Conceptos Categóricos

ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 Y CEFALEAS

ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 Y CEFALEAS


Safat, Kuwait
La pandemia de COVID-19 ejerce efectos distintivos sobre la evolución de las cefaleas en sujetos con antecedente de cefalea primaria o sin este antecedente. Las cefaleas luego de COVID-19 son significativamente más intensas y más frecuentes, por lo general con el fenotipo de migraña. La intensidad del dolor se asocia con el sexo masculino, la menor edad, y la infección moderada por COVID-19; la cefalea posCOVID tiende a mejorar en el transcurso de unos pocos meses.

Journal of Headache and Pain 22(97):1-10

Autores:
Al-Hashe JY

Institución/es participante/s en la investigación:
IBN Sina Hospital

Título original:
Coronavirus Disease-19 and Headache; Impact on Pre-existing and Characteristics of de Novo: a Cross-sectional Study

Título en castellano:
Enfermedad por Coronavirus 2019 y Cefaleas; Influencia sobre las Características de la Enfermedad Preexistente y Enfermedad de Reciente Aparición: Estudio Transversal

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.22 páginas impresas en papel A4
Introducción
La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) es causada por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2). Los pacientes con infección por SARS-CoV-2 pueden permanecer asintomáticos, o experimentar un amplio espectro de manifestaciones clínicas; se estima que alrededor del 33% de los sujetos infectados nunca tiene síntomas. Las manifestaciones clínicas más frecuentes son la fiebre, la tos, las mialgias y la fatiga; sin embargo, también se suelen referir manifestaciones neurológicas, como cefaleas, mareos, anosmia, trastornos de la conciencia y enfermedad cerebrovascular aguda. Si bien las cefaleas fueron consideradas por el Centre for Disease Control and Prevention como uno los principales síntomas de COVID-19, se dispone de poca información en relación con las características y la evolución de las cefaleas en pacientes con COVID-19. Las cefaleas atribuibles a infección viral sistémica se incluyen en la tercera edición de la International Classification of Headache Disorders (ICHD-3), y aunque son muy frecuentes, las características particulares no han sido definidas. Se estimó que durante la pandemia de COVID-19, la incidencia de cefaleas aumentó en alrededor de 5 veces, en las regiones afectadas; en un metanálisis con 21 estudios y 6486 pacientes, la prevalencia se calculó en 10.9% (8.6% a 13.5%). En la mayoría de los estudios, la prevalencia de cefaleas en pacientes con COVID-19 ha sido cercana a 12%. Durante la pandemia de COVID-19 se registró un incremento del número de consultas por agravamiento de cefaleas preexistentes o por cefaleas de nueva aparición luego de COVID-19. El objetivo del presente estudio fue determinar la frecuencia, las particularidades y la evolución clínica de las cefaleas primarias preexistentes (migraña y cefalea de tipo tensional), y las características de las cefaleas de aparición luego de COVID-19 confirmada por reacción en cadena de la polimerasa por transcripción reversa (RT-PCR por su sigla en inglés).  

Pacientes y métodos
El estudio transversal se realizó en el Ibn Sina Hospital de Kuwait; los pacientes se reclutaron en la clínica de cefaleas del hospital, un centro especializado en neurología y un hospital de nivel terciario en Kuwait. Se analizaron pacientes de 18 a 65 años de ambos sexos, asistidos en la clínica de cefaleas en el transcurso de los 3 meses que siguieron al diagnóstico de infección por SARS-CoV-2, confirmado por RT-PCR en hisopado nasofaríngeo. Se excluyeron los pacientes con comorbilidades clínicas o mentales. Los pacientes fueron entrevistados por neurólogos; se tuvo especialmente en cuenta el antecedente de cefaleas, antes de COVID-19, según los criterios de la ICHD-3. Específicamente se analizaron la frecuencia, la gravedad según los resultados de la escala visual analógica (EVA), y el uso de medicación analgésica. La información se recogió en cuestionarios especiales, revisados por dos neurólogos independientes, y valorada en 10 pacientes con migraña para su validación. En el cuestionario se recogen datos acerca de las características demográficas y clínicas (edad, sexo, frecuencia de los episodios de migrañas, duración de los episodios agudos, número de analgésicos utilizados por mes y puntaje en la EVA). También se registra información en relación con la gravedad de los síntomas de COVID-19: COVID-19 leve, permanencia en el hogar; COVID-19 moderada, necesidad de internación, y COVID-19 grave, antecedente de internación en unidades de cuidados intensivos. La clasificación de las cefaleas primarias preexistentes se basó en los criterios de la ICHD. Los pacientes refirieron si las cefaleas después de COVID-19 fueron similares o diferentes en comparación con las cefaleas previas a COVID-19. Las cefaleas “nuevas” fueron aquellas que aparecieron durante o inmediatamente después de COVID-19, en pacientes sin antecedente de migraña. Se consideraron dos criterios principales de valoración: los efectos de COVID-19 sobre la gravedad, la frecuencia y el uso de analgésicos en pacientes con cefaleas primarias, y las características de las cefaleas de reciente aparición en asociación con COVID-19.  

Resultados
Fueron evaluados 121 pacientes de 35.29 años en promedio; el 83.5% eran mujeres. Antes de COVID-19, 78 pacientes (64.5%) referían migrañas y 11 (9.1%) refirieron cefaleas de tipo tensional; 32 pacientes (26.4%) presentaron cefaleas de reciente inicio luego de COVID-19. Los pacientes refirieron un incremento significativo del número de días con cefaleas luego de COVID-19, en comparación con la cantidad de días de afectación antes de COVID-19 (11.09 ± 8.45 y 8.66 ± 7.49, respectivamente; p < 0.006). Luego de COVID-19, el uso de medicación analgésica aumentó de manera sustancial, entre los pacientes con migraña (p = 0.002), mientras que en los pacientes con cefalea de tipo tensional se comprobó un aumento significativo de la gravedad (p = 0.033) y la frecuencia (p = 0.006) de los episodios de migraña. Las cefaleas frontales y temporales fueron el tipo más comúnmente referido de migraña (40.6% en cada caso) en los pacientes con enfermedad de inicio luego de COVID-19. Los pacientes de menos de 40 años tuvieron duración más prolongada de los episodios de migraña (p = 0.045) luego de COVID-19. Los hombres, respecto de las mujeres, tuvieron cefaleas más graves luego de COVID-19. Las cefaleas de reciente aparición después de COVID-19 remitieron en el transcurso del mes en la mayoría de los pacientes (65.3%).  

Conclusión
Los resultados del presente estudio indican que las cefaleas primarias empeoran después de COVID-19; asimismo, las cefaleas de reciente aparición son frecuentes después de COVID-19, aunque por lo general desaparecen en el transcurso del mes. Las cefaleas relacionadas con COVID-19 son importantes y suelen presentar el fenotipo de migraña. Los hombres jóvenes con COVID-19 tienden a referir peor cefalea. La pandemia de COVID-19 ejerce efectos distintivos sobre la evolución de las cefaleas en sujetos con antecedente de cefaleas primaria. Las cefaleas luego de COVID-19 son significativamente más intensas y más frecuentes, por lo general con el fenotipo de migraña. La intensidad del dolor se asoció con el sexo masculino, la menor edad y la infección moderada por COVID-19; la cefalea posCOVID tendió a mejorar en el transcurso de unos pocos meses, de modo que se puede pronosticar e informar a los enfermos que las cefaleas volverán a ser como antes de COVID-19, en el transcurso de unos pocos meses, luego de la infección aguda. Incluso así, se requieren más estudios para una mejor caracterización de las cefaleas asociadas con COVID-19.
ua40317

Imprimir esta página
-->