asnc.png


asnc.png
Dinamarca: reducción notable del tabaquismo durante el primer año de la pandemia
Communications Medicine Copenhague, Dinamarca 03 Agosto, 2022

La fuerte disminución en el hábito de fumar entre la población danesa durante la pandemia se relacionaría con la intención de eludir los síntomas graves de COVID-19 que requieren hospitalización y, en algunos casos, ocasionan la muerte.

El estudio de la Rady School of Management de la Universidad de California, San Diego, EE.UU., revela que las compras de cigarrillos entre fumadores habituales disminuyeron entre un 20 % y 30 %, así como también las tasas de abandono aumentaron 10 % entre marzo de 2020 y enero de 2021.
Además, los fumadores habituales redujeron la cantidad de cigarrillos comprados y lo hicieron con menor frecuencia.

El artículo publicado en la revista Communications Medicine * recuerda trabajos anteriores donde se señala que las reducciones sostenidas del tabaquismo aumentan en situaciones de riesgos personales (p. ej., durante el embarazo) y también durante los grandes cambios sociales.

Al mismo tiempo, estudios recientes demuestran que la pandemia provocó reducciones en la actividad física, aumento del estrés y disminución del bienestar mental, factores por lo general asociados con el mayor consumo de tabaco como desencandenante.
En conjunto, la pandemia de COVID-19 podría aumentar, disminuir o tener poco impacto en el tabaquismo, y los efectos podrían diferir entre individuos.

Las pruebas de la dismunución
Los autores examinaron el impacto de COVID-19 en el consumo de tabaco representado por las compras obtenidas en una muestra de 4.042 residentes de Dinamarca, ampliamente representativa de la población local en términos de edad, etnia, estatus socioeconómico y nivel educativo.. 

Sally Sadoff, coautora del estudio y profesora asociada de economía y estrategia en la Rady School of Management de la ciudad de Copenhague, considera que “los riesgos para la salud asociados con la COVID-19 y el tabaquismo pueden ayudar a algunos fumadores a superar una barrera clave para abandonar el hábito”.

El trabajo muestra que la disminución del tabaquismo se mantuvo durante al menos el primer año de la pandemia y que las tasas de abandono perduraron por al menos seis meses. Estos hallazgos sugieren que la COVID-19 puede conducir a una disminución persistente en el tabaquismo.

Los autores aclaran que su estudio es el primero en utilizar datos de ventas de cigarrillos tanto para fumadores como para no fumadores durante la pandemia, en lugar de información de encuestas. 

El artículo especifica que las tasas de compra semanal de cigarrillos disminuyeron un 24 % y las cantidades promedio del consumo disminuyeron un 12 % entre marzo de 2020 y finales de ese año. Sin embargo, los datos revelan que el tabaquismo social tuvo un ligero aumento durante este mismo lapso de tiempo.

Figura 1
a Tasa de compra promedio semanal por año;
b Compra promedio semanal de cigarrillos por año. Las dos líneas rojas indican el período de bloqueo. La cifra solo incluye a las personas que compraron al menos un cigarrillo en 2019.
N  = 4042.

“Contrariamente a algunas suposiciones, el distanciamiento social no fue la razón por la que hubo una caída en el tabaquismo porque nuestros datos revelan que los fumadores habituales, los que tienen más probabilidades de fumar solos y los que por fumar se exponen a mayor riesgo, tuvieron la reacción más fuerte a la amenaza de la COVID-19”, dijo Sadoff.

Disminución acentuada
Las disminuciones estimadas en la tasa de compra fueron de alrededor del 25 % en la población total y el 30 % entre los fumadores regulares; estas cifras son mayores respeco a las alcanzadas por las intervenciones políticas para reducir el tabaquismo.
Una revisión reciente de estas intervenciones, incluidas campañas informativas, aumentos de precios y prohibiciones de fumar, calculo la merma  en la demanda de cigarrillos entre el 7% al 8%, en comparación con las estimaciones del presente trabajo que rondan el 12%. Además, los aumentos de 3 a 4 puntos porcentuales en el abandono del hábito de fumar contrasta con el 10 % logrado durante la pandemia.

A modo de conclusión adelantan que la persistencia de la disminución del tabaquismo no solo podría ayudar a disminuir los riesgos de la COVID-19 a medida que surgen nuevas variantes, sino que también acarrearía, más allá de la pandemia, notables beneficios a largo plazo en la salud de la población y la esperanza de vida”.



* Communications Medicine
Sustained decline in tobacco purchasing in Denmark during the COVID-19 pandemic
Toke R. Fosgaard, Alice Pizzo, Sally Sadoff 
2 de agosto, 2022
https://www.nature.com/articles/s43856-022-00160-1