Conceptos Categóricos

DIABETES TIPO 1 EN LA REGIÓN DE LOMBARDÍA, ITALIA, DURANTE LA PANDEMIA DE COVID-19

DIABETES TIPO 1 EN LA REGIÓN DE LOMBARDÍA, ITALIA, DURANTE LA PANDEMIA DE COVID-19


Milan, Italia
Los resultados del presente estudio sugieren un aumento de la incidencia de diabetes tipo 1 en la niñez en los últimos 5 años; es posible que las olas de la pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), y las cuarentenas implementadas, hayan afectado los síntomas de presentación de la enfermedad, especialmente en términos de la frecuencia de cetoacidosis diabética y de cetoacidosis diabética grave como forma de inicio de la diabetes tipo 1.

EclinicalMedicine 39(101067):1-6

Autores:
Mameli C

Institución/es participante/s en la investigación:
Università di Milano

Título original:
Type 1 Diabetes Onset in Lombardy Region, Italy, During the COVID-19 Pandemic: The Double-wave Occurrence

Título en castellano:
Inicio de la Diabetes Tipo 1 en la Región de Lombardía, Italia, durante la Pandemia de COVID-19: Efectos de la Doble Ola

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.95 páginas impresas en papel A4
Introducción
La pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), causada por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2) aún tiene consecuencias sumamente desfavorables sobre la salud de la población de todo el mundo. En la región de Lombardía, en el norte de Italia, se registraron más de 1.6 millones de casos y 55 000 decesos, con la incidencia más alta de COVID-19, y el colapso del sistema de salud, especialmente durante la primera ola, en marzo y abril de 2020. El 9 de marzo de 2020, el gobierno italiano implementó la primera cuarentena; el sistema de salud se reorganizó por completo para hacer frente a esta nueva situación epidemiológica. Luego del pico de la epidemia a mediados de marzo, la curva comenzó a declinar lentamente; el 4 de mayo de 2020, las restricciones comenzaron a liberarse. Cinco meses más tarde surgió la segunda ola, de inicio en octubre, y con el pico máximo en noviembre, con descenso del número de casos en el transcurso de los meses posteriores. Lombardía nuevamente fue el epicentro de la segunda ola, que obligó a imponer una nueva cuarentena. Aunque todos los esfuerzos sanitarios se destinaron a la asistencia de pacientes con COVID-19, las enfermedades crónicas habituales no desaparecieron y es posible que hayan tenido cambios en sus patrones de presentación y evolución, como consecuencia de COVID-19 y, fundamentalmente, de las medidas de restricción. En este escenario, es posible que las características epidemiológicas de la diabetes tipo 1 hayan cambiado sustancialmente durante la pandemia de COVID-19. En el presente estudio prospectivo se analizó la incidencia de diabetes tipo 1, en la población pediátrica de la región de Lombardía durante el 2020, en comparación con los 3 años previos (2017, 2018 y 2019). Se analizó la frecuencia de diabetes tipo 1, de cetoacidosis diabética y de internación en unidades de cuidados intensivos pediátricos (UCIP) en niños y adolescentes de 0 a 17 años, especialmente durante las dos olas de la pandemia de COVID-19.  

Pacientes y métodos
Para el presente estudio se analizaron de manera prospectiva las historias clínicas de los niños (0 a 17 años) con diabetes tipo 1 de reciente inicio durante 2020. Se calculó la incidencia anual y los datos se compararon con los de los 3 años anteriores, por medio de modelos lineales generalizados, con ajuste según la edad y el sexo. Se analizaron los casos de diabetes tipo 1 de reciente inicio y de cetoacidosis diabética que ocurrieron mensualmente entre 2017 y 2020.  

Resultados
La incidencia estimada de diabetes tipo 1 fue de 16 por cada 100 000 en 2020, en comparación con 14, 11 y 12 por cada 100 000 en 2019, 2018 y 2017, respectivamente. En los modelos con ajuste por edad y sexo, la incidencia de diabetes tipo 1 fue significativamente más baja en 2018 y 2017, en comparación con 2020 (cociente de incidencia ajustado de 0.73 y 0.77 respectivamente, intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.63 a 0.84 y de 0.67 a 0.83; p = 0.002 y p = 0.01, en el mismo orden). En cambio, no se registraron diferencias significativas entre 2019 y 2020. Se comprobó una tendencia en descenso en el porcentaje de casos con diagnóstico de diabetes tipo 1 durante la primera ola de la pandemia de COVID-19 (marzo y abril), respecto del total de diagnósticos anuales, en comparación con los años anteriores (11.7% en 2020, 17.7% en 2019, 14.1% en 2018 y 14.4% en 2017). No se observaron diferencias durante la segunda ola de COVID-19 (entre los meses de octubre y diciembre: 32.8% en 2020, 33.8% en 2019, 34% en 2018, y 30.7% en 2017). El porcentaje de casos de cetoacidosis diabética respecto de la totalidad de diagnósticos de diabetes tipo 1 tendió a ser más alto durante la segunda ola, en comparación con la primera ola (41.7% respecto de 33.3%), mientras que la proporción de casos de cetoacidosis grave, respecto del total de pacientes con cetoacidosis, fue más alta durante la primera ola (60%, en comparación con 37.1%).  

Conclusión
Los efectos de la pandemia de COVID-19 sobre la incidencia de diabetes tipo 1 en niños todavía no se conocen con precisión; los estudios al respecto mostraron resultados contradictorios. La mayoría de los trabajos se realizó en la primera fase de la pandemia, con unos pocos meses de observación y con análisis de unos pocos aspectos clínicos de la enfermedad, por ejemplo la incidencia de cetoacidosis diabética. Para el presente estudio se analizaron datos de la región de Lombardía en la cual se registraron los índices más altos de mortalidad por COVID-19; los hallazgos sugieren que la incidencia de diabetes tipo 1 aumentó significativamente en 2020, en comparación con la incidencia en los 3 años previos. Asimismo, se registraron diferencias importantes entre la primera y la segunda ola de COVID-19, en el número de diagnósticos de diabetes tipo 1, la presentación de la enfermedad en forma de cetoacidosis diabética, la frecuencia de cetoacidosis diabética grave y la necesidad de internación en unidades de cuidados intensivos pediátricos. Los resultados globales sugieren que la incidencia de diabetes tipo 1 en niños está en aumento en esa región.
ua40317

Imprimir esta página
-->