realizó un examen físico, una prueba de marcha de 6 min y pruebas de laboratorio. Además, se les pidió que informaran sobre el uso de atención médica después del alta y el estado laboral en la visita de los 12 meses. Los supervivientes que habían completado las pruebas de función pulmonar o tenían anomalías radiográficas pulmonares a los 6 meses recibieron las pruebas correspondientes a los 12 meses. Los participantes sin COVID-19 (controles) emparejados por edad, sexo y comorbilidades fueron entrevistados y completaron cuestionarios para evaluar los síntomas prevalentes y la CVRS. Los resultados primarios fueron los síntomas, el puntaje del British Medical Research Council modificado (mMRC, por sus siglas en inglés), la CVRS y la distancia recorrida en 6 min (DR6M). Se utilizaron modelos de regresión logística ajustados multivariables para evaluar los factores de riesgo de los resultados a los 12 meses.  

Resultados
Un total de 1276 sobrevivientes de COVID-19 completaron ambas visitas. La mediana de edad de los pacientes fue 59.0 años y 681 (53%) varones. La mediana del tiempo de seguimiento fue de 185.0 días para la visita de 6 meses y 349.0 días para la visita de 12 meses después del inicio de los síntomas. El 68% de los pacientes recibió oxígeno a través de cánulas nasales y mascarilla durante la hospitalización, y el 7% requirió cánula nasal de alto flujo, ventilación mecánica no invasiva o ventilación mecánica invasiva. El 4% de los pacientes fueron admitidos en la unidad de cuidados intensivos (UCI), con una mediana de duración de la estadía en la UCI de 18.0 días. El 24% de los pacientes recibieron tratamiento con corticoides durante la estadía hospitalaria. La proporción de pacientes con al menos un síntoma de secuelas disminuyó del 68% (831/1227) a los 6 meses al 49% (620/1272) a los 12 meses (p < 0.0001). La fatiga o debilidad muscular fue el síntoma informado con mayor frecuencia en ambas visitas, pero la proporción cayó del 52% (636/1230) a los 6 meses al 20% (255/1272) a los 12 meses (p < 0.0001). La proporción de pacientes con disnea, caracterizada por un puntaje de mMRC de uno o más, aumentó ligeramente del 26% (313/1185) en la visita a los 6 meses al 30% (380/1271) en la visita a los 12 meses (p= 0.014). Además, más pacientes tenían ansiedad o depresión en la visita a los 12 meses (26% [331/1271] en la visita a los 12 meses frente al 23% [274/1187] en la visita a los 6 meses; p= 0.015). No se observaron diferencias significativas en la DR6M entre los 6 meses y los 12 meses. El 88% (422/479) de los pacientes que estaban empleados antes de tener COVID-19 habían regresado a su trabajo original a los 12 meses. En comparación con los varones, las mujeres tenían un odds ratio (OR) de 1.43 (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]= 1.04 a 1.96) para fatiga o debilidad muscular, 2.00 (IC 95%= 1.48 a 2.69) para ansiedad o depresión, y 2.97 (IC 95% = 1.50 a 5.88) para deterioro de la difusión. La terapia con corticoides en la fase aguda se asoció con un mayor riesgo de fatiga o debilidad muscular (OR= 1.51, IC 95% = 1.05 a 2.16). La terapia con inmunoglobulina intravenosa en la fase aguda disminuyó el riesgo de fatiga o debilidad muscular (OR = 0.65, IC 95% = 0.43 a 0.98). Los sobrevivientes de COVID-19 emparejados a los 12 meses tenían más problemas de movilidad, dolor o malestar y ansiedad o depresión, y tenían síntomas más prevalentes que los controles.  

Conclusiones
La mayoría de los sobrevivientes de COVID-19 tuvieron una buena recuperación física y funcional durante el seguimiento de un año después de la infección aguda y habían regresado a su trabajo y vida originales. Sin embargo, el estado de salud en la cohorte de sobrevivientes de COVID-19 a los 12 meses fue más bajo que el de los controles. 
ua40317

Imprimir esta página
-->