Conceptos Categóricos

COVID-19 GRAVE EN NIÑOS: CARACTERÍSTICAS Y FACTORES DE RIESGO

COVID-19 GRAVE EN NIÑOS: CARACTERÍSTICAS Y FACTORES DE RIESGO


New York, EE.UU.
La edad por encima de 12 años y los niveles iniciales altos de proteína C-reactiva (PCR) se asocian con la necesidad de internación en unidades de cuidados intensivos pediátricos. La disfunción orgánica se asocia con niveles aumentados de PCR en el momento de la internación, recuento elevado de glóbulos blancos y trombocitopenia.

Annals of Intensive Care 10(171):1-8

Autores:
Fisler G

Institución/es participante/s en la investigación:
Steven and Alexandra Cohen Children’s Medical Center of New York

Título original:
Characteristics and Risk Factors Associated with Critical Illness in Pediatric COVID-19

Título en castellano:
Características y Factores de Riesgo de Enfermedad Grave en Niños con COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.98 páginas impresas en papel A4


Introducción
La enfermedad asociada con la infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2) varía desde una entidad asintomática hasta insuficiencia respiratoria fulminante, refractaria a las terapias convencionales. Los primeros estudios sugirieron que los niños presentan esencialmente enfermedad leve, con riesgo muy baja de necesidad en internación en unidades de cuidados intensivos pediátricos (UCIP) y de asistencia ventilatoria mecánica. Más recientemente, sin embargo, se describieron casos de enfermedad muy grave en subgrupos particulares de niños; incluso así, la infección por SARS-CoV-2 en niños es casi siempre una enfermedad leve. En un primer estudio con 48 niños con COVID-19 grave, internados en 14 UCIP en los Estados Unidos, más del 80% de los pacientes tenían trastornos subyacentes; dos enfermos fallecieron. En un estudio realizado en un único centro, los niveles altos de proteína C-reactiva (PCR) se asociaron con la necesidad de asistencia ventilatoria mecánica en niños con COVID-19. Aunque la evolución clínica de COVID-19 en niños ha sido descripta en muchos trabajos, hasta ahora se desconocen los factores que contribuyen en la disfunción de múltiples órganos, en estos enfermos. El objetivo del presente estudio fue determinar los factores asociados con la internación en UCIP y con la disfunción aguda multiorgánica, en pacientes pediátricos con COVID-19. Se compararon las características de tres grupos de enfermos internados por COVID-19: pacientes sin necesidad de internación en UCIP, pacientes internados en UCIP con disfunción nula o mínima de órganos y pacientes en UCIP, con disfunción de múltiples órganos.  

Pacientes y métodos
Para el presente estudio retrospectivo de cohorte se analizaron todos los pacientes de menos de 21 años (n: 77), internados por COVID-19 en 1 de 2 hospitales del área de Nueva York, entre febrero y abril de 2020, durante el pico de la pandemia de COVID-19. Se tuvieron en cuenta las características demográficas, los factores que motivaron la internación, el índice de masa corporal (IMC), la presencia de enfermedades subyacentes, la evolución intrahospitalaria, y los puntajes Pediatric Logistic Organ Dysfunction (PELOD-2) y Sequential Organ Function Assessment (SOFA). Entre las variables bioquímicas se prestó especial atención al recuento de glóbulos blancos y plaquetas y los niveles séricos de PCR y ferritina, en las primeras 24 horas de internación. Se caracterizaron los casos de síndrome de distrés respiratorio agudo. Para la edad se consideraron las siguientes categorías: < 60 días, 60  días a < 5  años, 5 a < 12  años y ≥ 12  años; sin embargo, para los análisis se consideraron los pacientes de menos de 12 años y aquellos de 12 años o más. El IMC se transformó en percentiles para los pacientes de menos de 20 años. Los enfermos con valores de IMC < percentil 5 tuvieron IMC por debajo del normal, los pacientes con valores entre los percentiles 5 y 85 tuvieron peso normal, en tanto que los valores en los percentiles 85 a 95 y > 95 definieron el sobrepeso y la obesidad, respectivamente. Para los pacientes de 20 y 21 años, el peso por debajo del normal, el peso normal, el sobrepeso y la obesidad se establecieron en pacientes con IMC < 18.5, de 18.5 a 25, de 25 a 30 y > 30 kg/m2, respectivamente. Se aplicaron métodos estadísticos descriptivos.

Resultados
Un total de 47 pacientes (61%) fueron internados en sala general y 30 (39%), en UCIP. La mayoría de los enfermos (97%; n: 75) sobrevivieron, 1 paciente permanecía internado en el momento del estudio y 1 paciente falleció. Las situaciones que motivaron la internación en UCIP fueron la hipoxia (50% de los casos), la inestabilidad hemodinámica (20% de los enfermos), la cetoacidosis diabética (6.7% de los pacientes), la presencia de masa mediastinal (6.7%), la apnea (6.7%), el síndrome torácico agudo en 1 paciente con anemia drepanocítica (6.7%) y la disfunción cardíaca (6.7%). Entre los pacientes internados en UCIP, el 46.7% presentó disfunción orgánica significativa (pSOFA ≥ 2 puntos) durante la internación. Los pacientes de 12 años o más tuvieron más probabilidades de requerir internación en UCIP, en comparación con los pacientes de menos edad (p = 0.015). La presencia de comorbilidades importantes se asoció con la necesidad de internación en UCIP (p = 0.227) o de disfunción de órganos (p = 0.87). El recuento inicial de glóbulos blancos, plaquetas y los niveles iniciales de ferritina no se asociaron con la necesidad de internación en UCIP. Los niveles iniciales de PCR se asociaron con la necesidad de internación en UCIP (p = 0.005) y con la presencia de disfunción orgánica (p = 0.001). El recuento inicial de glóbulos blancos y la trombocitopenia se asociaron con la disfunción orgánica (p = 0.034 y p = 0.003, respectivamente).

Conclusión
Los resultados del presente estudio indican que la edad por encima de 12 años y los niveles iniciales de PCR se asocian con la necesidad de internación en UCIP. La disfunción orgánica se asocia con niveles aumentados de PCR, recuento elevado de glóbulos blancos y trombocitopenia en el momento de la internación. Estos factores serían útiles para anticipar el riesgo de enfermedad grave y de disfunción de múltiples órganos, en niños con COVID-19.


ua40317

Imprimir esta página
-->