Conceptos Categóricos

DELIRIO EN PACIENTES DE EDAD AVANZADA CON COVID-19

DELIRIO EN PACIENTES DE EDAD AVANZADA CON COVID-19


Boston, EE.UU.
En la presente cohorte de más de 800 sujetos de edad avanzada con COVID-19 asistidos en sala de guardia, el delirio fue común y, a menudo, apareció en ausencia de manifestaciones típicas de la enfermedad. La presencia de delirio se asoció con pronóstico desfavorable y con índices más altos de mortalidad, en comparación con los pacientes sin delirio.

JAMA Network Open 3(11):1-12

Autores:
Kennedy M

Institución/es participante/s en la investigación:
Massachusetts General Hospital

Título original:
Delirium in Older Patients With COVID-19 Presenting to the Emergency Department

Título en castellano:
Delirio en Pacientes de Edad Avanzada con COVID-19 que Ingresan a Sala de Guardia En la presente cohorte de más de 800 sujetos de edad avanzada con COVID-19 asistidos en sala de guardia, el delirio fue común y, a menudo, apareció en ausencia de

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.07 páginas impresas en papel A4


Introducción
La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés), causada por el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS] CoV-2), fue declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud el 11 de marzo de 2020. Hasta 14 de septiembre de 2020 se habían comunicado 29 114 477 casos en todo el mundo, con 925 596 decesos. Los sujetos de más de 65 años comprenden el 16% de la totalidad de la población de los Estados Unidos; más del 80% de los decesos por COVID-19 en ese país ocurrieron estos enfermos. Además de COVID-19, el delirio es un síntoma frecuente en pacientes de edad avanzada con enfermedades graves que ingresan a sala de guardia (SG). El delirio es un estado agudo de confusión, con nivel alterado de la conciencia, desorientación, falta de atención y otros trastornos cognitivos. El delirio, por lo general, afecta personas de edad avanzada y se asocia con pronóstico desfavorable: internación prolongada y muerte. En pacientes sin COVID-19, el delirio puede ser la primera manifestación clínica de infecciones. En pacientes con infección por SARS-CoV-2 se han referido formas atípicas de presentación de la enfermedad; por ejemplo se refirieron pacientes con delirio en ausencia de signos y síntomas típicos de COVID-19. En los primeros estudios con pacientes internados por COVID-19, la frecuencia de delirio fue de 25% a 33%, y de 65% entre los pacientes en unidades de cuidados intensivos (UCI). En un estudio previo con 113 pacientes con COVID-19 que fallecieron, el 22% tuvo delirio, en comparación con sólo 1% entre los pacientes que sobrevivieron. Sin embargo, las consecuencias del delirio sobre la evolución clínica de pacientes en SG, no se conocen con precisión. El principal objetivo del presente estudio descriptivo fue determinar la frecuencia de delirio como síntoma de presentación de infección por SARS-CoV-2 en adultos de edad avanzada asistidos en SG.

Pacientes y métodos
La investigación multicéntrica abarcó adultos consecutivos de 65 años o más, asistidos por COVID-19 en 7 SG de instituciones de los Estados Unidos. El período de reclutamiento varió según el centro, entre 3 y 11 semanas, en relación con las variaciones en la prevalencia de COVID-19 y el volumen de pacientes de cada SG. Para el estudio se siguieron las pautas Reporting Observational Studies in Epidemiology (STROBE). Fueron analizados pacientes de 65 años o más con diagnóstico de infección aguda por SARS-CoV-2: resultado positivo en la prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR por su sigla en inglés) en hisopado nasofaríngeo (99% de los casos), o hallazgos característicos en la radiografía o la tomografía computarizada de tórax (opacidades en vidrio esmerilado con localización y distribución típicas; 1% de los enfermos). El criterio principal de valoración fue la presencia de delirio en el momento de presentación en SG; el delirio se diagnosticó a partir de los datos en la historia clínica, un abordaje asociado con sensibilidad del 74%, especificidad del 83%, cociente de probabilidad de 4.4 y concordancia global de 82% (k = 0.41), en comparación con el Confusion Assessment Method. Se analizaron 25 signos y síntomas asociados con COVID-19, derivados de los documentos de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) y de la World Health Organization. Se tuvieron en cuenta la edad, el sexo, la etnia, el nivel educativo, la residencia, y los factores de riesgo de delirio antes de la internación (utilización de medicaciones psicoactivas, consumo de alcohol, tabaquismo y 14 comorbilidades, incluidos el deterioro cognitivo leve, la demencia, el accidente cerebrovascular [ACV], la enfermedad de Parkinson, la enfermedad renal crónica, y la alteración de la conciencia). Se consideraron las variables de evolución clínica (índices de internación, índice de internación en UCI, necesidad de asistencia ventilatoria mecánica, duración de la internación y mortalidad).

Resultados
Fueron analizados 817 adultos de edad avanzada con COVID-19 (386 hombres [47%]); 493 pacientes (62%) eran de raza blanca, 215 (27%) enfermos eran de raza negra y 54 pacientes (7%) eran de origen hispano o latino. La edad promedio de los pacientes fue de 77.7 años. Entre los pacientes analizados, 226 (28%) tuvieron delirio en el momento de presentación en SG; el delirio fue la sexta manifestación clínica más frecuente. Entre los enfermos con delirio, 37 (16%) tuvieron alteración de la conciencia como primer síntoma, en tanto que 84 enfermos (37%) no presentaron signos o síntomas típicos de COVID-19, como fiebre o dificultades para respirar. Los factores asociados con la presencia de delirio fueron la edad por encima de los 75 años ( relative risk ajustado [RRa] de 1.51; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 1.17 a 1.95), la residencia en instituciones geriátricas (RRa de 1.23; IC 95%: 0.98 a 1.55), la utilización previa de medicación psicoactiva (RRa de 1.42; IC 95%: 1.11 a 1.81), los trastornos de la visión (RRa de 1.98; IC 95%: 1.54 a 2.54), los trastornos de la audición (RRa de  1.10; IC 95%: 0.78 a 1.55), el ACV (RRa de 1.47; IC 95%: 1.15 a 1.88), y la enfermedad de Parkinson (RRa de 1.88; IC 95%: 1.30 a 2.58). El delirio se asoció con la duración de la internación en UCI (RRa de 1.67; IC 95%: 1.30 a 2.15) y la mortalidad (RRa de 1.24; IC 95%: 1.00 a 1.55).

Conclusión
Los resultados del presente estudio confirman que los pacientes con COVID-19 que presentan delirio, como síntoma principal o como uno de los signos iniciales de COVID-19, tienen evolución clínica desfavorable, es decir internación en UCI más prolongada y riesgo aumentado de mortalidad, en comparación con los enfermos sin delirio. Se destaca la importancia de reconocer que el delirio puede ser la única o la primera manifestación clínica de COVID-19. Además, el delirio representa un importante factor predictivo de evolución clínica desfavorable.
ua40317

Imprimir esta página
-->