Crónicas de autores

Eugenia María Quintana Guzmán *

Autora invitada por SIIC

Cooperación del Organismo Internacional de Energía Atómica, Universidad de Costa Rica y Caja Costarricense del Seguro Social

RESISTENCIA A LA INSULINA, CORTISOL Y SINDROME METABOLICO EN NIÑOS

No se verifican características bioquímicas esperables del síndrome metabólico en niños de entre 6 y 9 años de edad, dada la poca exposición temporal al estrés oxidativo que produce la obesidad y los mecanismos de detoxificación renal de los corticosteroides, suficientes para evitar su elevación sérica.

*Eugenia María Quintana Guzmán
describe para SIIC los aspectos relevantes de su trabajo
RESISTENCIA A LA INSULINA, CORTISOL Y COMPOSICION CORPORAL MEDIANTE DILUCION ISOTOPICA EN NIÑOS COSTARRICENSES
Acta Pediátrica de México,
37(3):139-148

Esta revista, clasificada por SIIC Data Bases, integra el acervo bibliográfico
de la Biblioteca Biomédica (BB) SIIC.

Institución principal de la investigación
*Universidad de Costa Rica, San José, Costa Rica
Descripción de la investigación
San José, Costa Rica (especial para SIIC)
América Latina se encuentra en una transición epidemiológica, dando paso a la obesidad, lo cual, correlacionado con la presencia de enfermedades crónicas, se está convirtiendo en un factor determinante de morbilidad y mortalidad. La población pediátrica costarricense no es la excepción, dada la incidencia general de diabetes mellitus del año 2006, de 3.44 por cada 100 000 menores de 15 años de edad. Asimismo, en una población de 115 niños diabéticos diagnosticados en el Hospital Nacional de Niños entre 2006 y 2008, el 16.5% fue clasificado como sujetos con diabetes tipo 2 (DBT2), con lo que se demuestra que el incremento de casos de DBT2 en niños sigue manteniéndose.
La obesidad conduce a un estado de inflamación crónica relacionada con el estrés oxidativo. En condiciones normales, el cortisol contrarresta la acción de la insulina contribuyendo a la hiperglucemia y estimulando la gluconeogénesis. Sin embargo, en condiciones de estrés oxidativo sostenido, los niveles de hormona liberadora de corticotrofina (CRH) se mantienen elevados, lo cual, por un lado, reduce los niveles de somatomedina y gonadotrofinas, con lo que se genera resistencia a la insulina y pérdida de masa magra, y por otro lado, mantiene los niveles de cortisol persistentemente elevados. Esta elevación se asocia con un aumento en la secreción de insulina, lo que conduce a sinergia de la acción lipogénica de éstos sobre la grasa visceral. Este desequilibrio metabólico general predispone al paciente a lo que actualmente se conoce como síndrome metabólico.
El estudio incluyó 113 niños y niñas costarricenses en etapa prepúber, con edades entre 6 y 9 años. Se tomaron muestras de saliva para determinar su composición corporal mediante el método isotópico de dilución con deuterio, que se considera de referencia para estimar composición corporal. En este caso, se mide el agua corporal total basándose en principios de dilución en muestras de saliva, utilizando espectrometría infrarroja. Además, se obtuvieron muestras de sangre para medir los niveles de cortisol, insulina y glucosa séricos, con el fin de obtener el índice de resistencia a la insulina.
Se analizaron los resultados de 60 niños y 53 niñas con una edad promedio de 7.30 ± 0.40 años. La población en estudio se agrupó según la clasificación de McCarthy y colaboradores (2006) para porcentaje de grasa corporal, de manera tal que el 10.6% de los niños se encontró en el grupo de infragrasa, el 27.7% en el de normograsa, el 12.4% en el grupo de sobregrasa y el 51.3% fue considerado en el grupo de obesos.
Al analizar el comportamiento de las diferentes variables en estudio por grupos de porcentaje de grasa, no hubo diferencias estadísticamente significativas entre ninguno, lo cual se puede explicar considerando que el estrés oxidativo se ha encontrado en niños obesos a nivel celular. Se ha sugerido que dicha obesidad podría ser un trastorno que promueve el estrés oxidativo crónico originado por un desequilibrio entre radicales tisulares libres, especies reactivas de oxígeno (ROS) y antioxidantes. Los antioxidantes sanguíneos como carotenoides, vitaminas E y C y trazas de minerales se han encontrado, de manera reiterada, más bajos en niños y adultos obesos al compararlos con análogos no obesos. Sin embargo, para poner de manifiesto las características bioquímicas séricas típicas del síndrome metabólico es necesaria una exposición crónica a dicho desequilibrio oxidativo. La corta edad de los individuos participantes en este estudio y los niveles de insulina, cortisol y glucosa séricos obtenidos permiten intuir que, al no haber permanecido el tiempo suficiente sometidos en dicho estado prooxidante, los efectos bioquímicos de esta complicación aún no son notorios; estos niveles son independientes del porcentaje de masa grasa. Además, este hecho podría ser parcialmente explicado por la depuración metabólica incrementada del cortisol debido a que, en diversos estudios, los pacientes obesos muestran incrementada la excreción de cortisol libre y sus metabolitos. Para ello, además de los niveles circulantes de cortisol, se ha relacionado la expresión local de la enzima 11beta-hidroxiesteroide deshidrogenasa (11beta-HSD), la cual parece desempeñar un papel importante en la interacción entre cortisol y adiposidad, dado que es una deshidrogenasa dependiente de ADP de alta afinidad que protege al receptor de mineralocorticoides en los túbulos renales de la estimulación excesiva del cortisol. Tomando en consideración que se trata de niños sanos y que el catabolismo renal de dicha hormona se lleva a cabo de una forma normal, se esperaría que los niveles más bajos de cortisol sérico de los grupos de sobregrasa y de obesidad, en comparación con los grupos de infragrasa y de normograsa, estén dados por la acción incrementada de la enzima 11beta-HSD2, como parte de su función renal protectora.
Intervenciones tempranas en el estilo de vida de estos niños y niñas enfocadas en el tratamiento de la grasa corporal y el incremento de la actividad física, son dos frentes que deberían ser prioritarios desde el punto de vista de la salud pública, los cuales deberían ser promovidos en los diferentes entornos en que se desenvuelven los niños para evitar, de esta manera, la aparición futura de DBT2 y otras afecciones asociadas. El tamizaje temprano de resistencia a la insulina con el empleo de índices tales como el índice homeostático para la resistencia a la insulina en los escolares, debería incluirse en el nivel primario de atención en salud como una herramienta para identificar de manera temprana alteraciones en el metabolismo de los carbohidratos.
Acerca del trabajo completo
RESISTENCIA A LA INSULINA, CORTISOL Y COMPOSICION CORPORAL MEDIANTE DILUCION ISOTOPICA EN NIÑOS COSTARRICENSES

Título original en castellano
RESISTENCIA A LA INSULINA, CORTISOL Y COMPOSICION CORPORAL MEDIANTE DILUCION ISOTOPICA EN NIÑOS COSTARRICENSES

Autores
Eugenia María Quintana Guzmán1, María Del Pilar Salas Chaves2
1 Microbiologa y Química Clínica, Universidad de Costa Rica, San José, Costa Rica, Docente e Investigadora Catedrática
2 Microbiologa y Química Clínica, Universidad de Costa Rica, Docente e Investigadora

Acceso a la fuente original
Acta Pediátrica de México
http://www.actapediatrica.org.mx http://www.actapediatrica.org.mx

El artículo se relaciona estrictamente con las especialidades de siicsalud

 Principal 1


 Principal 2

El artículo se conecta secundariamente con las especialidades
     
Referencias bibliográficas
Boron W, Boulpaep E. Medical Phisiology, A Cellular and Molecular Approach. 2arev. ed. Philadelphia: Saunders Elsevier; 2009. 1337 pp.
Duclos M, Marquez P, Barat P, Gatta B, Roger P. Increased cortisol bioavailability, abdominal obesity, and the metabolic syndrome in obese women. Obes Res Clin Pract 13:1157-1166, 2005.
Espíndola D, Kater C. Adipose tissue expression of 11beta-hydroxysteroid dehydrogenase type 1 in Cushing's syndrome and in obesity. Arq Bras Endocrinol Metabol 51:1397-1403, 2007.

Innes K, Vincent H, Vincent K. Oxidative stress and potential interventions to reduce oxidative stress in overweight and obesity. Diabetes Obesity Metabol 9:813-839, 2007.
McCarthy H, Cole T, Jebb S, Prenticem A. Pediatric Highlight: Body fat reference curves for children. Int J Obes 30:598-602, 2006.
Méndez J, Flores J, Noyola D, Mendoza E, Calderón J, Aradillas C. Asociación del índice de resistencia a la insulina con niveles de cortisol y medidas antropométricas por género de niños mexicanos en edad escolar. Bioquimia 32(4):126-133, 2007.
Mora E. Diabetes infantil en Costa Rica [Internet]. San José (CR): 2011 [citado 22 de enero del 2013]. Disponible en www.diabetesbajocontrol.com.
Morales K, Richmond E, Bogarín R, Jaramillo O. Análisis de las hemoglobinas glucosiladas de los pacientes diabéticos diagnosticados del 2006 al 2008 en el Hospital Nacional de Niños. Acta Med Costarric 53(2):88-92, 2011.
Ramírez E, Valencia M. Tamaño y composición corporal en niños mexicanos: implicaciones en el uso del BOD, POD, DXA y dilución con deuterio en la evaluación de la masa grasa y masa libre de grasa. Rev Salud Publica y Nutrición 9(3):1-11, 2008.
Salazar G, Rocha M, Mardones F. ¿Es útil la antropometría para estimar la composición corporal en niños preescolares? Rev Chil Pediatr 74(1):37-45, 2003.
Sallas T. Childhood Obesity: Effects of Micronutrients, Supplements, Genetics and Oxidative Stress. J Nurse Pract 7(8):647-653, 2011.
Stewart P, Krozowski Z. 11beta-Hydroxysteroid dehydrogenase. Vitam Horm 57:249-324, 1999.
Travison T, O'donnell A, Araujo A, Matsumoto A, McKinlay B. Cortisol levels and measures of body composition in middle-aged and older men. Clin Endocrinol 67:71-77, 207.

Para comunicarse con Eugenia María Quintana Guzmán mencionar a SIIC como referencia:
Eugenia.quintana@ucr.ac.cr
Autora invitada
28 de diciembre, 2016
Descripción aprobada
12 de enero, 2017
Reedición siicsalud
22 de septiembre, 2022


ua40317