LINFADENOPATIA REGIONAL ASOCIADA CON LA VACUNA CONTRA LA COVID-19

Los médicos que tratan a pacientes con cáncer de mama deben ser conscientes de que la vacuna contra la enfermedad por coronavirus 2019 puede provocar linfadenopatía regional.

European Journal of Cancer 159:38-51

Autores:
Garreffa E

Institución/es participante/s en la investigación:
University Hospitals of Derby and Burton NHS Foundation Trust

Título original:
Regional Lymphadenopathy Following COVID-19 Vaccination: Literature Review and Considerations for Patient Management in Breast Cancer Care

Título en castellano:
Linfadenopatía Regional Después de la Vacunación contra la COVID-19: Revisión de la Bibliografía y Consideraciones para el Manejo de Pacientes en la Atención del Cáncer de Mama

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.94 páginas impresas en papel A4
Introducción
En el momento de redactar el presente informe, ya se han administrado más de mil millones de dosis de vacunas contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus sigla en inglés) en los Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Europea. Además, se han administrado 1.82 millones de dosis de refuerzo en los Estados Unidos. Desde el 13 de agosto, y actualmente se planean o se están considerando programas de refuerzo similares en otros países a partir del otoño de 2021. Los primeros informes demostraron una asociación entre la administración de la vacuna contra la COVID-19 (principalmente vacunas de ácido ribonucleico mensajero [ARNm]) y el desarrollo de linfadenopatía axilar y supraclavicular ipsolateral, que podría interferir con el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de pacientes con cáncer de mama. El objetivo del presente artículo fue revisamos las pruebas disponibles sobre la linfadenopatía relacionada con la vacuna contra la COVID-19 y discutir las implicaciones clínicas de la misma en el diagnóstico y manejo del cáncer de mama.  

Métodos
Se realizó una búsqueda bibliográfica en las bases de datos PubMed, Ovid Medline, Scopus, CINHAL, Springer Nature, ScienceDirect, Academic Search Premier y Directory of Open Access Journals para identificar artículos publicados entre enero de 2021 y mayo de 2021 que informaran sobre linfadenopatía regional palpable o detectada por imágenes después de la vacunación contra la COVID-19. Solo se revisaron los artículos en inglés y se hicieron referencias cruzadas a sus listas de referencias hasta que se agotó la estrategia de búsqueda. Se realizaron búsquedas adicionales utilizando Google Scholar y ResearchGate. La búsqueda más reciente se realizó el 9 de mayo de 2021. Por separado, se compilaron una serie de estudios de casos de los Hospitales Universitarios de Derby y Burton, Reino Unido y la Clínica Mayo en Minnesota, Estados Unidos de América, para ilustrar el impacto que la linfadenopatía regional posterior a la vacunación contra la COVID-19 puede tener en el diagnóstico y manejo de pacientes que son atendidas en clínicas de cáncer de mama.  

Resultados
A partir de la búsqueda bibliográfica, 15 estudios cumplieron los criterios de inclusión (n: 2057 pacientes, 737 con adenopatías relacionada con la vacuna contra la COVID-19). Todos los artículos seleccionados fueron estudios retrospectivos. La mayoría de las adenopatías (n: 657) se identificaron durante las imágenes para la estadificación o el seguimiento del cáncer, y de estas, casi todas se identificaron en una exploración  de tomografía por emisión de positrones (n: 654). Los casos restantes de adenopatías se presentaron de la siguiente manera: 37 pacientes sintomáticos con adenopatía palpable; 22 pacientes con adenopatía incidental identificada durante las imágenes realizadas por otras razones, y 21 pacientes con adenopatía identificada durante los exámenes de detección de cáncer de mama. Todos los pacientes de los estudios seleccionados recibieron una vacuna de ARNm. La incidencia de linfadenopatía posterior a la vacunación osciló entre el 14.5% y el 53% y persistió durante > 6 semanas en el 29% de los pacientes. La recepción de una dosis única de vacuna, la edad avanzada (≥ 64 años) y un estado inmunodeprimido se asociaron con tasas más bajas de linfadenopatía posterior a la vacuna, mientras que se han encontrado tasas más altas de linfadenopatía posterior a la vacuna en pacientes más jóvenes (< 64 años), inmunocompetentes y completamente vacunados. Entre los pacientes con linfadenopatía no palpable, los ganglios agrandados se identificaron principalmente en la axila (n: 688; 98.3%), mientras que solo 2 (0.3%) tenían adenopatía de la fosa supraclavicular (FSC); 10 pacientes (1.4%) tenían adenopatías axilares y de la FSC. Por el contrario, las adenopatías palpables se detectaron principalmente en la FSC (n: 32; 86.5%), con solo 4 pacientes (10.8%) presentando adenopatía axilar y un paciente (2.7%) presentando adenopatía axilar y de la FSC. Para la adenopatía palpable, el tiempo promedio hasta la resolución clínica (cuando se informó) fue de aproximadamente siete a ocho días. Sin embargo, en 9 pacientes (25%), los ganglios palpables persistieron durante > 21 días.  

Conclusiones
Los médicos que tratan a pacientes con cáncer de mama deben ser conscientes de que la vacuna contra la COVID-19 puede provocar linfadenopatía regional en un número significativo de pacientes y mayor de lo que se informó originalmente en los ensayos clínicos aleatorizados de vacunas, y esto podría durar más de 6 semanas, lo que puede dar lugar a investigaciones y tratamientos innecesarios y a un aumento de la ansiedad del paciente. Se debe recopilar el historial de vacunación contra la COVID-19 preciso de todos los pacientes en los que la linfadenopatía regional es un hallazgo clínico o de imagen y posteriormente combinarlo con el juicio clínico al manejar casos individuales. Los médicos deben proporcionar a las pacientes información y consejos claros sobre la posible aparición de linfadenopatía regional después de la vacunación contra la COVID-19 (en particular, la administración de la vacuna en el brazo opuesto al seno afectado) y sus implicaciones para la atención del cáncer de mama con el fin de evitar conceptos erróneos. 
ua40317