Conceptos Categóricos

TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA DE TÓRAX Y RT-PCR PARA EL DIAGNÓSTICO DE LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 (COVID-19)

TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA DE TÓRAX Y RT-PCR PARA EL DIAGNÓSTICO DE LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 (COVID-19)


Wuhan, China
En el área de la epidemia de COVID-19 en China, la tomografía computarizada tuvo mayor sensibilidad para el diagnóstico de la enfermedad, en comparación con la prueba inicial de reacción en cadena de la polimerasa por transcriptasa reversa en las muestras obtenidas por hisopado.

Radiology 1-23

Autores:
Xia L

Institución/es participante/s en la investigación:
Huazhong University of Science and Technology

Título original:
Correlation of Chest CT and RT-PCR Testing in Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) in China: A Report of 1014 Cases

Título en castellano:
Correlación entre la Tomografía Computarizada de Tórax y la Prueba RT-PCR en la Enfermedad por Coronavirus 2019 (COVID-19) en China: Comunicación de 1014 Casos

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.01 páginas impresas en papel A4


Introducción
En diciembre de 2019 comenzaron a comunicarse casos de una “neumonía viral desconocida” en relación con el Mercado Mayorista de Mariscos en la ciudad de Wuhan, Provincia de Hubei, China. Se sospechó que la enfermedad era causada por un nuevo coronavirus (SARS-CoV-2), y que se había originado en el murciélago Rhinolophus. En dos meses, el virus se había diseminado de Wuahn a toda la China y a otros 33 países. Al 24 de febrero de 2020 se habían acumulado 77 658 casos confirmados, con 9 126 casos graves y 2 663 fallecimientos, en la China, y 2 309 casos confirmados y 33 decesos en otros países (Japón, Corea, Singapur, Irán e Italia, eran los 5 países más afectados). Hasta el 11 de febrero de 2020 se refirieron 1 716 casos confirmados y 1 303 casos clínicamente diagnosticados en profesionales de la salud, en 422 instituciones, con 5 decesos, es decir el 0.4% de la totalidad de los fallecimientos durante el mismo período. En ausencia de fármacos específicos o vacunas para la enfermedad por el nuevo coronavirus 2019 (COVID-19), el diagnóstico debe efectuarse de manera precoz, de manera de poder aislar al paciente infectado del resto de la población inmediatamente. Según la última guía para el Diagnóstico y Tratamiento de la Neumonitis causada por 2019-nCoV (sexta versión), publicada por las autoridades de la China, el diagnóstico de COVID-19 debe confirmarse por medio de reacción en cadena de la polimerasa por transcriptasa reversa (RT-PCR por su sigla en inglés) o por secuenciación del genoma viral en muestras respiratorias o de sangre, como parámetro para decidir la internación del enfermo. Sin embargo, con las limitaciones para la recolección de las muestras y el transporte, en combinación con el rendimiento de los equipos, los índices totales de resultados positivos iniciales de la RT-PCR en los hisopados de fauces fueron de 30% a 60%. En el contexto de la atención de urgencia, estos valores bajos de sensibilidad significan que muchos pacientes realmente infectados podrían no ser identificados y, por lo tanto, no recibir la atención necesaria; además, estos enfermos no diagnosticados representan un riesgo significativo para la transmisión del virus a otros sujetos, en relación con la naturaleza altamente contagiosa de este virus. La tomografía computarizada (TC) de tórax, como herramienta diagnóstica de rutina para el diagnóstico de neumonía, es fácil de realizar y permite obtener rápidamente un diagnóstico. La TC de tórax podría ser particularmente útil para el diagnóstico de COVID-19, ya que se observan anormalidades típicas en casi la totalidad de los pacientes infectados, incluidas las opacidades en vidrio esmerilado, la consolidación en parches en múltiple focos y los cambios intersticiales con un patrón de distribución periférica. Estos hallazgos también se observaron en pacientes con resultados negativos en la RT-PCR, pero con síntomas característicos. En este escenario, el objetivo del presente estudio fue comparar los resultados de la TC de tórax y los resultados de la RT-PCR en 1014 pacientes con diagnóstico presuntivo de COVID-19.

Métodos
Entre el 6 de enero de 2020 y el 6 de febrero de 2020, un total de 1014 pacientes de Wuhan, China, fueron sometidos a TC y a pruebas de RT-PCR. Se determinó el rendimiento diagnóstico de la TC de tórax, considerando a la RT-PCR como el procedimiento diagnóstico de referencia. Asimismo, en los pacientes en quienes se realizaron estudios diagnósticos seriados en sangre se analizó la conversión dinámica de los resultados de la RT-PCR, en comparación con las TC seriadas, en pacientes con intervalos entre las pruebas de 4 días o más.

Resultados
Entre los 1014 pacientes, 59% (601 de 1014) tuvieron RT-PCR positiva y 88% (888 de 1014) presentaron TC de tórax con hallazgos característicos. La sensibilidad de la TC de tórax como diagnóstico presuntivo de COVID-19 fue de 97% (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 95 a 98%, 580 de 601 pacientes), en función de los resultados positivos en la RT-PCR. En los pacientes con RT-PCR negativa, el 75% (308 de 413) presentó hallazgos en la TC de tórax; el 48% se consideraron casos altamente probables y el 33%, casos probables de COVID-19. Al analizar los estudios seriados, el intervalo promedio entre la RT-PCR negativa inicial y la RT-PCR positiva fue de 5.1 ± 1.5 días, en tanto que el tiempo que transcurrió entre la RT-PCR inicial positiva y la prueba negativa posterior fue de 6.9 ± 2.3 días. Entre el 60% y el 93% de los casos presentaron TC de tórax compatible con COVID-19, antes o en simultáneo, con la prueba RT-PCR positiva inicial. El 42% de los enfermos (24 de 57) mostraron mejoría en la TC de seguimiento, antes de la negativización de los resultados de la RT-PCR.

Conclusión
Los índices de resultados positivos en la RT-PCR y la TC de tórax, en la serie analizada en esta ocasión, fueron de 59% y 88%, respectivamente. Al considerar a la RT-PCR como el procedimiento diagnóstico estándar, la TC tuvo una sensibilidad del 97%. Entre los pacientes con RT-PCR negativa, pero TC positiva (n: 308), el 48% se reconsideraron casos altamente probables y el 33%, como casos probables, en el contexto de la evaluación completa. Entre el 60% y el 93% de los pacientes presentaron TC inicial positiva, antes de la aparición de resultados positivos en la RT-PCR, y el 42% de los enfermos mostró mejoría en la TC de seguimiento, antes de que los resultados de la RT-PCR se tornaran negativos. Por lo tanto, la TC de tórax es un estudio altamente sensible para establecer el diagnóstico de COVID-19; en áreas epidémicas, la TC podría considerarse como primera herramienta diagnóstica.
ua40317