Conceptos Categóricos

LA CIRUGÍA DURANTE LA PANDEMIA DE ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019

LA CIRUGÍA DURANTE LA PANDEMIA DE ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019


Padua, Italia
Durante la pandemia de enfermedad por coronavirus 2019, sería necesario implementar un plan quirúrgico con criterios para la priorización de casos electivos y, de esta manera, garantizar la atención quirúrgica de emergencia.

International Journal of Surgery 79180-188

Autores:
Capovill G

Institución/es participante/s en la investigación:
University of Padova

Título original:
International Guidelines and Recommendations for Surgery During Covid-19 Pandemic: A Systematic Review

Título en castellano:
Directrices y Recomendaciones Internacionales para la Cirugía durante la Pandemia de COVID-19: Una Revisión Sistemática

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.07 páginas impresas en papel A4
Introducción
La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por su sigla en inglés) provocada por el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por su sigla en inglés), representa una pandemia mundial, que afecta a 212 países y territorios de todo el mundo, con más de 3 200 000 sujetos infectados y más de 228 000 muertes. La afluencia exponencial de pacientes que necesitan cuidados intensivos o subintensivos representa, para la mayoría de los sistemas de salud de todo el mundo, una crisis de magnitud sin precedentes. Si bien la población continúa afectada por todo el espectro de enfermedades preexistentes, los hospitales se vieron inundados con una gran cantidad de pacientes con COVID-19. En este contexto, los departamentos de cirugía se vieron obligados a reprogramar su actividad, dando prioridad a los procedimientos urgentes y a los casos oncológicos no diferibles. La priorización de los pacientes es una estrategia compleja que plantea diversos problemas organizativos y éticos. El objetivo del presente estudio fue revisar las recomendaciones disponibles publicadas por las sociedades de cirugía general y las instituciones de salud, y evaluar la bibliografía subyacente referida al manejo del departamento de cirugía general durante la pandemia de COVID-19.  

Métodos
Se realizó una revisión de la bibliografía en las bases de datos Medline, PubMed, Embase y Cochrane Library hasta el 24 de abril de 2020. Se verificaron las referencias de los documentos incluidos para identificar cualquier estudio adicional. Se incluyeron artículos y pautas en inglés, que informaran indicaciones prácticas sobre el manejo operativo y perioperatorio durante las pandemias. Dada la falta de pruebas de alta calidad sobre la COVID-19 y la rápida evolución de la pandemia, se incluyeron pautas independientemente de su nivel metodológico y su proceso de desarrollo. Además, se consideraron opiniones de expertos y experiencias de autores en áreas endémicas. Se excluyeron editoriales, comentarios, artículos duplicados y artículos en idiomas distintos del inglés. Se analizaron las declaraciones y recomendaciones sobre cirugía electiva/oncológica/de emergencia, laparoscopia y operaciones en pacientes con COVID-19 positivo.

Resultados
La búsqueda inicial arrojó 1076 registros. Después de la evaluación de elegibilidad, se incluyeron un total de 22 documentos y declaraciones. Las sociedades quirúrgicas han establecido criterios para el triage y la priorización, con el fin de identificar los procedimientos que pueden posponerse hasta después de la pandemia y los que no. Posponer las cirugías electivas sería un paso fundamental para preservar la seguridad de los pacientes y limitar la propagación viral. Esta medida aumenta los recursos para pacientes con COVID-19, salas de limpieza y camas en unidades de cuidados intensivos (UCI). Además, evita el tráfico innecesario de pacientes en el hospital y reduce el riesgo de infección cruzada entre pacientes electivos, visitantes del hospital y pacientes con COVID-19, con lo que se evitaría la propagación de la infección del hospital a la comunidad. Los médicos deben evaluar el riesgo de proceder y retrasar la cirugía, considerando que un posible tiempo de 6 a 7 semanas podría ser necesario para observar una disminución en la prevalencia de COVID-19. La planificación quirúrgica debe tener en cuenta las limitaciones de recursos locales como un medio para comprender el impacto potencial de cada decisión. La priorización entre los casos oncológicos representa una tarea difícil: los médicos deben equilibrar un posible retraso en el diagnóstico o tratamiento del cáncer frente al riesgo de una posible exposición a COVID-19. En la actualidad, no es posible establecer con certeza si los pacientes con cáncer tienen mayor riesgo de contraer COVID-19 o experimentar resultados graves. Todos los autores están de acuerdo en que la indicación de proceder con la cirugía debe discutirse en comités virtuales de especialistas en tumores, teniendo en cuenta que se deben buscar enfoques terapéuticos alternativos, especialmente en enfermedades en etapas muy tempranas o muy avanzadas, ya que la biología del tumor y la probabilidad de cura siempre deben estar equilibradas. La mayoría de las cirugías de cáncer se pueden retrasar de manera segura más allá del tiempo de espera actual durante al menos 4 semanas, sin tener un impacto significativo en la supervivencia del paciente o la progresión del cáncer. Durante la pandemia, es esencial garantizar la atención quirúrgica de emergencia. Si el tratamiento no quirúrgico no fue eficaz y se considera necesaria la cirugía, existe un acuerdo unánime de que se deben adoptar los equipos de protección personal y las precauciones adecuadas y no se debe retrasar la cirugía mientras se esperan los resultados del hisopado. La decisión de proceder debe ser compartida y discutida con el equipo de anestesia. Debe recordarse que los síntomas gastrointestinales son una posible manifestación de COVID-19. Diversas pautas abordan el papel de la cirugía laparoscópica durante la pandemia; actualmente se sugiere un enfoque personalizado, con una evaluación caso por caso, siempre que se cuente con el equipo de protección personal adecuado para minimizar el riesgo potencial de transmisión.  Finalmente, existe un acuerdo considerable en la literatura publicada sobre el manejo del personal durante la fase perioperatoria e intraoperatoria, y sobre los consejos técnicos con respecto a las maniobras de inducción, operativas y de recuperación en los casos de COVID-19.

Conclusiones
  Durante la pandemia de COVID-19, es de suma importancia enfrentar la emergencia de la manera más eficaz, recuperando recursos de entornos no esenciales y, al mismo tiempo, brindando atención a enfermedades no relacionadas con COVID-19 de alta prioridad. Sería necesaria entonces, la implementación de un plan quirúrgico con criterios para la priorización de casos electivos. Además, sería esencial garantizar la atención quirúrgica de emergencia, prefiriendo el abordaje no quirúrgico, en caso de ser factible y seguro.  
ua40317

Imprimir esta página
-->