Conceptos Categóricos

OXIGENACIÓN POR MEMBRANA EXTRACORPÓREA PARA EL TRATAMIENTO DE COVID-19

OXIGENACIÓN POR MEMBRANA EXTRACORPÓREA PARA EL TRATAMIENTO DE COVID-19


Singapur, Singapur
La mayoría de los pacientes con enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) que recibió tratamiento con oxigenación por membrana extracorpórea (OMEC) veno-venosa presentaban síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA). La edad avanzada representó un factor de riesgo de mortalidad. La información en conjunto sugiere que la OMEC podría ser una intervención eficaz en pacientes seleccionados con SDRA relacionado con COVID-19.

Critical Care 25(211):1-11

Autores:
Ramanathan K

Institución/es participante/s en la investigación:
National University of Singapore

Título original:
Extracorporeal Membrane Oxygenation for COVID-19: a Systematic Review and Meta-analysis

Título en castellano:
Oxigenación por Membrana Extracorpórea para COVID-19: Revisión Sistemática y Metanálisis

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.95 páginas impresas en papel A4


Introducción
El uso de oxigenación por membrana extracorpórea (OMEC) en pacientes con síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA) ha sido referido en infecciones emergentes en años previos, por ejemplo durante la pandemia de influenza A de 2009 (H1N1), y en la epidemia de coronavirus de síndrome respiratorio de Medio Oriente (Middle East respiratory syndrome coronavirus [MERS-CoV]). Más recientemente, este tipo de tratamiento se utilizó en pacientes con enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) y SDRA. Las guías de la Extracorporeal Life Support Organisation (ELSO), la World Health Organization y la Surviving Sepsis Campaign (SSC) recomiendan considerar el uso de OMEC en pacientes con SDRA asociado con COVID-19, en centros especializados. Asimismo, la OMEC veno-venosa (VV) se recomienda para ciertos pacientes que presentan hipoxemia refractaria al tratamiento con asistencia ventilatoria mecánica y a la colocación en posición prona, en función de los recursos disponibles. Los primeros trabajos en pacientes con SDRA vinculado con COVID-19 tratados con OMEC mostraron resultados desalentadores y motivaron dudas acerca de la eficacia en esta intervención. Sin embargo, en estudios publicados con posterioridad se refirieron mejoras considerables en la evolución clínica. En la primera actualización de las guías de la SSC, publicada recientemente, se sugiere que la OMEC debería considerarse sólo en pacientes estrictamente seleccionados con COVID-19 y SDRA grave (recomendación de fortaleza débil). Debido a que la utilización de este tipo de terapia implica costos importantes para los sistemas de salud, el objetivo de la presente revisión sistemática de la literatura fue resumir la evidencia disponible hasta ahora en relación con el uso de OMEC durante el primer año de la pandemia de COVID-19, e identificar los factores de riesgo asociados con evolución clínica desfavorable, de modo de aportar datos útiles para la toma de decisiones terapéuticas en la práctica diaria.

Métodos
Los artículos para el presente trabajo se identificaron mediante búsqueda bibliográfica en MEDLINE, Embase, Cochrane y Scopus; se consideraron artículos publicados entre 1 de diciembre de 2019 y 10 de enero de 2021. Para la selección de los artículos se aplicaron las pautas Preferred Reporting Items for Systematic Reviews and Meta-analyses (PRISMA). Se consideraron artículos en los cuales se incluyeron 10 pacientes adultos como mínimo con COVID-19 tratados con OMEC. Se tuvieron en cuenta las características de los estudios (diseño, duración, año de publicación, centro en el cual se implementó la OMEC, y las indicaciones para el uso de OMEC), las características demográficas de los pacientes (tamaño de la muestra, porcentaje de hombres y mujeres, edad, índice de masa corporal, comorbilidades), las características clínicas antes del inicio del tratamiento con OMEC (parámetros de ventilación: PaO2/FiO2, pH, niveles séricos de lactato, duración de la asistencia ventilatoria mecánica antes de la indicación de OMEC, terapias adyuvantes, puntaje en el Sequential Organ Failure Assessment [SOFA]), las características de la OMEC (tipo, localización de la canulación, tratamientos adyuvantes [posición prona, bloqueo neuromuscular, uso de inotrópicos y vasopresores, óxido nítrico inhalado, corticoides y agentes inmunomoduladores), la mortalidad y otras variables clínicas de interés. Se realizó metanálisis de efectos aleatorios y metarregresión; el riesgo de sesgo se determinó con el método del Joanna Briggs Institute, en tanto que la calidad de la evidencia se estableció con el sistema GRADE.

Resultados
Para la síntesis cualitativa y la síntesis cuantitativa (metanálisis) se analizaron 22 estudios de observación con 1896 pacientes. La OMEC VV fue la forma más utilizada, en el 98.6% de los casos. Los índices globales de mortalidad intrahospitalaria (22 estudios, 1896 pacientes) en pacientes con COVID-19 tratados con OMEC fueron de 37.1% (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 32.3 a 42.0%, evidencia de certeza alta). La mortalidad global en los pacientes que recibieron OMEC VV fue de 35.7% (IC 95%: 30.7 a 40.7%, evidencia de certeza alta). En la metarregresión se observó que la edad y la duración de la terapia con OMEC fueron factores asociados con índices aumentados de mortalidad. La duración de la OMEC (18 estudios, 1844 pacientes) fue de 15.1 días en promedio (IC 95%: 13.4 a 18.7). La interrupción del tratamiento fue posible en el 67.6% de los enfermos (IC 95%: 50.5 a 82.7%; 17 estudios, 1412 enfermos). Se refirieron 1583 complicaciones en total en asociación con el uso de OMEC (18 estudios, 1721 pacientes); las complicaciones renales fueron las más frecuentes.

Conclusión



La información en conjunto sugiere que la OMEC podría ser una intervención eficaz en pacientes seleccionados con SDRA relacionado con COVID-19.

 


 
ua40317

Imprimir esta página
-->