soc_ibero_infor_cientifica.png


soc_ibero_infor_cientifica.png
La hipertensión eleva el riesgo de COVID-19 más grave
Hypertension Los Angeles, EE.UU. 30 Julio, 2022

La hipertensión incrementa 2.6 veces el riesgo de hospitalización relacionada con la infección por Ómicron, incluso en personas que, además de haber completado la vacunación, recibieron dosis de refuerzo.

El estudio encabezado por investigadores del Smidt Heart Institute del Centro Médico Cedars Sinai, Los Angeles, EE.UU., fue sintetizado en una minuciosa carta que publicó la revista Hypertensión *, editada por la American Heart Association
Los autores se propusieron comprender las características asociadas con la infección grave por Ómicron, que requiere hospitalización, a pesar de completar el régimen de vacunas ARNm. Para tal fin, realizaron un estudio de cohorte retrospectivo de adultos con al menos 3 dosis de vacunas de ARNm pero que posteriormente fueron tratados por infección confirmada de COVID-19.

El rápido desarrollo de vacunas contra el SARS-CoV-2 condujo al comienzo de la pandemia a reducciones sustanciales en la morbilidad y mortalidad.
Las preocupaciones sobre la disminución de la inmunidad y el riesgo de que surjan nuevas variantes, incluido Ómicron, generaron recomendaciones para una tercera dosis de refuerzo de la vacuna después de completar un régimen de vacuna de ARNm de 2 dosis, vista su eficacia para reducir aún más el riesgo de enfermedades graves hasta en un 70 %.
Sin embargo, una proporción de personas que recibieron 3 dosis de la vacuna de ARNm todavía requirieron hospitalización por COVID-19 durante el aumento de Ómicron.

Todas las pruebas de laboratorio para COVID-19 se realizaron mediante rtPCR de ARN extraído de hisopos nasofaríngeos. Los autores obtuvieron datos demográficos (edad, sexo y raza/etnicidad), datos clínicos y de resultados del sistema de registro de salud electrónico y confirmaron manualmente la clave de valor variable,

Los investigadores consideran que el riesgo es generalizado dado que casi 1 de cada 2 adultos en los EE. UU. tiene hipertensión, según los Centros para  el Control y la Prevención de Enfermedades del país.

"Evitar la infección es extremadamente importante, incluso cuando se presume que la variante viral circulante causa una enfermedad leve en la mayoría de las personas”, remarca en el artículo Joseph E. Ebinger,  cardiólogo clínico y director de análisis clínicos en el Smidt Heart Institute y primer autor del estudio.

Al revisar los registros médicos, los investigadores identificaron 912 personas inoculadas por completo con una vacuna de ARNm, recibieron refuerzo y a continuación fueron diagnosticadas con COVID-19 durante el aumento de Ómicron ocurrido al sur del estado de California entre diciembre de 2021 y abril de 2022. De estas personas, 145 requirieron hospitalización.

“Nos sorprendió saber que una importante cantidad de personas hospitalizadas con COVID-19 padecían hipertensión como único factor de riesgo”, dijo Susan Cheng, MD, MPH,  directora del Institute for Research on Healthy Aging (Instituto de Investigación para el Envejecimiento Saludable) del Departamento de Cardiología del Smidt Heart Institute y autor principal del estudio.
“Esto es preocupante si se considera que casi la mitad de los adultos estadounidenses tienen elevada presión arterial”.

El equipo encontró además que la enfermedad renal crónica, después de haber tenido un infarto o insuficiencia cardíaca, aumenta en gran medida el riesgo de hospitalización después de la infección.

"Los hallazgos eran previsibles por considerar que estas son condiciones médicas crónicas bien definidas en su asociación con peores resultados", dijo Ebinger. 

Debido a que la hipertensión es habitual en personas con enfermedad renal crónica, infarto e insuficiencia cardíaca, los investigadores realizaron un análisis que excluyó a los pacientes diagnosticados en algún momento con estas afecciones. Sin embargo, el riesgo de hospitalización seguía siendo considerable para las personas diagnosticadas solo con hipertensión.

Pese a que la posibilidad de hospitalización también aumentó con la edad y la duración entre la última vacunación y la infección, la hipertensión se asoció con la mayor magnitud de riesgo (2,6 veces).

Estos hallazgos amplían informes de principios de la pandemia que también encontraron asociaciones entre la hipertensión y la COVID-19 grave.
En particular, los investigadores observaron que la obesidad y la diabetes, como factores de riesgo encontrados al iniciarse la pandemia, no estaban asociados de manera notable con la hospitalización durante el reciente aumento de Ómicron.

El riesgo de hipertensión, sin embargo, persistió. Los autores consideran que se necesita más investigación para comprender los procesos biológicos que agravarían la COVID-19 en personas con hipertensión con el objetivo de reducir el riesgo.

“Descubrir por qué la hipertensión está relacionada con la COVID-19 podría ayudarnos a comprender mejor al SARS-CoV-2 para clarificar los objetivos preventivos y terapéuticos”, dijo Cheng.

"Las personas con hipertensión que desarrollan COVID-19 deben ser conscientes de su mayor riesgo de hospitalización y hablar con su médico sobre la terapia antiviral", recomienda Ebinger.


* Hypertension
Hypertension and Excess Risk for Severe COVID-19 Illness Despite Booster Vaccination
Joseph Ebinger, Matthew Driver, Sandy Joung, Teresa Tran, Denisse Barajas, Min Wu, Patrick Botting, Jesse Navarrette, Nancy Sun and Susan Cheng
20 de julio, 2022
https://www.ahajournals.org/doi/abs/10.1161/HYPERTENSIONAHA.122.19694#