Resúmenes amplios

EFICACIA Y TOLERABILIDAD DEL BRIVARACETAM COMO TERAPIA ADYUVANTE


Morrisville, EE.UU.:
En pacientes con convulsiones de inicio focal, el brivaracetam, agregado a una amplia gama de drogas antiepilépticas, se asocia con eficacia adicional. La incidencia de eventos adversos fue generalmente similar entre los subgrupos, en pacientes asignados a brivaracetam o placebo, de manera independiente del tratamiento anticonvulsivo de base.

Advances in Therapy 41(4):1746-1758

Autores:
Bourikas D, Moseley B, Borghs S

Institución/es participante/s en la investigación:
UCB Pharma

Título original:
Efficacy and Tolerability of Adjunctive Brivaracetam in Patients with Focal-Onset Seizures on Specific Concomitant Antiseizure Medications: Pooled Analysis of Double-Blind, Placebo-Controlled Trials

Título en castellano:
Eficacia y Tolerabilidad del Brivaracetam como Terapia Adyuvante en Pacientes con Convulsiones de Inicio Focal que Reciben de Manera Concomitante Drogas Anticonvulsivas Específicas: Análisis Agrupado de Ensayos a Doble Ciego Controlados con Placebo

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.48 páginas impresas en papel A4

Introducción

El brivaracetam (BRV), una droga antiepiléptica (DAE) con afinidad alta y selectiva por la proteína 2A de las vesículas sinápticas, ha sido aprobado en diversos países. Diversos ensayos de fase III, a doble ciego y controlados con placebo, realizados con pacientes adultos con convulsiones de inicio focal no controladas en el contexto del tratamiento con 1 o más DAE, confirmaron la eficacia y la tolerabilidad de BRV como terapia complementaria para las convulsiones de inicio focal. En el presente análisis agrupado post hoc de los datos de estos ensayos en pacientes asignados al azar a BRV 50-200 mg/día o placebo que recibían tratamiento anticonvulsivo concomitante se analizaron la eficacia y tolerabilidad de BRV, de manera independiente del número de anticonvulsivos utilizados concomitantemente.

Métodos

Se realizó un análisis post hoc de datos agrupados de pacientes de 3 ensayos a doble ciego y controlados con placebo de BRV, como terapia anticonvulsiva adyuvante. En estos ensayos, los pacientes de entre 16 y 70 años, con convulsiones de inicio focal, fueron asignados aleatoriamente a BRV (50, 100 o 200 mg/día) sin titulación o a placebo; los enfermos recibían 1 o 2 DAE. Los subgrupos de DAE concomitantes no fueron mutuamente excluyentes, ya que la mayoría de los pacientes aleatorizados recibían dos DAE concomitantes al inicio del tratamiento con BRV. El período de evaluación fue la fase a doble ciego de 12 semanas de cada uno de los ensayos. En dos ensayos (N01252 y N01253) se recopilaron datos acerca del uso de DAE en los 5 años anteriores al ingreso al ensayo, mientras que en el ensayo N01358 se tuvo en cuenta el uso histórico de DAE antes del ingreso al ensayo. Los criterios de eficacia se analizaron en las poblaciones agrupadas por intención de tratar (población de eficacia), con exclusión de los pacientes que recibieron levetiracetam (LEV) concomitante en los ensayos N01252 y N01253, ya que en el otro estudio no se reclutaron pacientes tratados con LEV de manera concomitante. Los criterios principales de valoración fueron la reducción porcentual respecto al placebo en la frecuencia de las convulsiones de inicio focal en 28 días, la mediana de la reducción porcentual desde el inicio en la frecuencia de las convulsiones de inicio focal en 28 días, la tasa de respuesta del 50% (pacientes con al menos una reducción del 50% desde el inicio en la frecuencia de las convulsiones de inicio focal) y la ausencia de cualquier tipo de convulsión (incluidas las de inicio focal, las generalizadas y las no clasificadas). La tolerabilidad se analizó en las poblaciones agrupadas de pacientes de los estudios N01252 y N01253 que recibían LEV concomitante (población de seguridad). Se tuvieron en cuenta los eventos adversos emergentes con el tratamiento (EAET), los EAET considerados relacionados con el fármaco y los EAET que llevaron a la interrupción del tratamiento. Los análisis estadísticos se realizaron con análisis de covarianza (ANCOVA), y pruebas de Wilcoxon o de Mann-Whitney, según el caso. Para las tasas de respuesta del 50% se estimaron los odds ratios (OR) con intervalos de confianza (IC 95%); las comparaciones entre los grupos de tratamiento se realizaron con modelo de regresión logística.

Resultados

En este análisis, al menos 50 pacientes del grupo combinado de BRV 50-200 mg/día (incluido BRV 50, 100 o 200 mg/día) recibían alguna DAE concomitante: carbamazepina (CBZ), lamotrigina (LTG), valproato (VPA), oxcarbazepina (OXC), topiramato (TPM), fenitoína (PHT), lacosamida (LCM), clobazam (CLB) y fenobarbital (PHB). En la población de seguridad, la edad promedio en los subgrupos estuvo entre 33.4 años en pacientes que recibían CLB concomitante y 41.9 años en aquellos que recibían LCM concomitante. En la población de eficacia, la duración promedio de la epilepsia fue de entre 21.3 (pacientes con VPA) y 26.2 años (pacientes con PHB). La edad promedio en el momento de la aparición de la epilepsia fue de entre 12.8 (pacientes en CLB) y 19.2 años (pacientes en LCM). La mediana de la frecuencia inicial de las convulsiones de inicio focal fue generalmente similar en pacientes que recibieron CBZ, LTG, VPA, OXC, TPM, PHT y CLB concomitantemente, aunque ligeramente y numéricamente mayor en pacientes que recibieron LCM y PHB concomitantes. El LEV se tomó como primera o segunda DAE más común en todos los subgrupos.

En general, la mayoría de los pacientes completaron los ensayos en todos los subgrupos, según la DAE concomitante específica. En la población de seguridad, en pacientes asignados al azar a BRV 50-200 mg/día, la proporción de pacientes que completaron los ensayos fue generalmente similar a la proporción correspondiente de pacientes en el grupo placebo que recibieron CBZ concomitante. La tasa de finalización fue numéricamente menor en los pacientes asignados a BRV 50-200 mg/día, en comparación con placebo, para los pacientes que recibían TPM concomitante. Generalmente, en pacientes asignados a BRV 50-200 mg/día, el motivo principal de la interrupción fueron los eventos adversos, en todos los subgrupos de DAE.

Análisis de eficacia

Los resultados de eficacia fueron mayores en los pacientes asignados a BRV (50-200 mg/día), en comparación con placebo, para cada subgrupo de DAE específicas. Se observó una reducción con respecto al placebo en la frecuencia de las convulsiones de inicio focal en todos los subgrupos en pacientes asignados al azar a BRV (entre el 11.7% con OXC concomitante y 33.5% con PHB concomitante; p< 0.05) para los pacientes que tomaban BRV y CBZ, LTG, VPA, PHT, CLB y PHB concomitantes como parte de su régimen de tratamiento.

La mediana de la reducción porcentual desde el inicio en la frecuencia de convulsiones de inicio focal en 28 días fue numéricamente mayor en los pacientes asignados a BRV (entre 25.5% y 42.8%) en comparación con placebo (entre 4.4% y 21.2%). Estas diferencias fueron significativamente más pronunciadas (p < 0.05) en los pacientes asignados a BRV, en comparación con placebo, en aquellos que recibían concomitantemente CBZ, LTG, VPA, OXC, TPM, CLB y PHB.

Las tasas de respuesta del 50% fueron numéricamente más altas en los pacientes asignados a BRV (entre 31.9% y 44.9%) en comparación con placebo (entre 11.4% y 25.2%). Las tasas de respuesta del 50% fueron significativamente mayores para BRV versus placebo (p < 0.05) en pacientes que tomaban CBZ, VPA, OXC, TPM y CLB concomitantemente.

El índice de ausencia de cualquier tipo de convulsión durante el período de evaluación de 12 semanas también fue numéricamente mayor en los pacientes asignados a BRV en comparación con placebo en todos los subgrupos (entre 1.4% en pacientes con PHT y 12.5% en pacientes con LCM concomitante; p < 0.05).

Tolerabilidad

La incidencia general de EAET fue generalmente similar entre los subgrupos según las DAE concomitantes específicas en pacientes asignados a BRV (entre 60.8% y 74.5%) o placebo (entre 53.8% y 66.7%; tabla 1). Los EAET relacionados con el fármaco fueron numéricamente mayores en todos los subgrupos de DAE en pacientes asignados a BRV 50-200 mg/día (entre 35.2% y 48.3%) en comparación con placebo (entre 23.9% y 37.1%). En los subgrupos, las interrupciones debidas a EAET estuvieron entre 2.9% y 13.3% en pacientes asignados a BRV 50-200 mg/día, y entre 0% y 5.7% en pacientes con placebo; los índices de EAET graves estuvieron entre 1.6% y 5% con BRV, y entre 0% y 5.7% con placebo; la incidencia de EAET graves estuvo entre 3.2% y 11.7% con BRV y entre 2.5% y 9.1% con placebo. Los EAET referidos con mayor frecuencia en el grupo de BRV (al menos en el 10% de los pacientes en cualquier subgrupo) fueron la somnolencia, los mareos, las cefaleas y la fatiga. Las interrupciones debido a EAET fueron del 2.9% al 13.3% en los pacientes que recibieron BRV y del 0% al 5.7% con placebo, en todos los subgrupos.

Conclusión

En el presente ensayo post hoc de 3 estudios clínicos, controlados y aleatorizados se evaluaron la eficacia y la tolerabilidad del BRV como terapia adyuvante en adultos con convulsiones de inicio focal tratados con DAE de manera concomitante. Todos los criterios de valoración de eficacia fueron numéricamente más en los pacientes que recibieron BRV respecto de placebo. La incidencia general de EAET fue generalmente similar entre los subgrupos según las DAE concomitantes específicas, en pacientes que recibieron BRV o placebo. En conclusión, el tratamiento con BRV fue eficaz y bien tolerado, independientemente de las DAE utilizadas de manera concomitante.



ua40317

Imprimir esta página