DESCRIPCION DE CASOS DE SINDROME INFLAMATORIO MULTISISTEMICO EN NIñOS


Atlanta, EE.UU.
Durante las primeras tres oleadas pandémicas de síndrome inflamatorio multisistémico en niños en los Estados Unidos, las complicaciones cardiovasculares y los resultados clínicos adversos asociados con esta complicación de la enfermedad por coronavirus 2019 disminuyeron con el tiempo.

Clinical Infectious Diseases 1-11

Autores:
Miller A

Institución/es participante/s en la investigación:
Centers for Disease Control and Prevention

Título original:
Multisystem Inflammatory Syndrome in Children—United States, February 2020–July 2021

Título en castellano:
Síndrome Inflamatorio Multisistémico en Niños: Estados Unidos, Febrero de 2020 a Julio de 2021

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.05 páginas impresas en papel A4
Introducción
El síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C, por sus siglas en inglés) es una afección hiperinflamatoria grave en personas menores de 21 años asociada con antecedentes de infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés), caracterizada por fiebre, inflamación sistémica y compromiso de órganos multisistémicos. El MIS-C representa una complicación grave de COVID-19 en niños, aunque la infección inicial por SARS-CoV-2 en la mayoría de las personas con MIS-C es leve o asintomática. El MIS-C generalmente tiene lugar de dos a seis semanas después de la infección por SARS-CoV-2, y la mayor incidencia de MIS-C sigue de cerca los picos de circulación de SARS-CoV-2 informados. El objetivo de la presente investigación fue describir los casos de MIS-C informados a la vigilancia nacional de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) desde que comenzó la pandemia de COVID-19.  

Métodos
Se incluyeron pacientes que cumplieron con la definición de caso de MIS-C, es decir,  enfermedad clínicamente grave que requiere hospitalización en menores 21 años, fiebre ≥ 38°C durante por lo menos 24 horas o informe de fiebre subjetiva durante 24 horas o más, signos de laboratorio de inflamación, compromiso multisistémico de dos o más órganos, prueba de laboratorio de infección aguda o previa por SARS-CoV-2 mediante reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa, serología o prueba de antígeno, o exposición conocida a COVID-19 dentro de las cuatro semanas posteriores al inicio de los síntomas, así como ningún diagnóstico alternativo plausible, con fecha de inicio 19 de febrero de 2020 a 31 de julio de 2021, utilizando el formulario de informe de caso MIS-C de los CDC, que recopila información sobre datos demográficos, presentación clínica y resultados de laboratorio. El ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI) se definió a partir de tener una fecha documentada de ingreso en la UCI o una duración conocida de la estadía en la UCI o haber recibido atención a nivel de la UCI, incluida la ventilación mecánica, el apoyo con vasopresores o la oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés). Los valores de linfopenia y trombocitopenia se definieron utilizando estándares de edad. Las tendencias a lo largo del tiempo en tres olas pandémicas (del 19 de febrero al 28 de junio de 2020, del 29 de junio al 17 de octubre 2020, y del 18 de octubre de 2020 al 31 de julio de 2021) de MIS-C se evaluaron mediante la prueba de Cochran-Armitage para variables categóricas y la prueba de Jonckheere-Terpstra para variables continuas.  

Resultados
De 4901 casos notificados, 4470 cumplieron los criterios de inclusión. La mediana de edad de los pacientes para la cohorte general con MIS-C fue de 9 años. El 59.9% eran varones. De los enfermos con información completa sobre raza y etnia, el 31.1% eran negros no hispanos, el 30.6% hispanos/latinos y el 28.9% blancos no hispanos. Se informaron comorbilidades en el 37.6% de los pacientes con MIS-C; la obesidad (25.1%) y la enfermedad pulmonar crónica, incluida el asma (9.6%), fueron las más frecuentes entre todos los pacientes con MIS-C. Todos los pacientes con MIS-C habían notificado fiebre según lo indicado por la definición de caso. La mediana de duración informada de la fiebre fue de cinco días. Los signos y síntomas adicionales más frecuentes incluyeron dolor abdominal (68.5%), vómitos (66.6%) y erupción cutánea (55.2%). El 74% de los pacientes con MIS-C informaron afección mucocutánea. Muchos pacientes con MIS-C presentaron compromiso cardiovascular (79.6%). La mayoría de los casos (68.3%) se produjeron durante la tercera oleada, en comparación con la primera (17.2%) y la segunda (14.5%) ola. En general, los pacientes con MIS-C estuvieron hospitalizados durante una mediana de cinco días. La mediana de estadía en UCI fue de cuatro días. La proporción de sujetos de 12 a 15 años aumentó significativamente con el tiempo (p < 0.001). La proporción de varones y de pacientes que eran blancos no hispanos también aumentó significativamente con las oleadas sucesivas (p < 0.001 para cada una) y fue del 62% y el 35%, respectivamente, en la tercera oleada. Se observó un aumento significativo (p < 0.001) de afección hematológica y gastrointestinal grave durante las tres oleadas. Los síntomas informados con mayor frecuencia con el tiempo incluyeron dolor abdominal, dolor de cabeza, mialgia y dolor de cuello (p < 0.001). A lo largo del tiempo, disminuyó la frecuencia de complicaciones cardiovasculares (es decir disfunción cardíaca, miocarditis y requerimiento de shock/vasopresores) e insuficiencia renal (p < 0.001). Además, disminuyó la provisión de cuidados intensivos, incluida la ventilación mecánica (p < 0.001) y la ECMO (p = 0.046), al igual que la duración de la hospitalización y la mortalidad (cada una p < 0.001). La proporción de pacientes con complicaciones respiratorias graves alcanzó su punto máximo durante la segunda ola, con neumonía, derrame pleural y síndrome de dificultad respiratoria aguda, los más altos en la segunda ola (31%, 26% y 8%, respectivamente). Entre los pacientes con MIS-C, el 84.4% recibió inmunoglobulinas intravenosas, el 76.7% corticoides, y el 20.9% inmunomoduladores. Los dos primeros tratamientos se indicaron con mayor frecuencia con el correr del tiempo. La tasa de mortalidad en esta población fue del 0.8%.  

Conclusiones
Durante las primeras tres oleadas pandémicas de MIS-C en los Estados Unidos, las complicaciones cardiovasculares y los resultados clínicos adversos asociados, incluida la duración de la hospitalización, la recepción de ECMO y la muerte, disminuyeron con el tiempo. Estos datos sirven como referencia para monitorear las tendencias futuras asociadas con la variante delta u otras variantes del SARS-CoV-2 y el aumento de la vacunación contra la COVID-19 entre los niños.  
ua40317