Conceptos Categóricos

EVOLUCIÓN CLÍNICA DE PACIENTES CON ANOSMIA 1 AÑO DESPUÉS DEL DIAGNÓSTICO DE COVID-19

EVOLUCIÓN CLÍNICA DE PACIENTES CON ANOSMIA 1 AÑO DESPUÉS DEL DIAGNÓSTICO DE COVID-19


Strasburg, Francia
Los resultados del presente estudio indican que la anosmia persistente relacionada con COVID-19 tiene un pronóstico a largo plazo excelente; la mayoría de los enfermos presenta recuperación del olfato al año. También ponen de manifiesto la importancia de aplicar métodos subjetivos y objetivos para determinar, con precisión, la magnitud del trastorno olfatorio luego de la infección.

JAMA Network Open 4(6):1-4

Autores:
Renaud M

Institución/es participante/s en la investigación:
University Hospitals of Strasbourg

Título original:
Clinical Outcomes for Patients With Anosmia 1 Year After COVID-19 Diagnosis

Título en castellano:
Evolución Clínica de Pacientes con Anosmia 1 Año después del Diagnóstico de COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.88 páginas impresas en papel A4
Introducción
Desde que la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) fue declarada pandemia a principios de 2020, la anosmia rápidamente surgió como un signo característico de la infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2). Sin embargo, la evolución en el tiempo y la reversibilidad de los trastornos olfatorios relacionados con COVID-19, los cuales pueden persistir y afectar considerablemente la calidad de vida de los enfermos, no han sido definidas con precisión. El presente estudio tuvo por objetivo determinar la evolución clínica y el pronóstico de pacientes con anosmia relacionada con COVID-19, al año de la infección aguda; en un subgrupo de pacientes se realizaron pruebas funcionales olfatorias de manera seriada.  

Pacientes y métodos
Para el presente estudio de observación se siguieron las pautas Strengthening the Reporting of Observational Studies in Epidemiology (STROBE). En abril de 2020, los autores publicaron un estudio con una cohorte de pacientes con COVID-19 confirmada por reacción en cadena de la polimerasa  y pérdida aguda del olfato de más de 7 días de duración. En el transcurso del año siguiente, y cada 4 meses, los pacientes fueron entrevistados y fueron sometidos a pruebas olfatorias (prueba de umbrales y de identificación - Sniffin’ Sticks Test). Los pacientes con hiposmia o anosmia fueron seguidos hasta que recuperaron el olfato (la normalidad se definió con valores equivalentes o por encima a los del percentil 10). Los datos se analizaron entre junio de 2020 y marzo de 2021.  

Resultados
Fueron evaluados 97 pacientes (67 mujeres [69.1%]) de 38.8 años en promedio, con pérdida aguda del olfato de más de 7 días de duración. Un total de 51 pacientes (52.6%) fueron sometidos a estudio subjetivo y objetivo de la función olfatoria, y en 46 (47.4%) sólo se realizaron valoraciones subjetivas. Luego de la valoración subjetiva a los 4 meses, 23 de 51 pacientes (45.1%) refirieron recuperación completa del olfato, 27 de 51 enfermos (52.9%) refirieron recuperación parcial y 1 de 51 enfermos (2.0%) no presentó recuperación. En la prueba psicofísica, 43 de 51 pacientes (84.3%) tenían olfato normal, incluidos 19 de 27 (70.0%) pacientes que referían solo recuperación parcial del olfato. Los 8 enfermos restantes (15.7%) que presentaron pérdida subjetiva u objetiva del olfato fueron seguidos hasta el octavo mes; 6 de ellos recuperaron el olfato en las pruebas objetivas. A los 8 meses, las pruebas olfatorias confirmaron la recuperación completa del olfato en 49 de 51 pacientes (96.1%). Dos enfermos permanecían con hiposmia al año (1 presentaba alteraciones del umbral olfatorio y otro paciente tenía parosmia, con identificación anormal de los olores). Entre los pacientes sometidos a pruebas subjetivas únicamente, 13 de 46 pacientes (28.2%) refirieron recuperación satisfactoria a los 4 meses (7 con recuperación total y 6 con recuperación parcial) y los restantes 33 enfermos (71.7%) lo hicieron en el transcurso del año (32 con recuperación total y 14 con recuperación parcial).  

Discusión
Con más de un año de duración de la pandemia de COVID-19, en el presente estudio se describe el pronóstico a largo plazo de una cohorte de pacientes con anosmia vinculada con COVID-19. La mayoría de los pacientes (96.1%) presentó recuperación objetiva a los 12 meses, en comparación con un índice de sólo 85.9% a los 6 meses referido en un estudio previo. Los hallazgos avalan los resultados de los estudios con animales, anatomopatológicos y con pruebas por imágenes, y sugieren que la anosmia vinculada con COVID-19 probablemente obedezca a inflamación periférica. Los resultados del presente estudio también ponen de manifiesto discrepancias entre los datos referidos por los enfermos y los que se obtienen por medio de pruebas objetivas; de hecho, los pacientes tienden a subestimar la recuperación de la función olfatoria, un fenómeno que destaca la importancia de aplicar métodos subjetivos y objetivos para determinar, con precisión, la magnitud del trastorno olfatorio luego de la infección. Las discrepancias serían atribuibles a trastornos cualitativos que afectan la percepción de los olores (parosmia) y a la capacidad limitada de las pruebas para captar la recuperación completa de la función olfatoria en sujetos con mayor capacidad olfativa basal. Se destaca que en el estudio se incluyeron sobre todo mujeres y pacientes jóvenes, de menos de 50 años, factores asociados con recuperación completa del olfato.  

Conclusión
La anosmia persistente relacionada con COVID-19 tiene un pronóstico a largo plazo excelente; la mayoría de los enfermos presenta recuperación del olfato al año.
ua40317

Imprimir esta página
-->