Conceptos Categóricos

EFICACIA DE LA COLCHICINA PARA EL TRATAMIENTO AMBULATORIO DE PACIENTES CON COVID-19

EFICACIA DE LA COLCHICINA PARA EL TRATAMIENTO AMBULATORIO DE PACIENTES CON COVID-19


Montreal, Canadá
En pacientes ambulatorios con COVID-19 confirmada por PCR, en comparación con placebo, el tratamiento con colchicina se asocia con reducción del índice del criterio de valoración integrado por la mortalidad o la necesidad de internación. En ausencia de terapias orales eficaces para evitar las complicaciones de COVID-19 en pacientes no internados, la colchicina es una droga antiinflamatoria segura y no costosa que debería considerarse en el subgrupo de pacientes con COVID-19 con mayor riesgo de complicaciones.

The Lancet Respiratory Medicine 1-9

Autores:
Tardif JC

Institución/es participante/s en la investigación:
Montreal Heart Institute

Título original:
Colchicine for Community-treated Patients with COVID-19 (COLCORONA): a Phase 3, Randomised, Double-blinded, Adaptive, Placebo-controlled, Multicentre Trial

Título en castellano:
Colchicina para el Tratamiento Ambulatorio de Pacientes con COVID-19 (COLCORONA): Estudio de Fase III, Aleatorizado, a Doble Ciego, Adaptativo, Controlado con Placebo y Multicéntrico

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.16 páginas impresas en papel A4


Introducción
La evidencia en conjunto sugiere que algunos pacientes con enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) tienen una respuesta inflamatoria exagerada, cuyo tratamiento sería importante para reducir el riesgo de complicaciones de la enfermedad. En pacientes internados por COVID-19, el tratamiento con dexametasona se asocia con reducción de la mortalidad; sin embargo, los beneficios sólo ocurrirían en pacientes que reciben asistencia ventilatoria mecánica o aporte de oxígeno. En el estudio de diseño abierto, STOIC, el uso de budesonida, un corticoide inhalatorio, disminuyó la necesidad de asistencia de urgencia en pacientes con COVID-19 precoz. Asimismo, el tratamiento con tocilizumab, un antagonista del receptor de la interleuquina (IL) 6, parece reducir el riesgo de progresión a asistencia ventilatoria mecánica, en pacientes internados por neumonía asociada con COVID-19. El antagonista del receptor de IL-1, anakinra, podría ser eficaz en algunos pacientes con COVID-19. El coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV), estrechamente relacionado con SARS-CoV-2, el agente etiológico de COVID-19, activa el inflamasoma 3 con dominio de pirina (NLRP3). Se ha demostrado activación del inflamasoma NLRP3 en tejido pulmonar de pacientes con COVID-19. Este complejo intracelular activa diversas IL, las cuales a su vez desencadenan la cascada inflamatoria. Los niveles altos de IL-1β y de IL-6 se asocian con evolución clínica desfavorable, en pacientes con COVID-19, de modo que los tratamientos dirigidos contra el inflamasoma NLRP3 (responsable de la secreción de IL-1β) podrían reducir el riesgo de complicaciones en pacientes con riesgo de activación de citoquinas proinflamatorias. Las drogas destinadas a prevenir complicaciones en pacientes ambulatorios con COVID-19 deben reunir algunas características; por ejemplo, deben estar fácilmente disponibles, deben poder administrarse por vía oral, deben ser económicas y deben asociarse con un buen perfil de tolerabilidad y seguridad. La colchicina es un agente con fuerte actividad antiinflamatoria que se utiliza para el tratamiento de la gota, la pericarditis viral, la enfermedad coronaria y la fiebre mediterránea familiar. La colchicina inhibe la polimerización de la tubulina, con efectos sobre el inflamasoma, las moléculas de adhesión celular, y las quimioquinas proinflamatorias. En un modelo experimental de síndrome de distrés respiratorio agudo, la colchicina redujo el daño pulmonar inflamatorio y la insuficiencia respiratoria, al suprimir el reclutamiento y la activación de los leucocitos. Algunos estudios de observación y dos estudios clínicos controlados y aleatorizados, con pacientes internados con COVID-19, también refirieron beneficios clínicos, en asociación con el uso de colchicina. El objetivo del estudio COLchicine CORONAvirus SARS-CoV-2 (COLCORONA) fue conocer los efectos del tratamiento con colchicina, en pacientes ambulatorios con COVID-19, en términos de la internación y la mortalidad. También se analizó el perfil de tolerabilidad y seguridad del fármaco.

Pacientes y métodos
El presente estudio de fase III, aleatorizado, a doble ciego, adaptativo, y controlado con placebo se llevó a cabo en centros de Brasil, Canadá, Grecia, Sudáfrica, España, y los Estados Unidos; fue dirigido por el Montreal Heart Institute. Se analizaron pacientes con COVID-19 confirmada por reacción en cadena de la polimerasa por transcriptasa reversa (RT-PCR) o con criterios clínicos, sin criterios de internación. Se incluyeron pacientes de 40 años o más, con al menos un factor de riesgo de complicaciones. Los participantes fueron asignados de manera aleatoria (1:1) a tratamiento por vía oral con colchicina (0.5 mg dos veces por día durante 3 días y, luego, una vez por día durante 27 días) o a placebo. El criterio principal de valoración fue el parámetro integrado por la mortalidad o la internación por COVID-19. Se dispuso de datos acerca del estado vital al final del estudio para el 97.9% de los enfermos reclutados. Los análisis se realizaron en la población con intención de tratamiento.

Resultados
El reclutamiento para el estudio comenzó el 23 de marzo de 2020 y se completó el 22 de diciembre del mismo año. Fueron incorporados al estudio 4488 pacientes con mediana de edad de 54 años (47 a 61 años; 53.9% mujeres). Un total de 2235 pacientes fueron asignados a tratamiento con colchicina y 2253 recibieron placebo. Los índices del criterio principal de valoración fueron de 4.7% (104 de 2235) en el grupo de colchicina, y de 5.8% (131 de 2252) en el grupo placebo (odds ratio [OR] de 0.79, intervalo de confianza del 95.1% [IC 95%]: 0.61 a 1.03; p = 0.081). Entre los 4159 pacientes con COVID-19 confirmada por PCR, los índices fueron de 4.6% (96 de 2075) en el grupo de colchicina, y de 6% (126 de 2084) en el grupo placebo (OR de 0.75, IC 95%: 0.57 a 0.99; p = 0.042). Se registraron efectos adversos graves en 108 de 2195 pacientes en el grupo de colchicina (4.9%), en comparación con 139 de 2217 sujetos del grupo placebo (6.3%; p = 0.051).   La frecuencia de neumonía fue de 2.9% (63 de 2195) en el grupo de colchicina, y de 4.1% (92 de 2217 pacientes) en el grupo placebo (p = 0.021). Se registró diarrea en 300 pacientes del grupo activo (13.7%) en comparación con 161 enfermos del grupo control (7.3%; p < 0.0001).

Conclusión
Al considerar la totalidad de los enfermos ambulatorios con COVID-19, incluidos aquellos sin diagnóstico confirmado por PCR, el tratamiento con colchicina no se asoció con beneficios clínicos significativos. Sin embargo, en los análisis limitados a los pacientes con COVID-19 confirmada por PCR, el tratamiento con colchicina redujo significativamente el riesgo de internación y de mortalidad, en comparación con placebo. En ausencia de terapias orales eficaces para evitar las complicaciones de COVID-19 en pacientes no internados, la colchicina es una droga antiinflamatoria segura y no costosa que debería considerarse en el subgrupo de pacientes con COVID-19 con riesgo de complicaciones. No obstante, los resultados deberán confirmarse en estudios futuros con pacientes ambulatorios con COVID-19 confirmada por PCR.
ua40317

Imprimir esta página
-->