LA EFICACIA DE LA VACUNA AD26.COV2.S

A pesar de la falta de precisión en algunas estimaciones, una sola dosis de la vacuna Ad26.COV2.S continúa protegiendo especialmente contra las formas graves de enfermedad por coronavirus 2019 en el contexto de nuevas variantes.

MedRxiv 1-9

Autores:
Croda J

Institución/es participante/s en la investigación:
Universidade Federal de Mato Grosso do Sul

Título original:
Vaccine Effectiveness of Ad26.COV2.S Against Symptomatic COVID-19 and Clinical Outcomes in Brazil: a Test-negative Study Design

Título en castellano:
Eficacia de la Vacuna de Ad26.COV2.S contra la COVID-19 Sintomática y Resultados Clínicos en Brasil: Un Diseño de Estudio de Prueba Negativa

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.76 páginas impresas en papel A4
Introducción
La vacuna Ad26.COV2.S es una vacuna de vector viral contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por su sigla en inglés) que se administra en una sola dosis. Hay datos limitados de la eficacia en el mundo real para la vacuna Ad26.COV2.S, y se necesitan más estudios, especialmente en el contexto de las variantes gamma y delta. El objetivo presente estudio fue estimar la eficacia de la vacuna Ad26.COV2.S contra la COVID19 sintomático y los resultados clínicos en Mato Grosso do Sul, un estado del centro-oeste de Brasil que limita con Bolivia y Paraguay.  

Métodos
Se analizaron datos del 25 de junio del 2021 al 30 de septiembre del 2021 en el estado de Mato-Grosso do Sul (∼2.8 millones de habitantes), Brasil. En Mato Grosso do Sul, la vacuna Ad26.COV2.S comenzó a distribuirse el 25 de junio del 2021 por el programa de campaña nacional. Además, se realizó una campaña masiva de vacunación con Ad26.COV2.S en 13 municipios que componen las fronteras internacionales. Durante junio de 2021, Mato-Grosso do Sul enfrentó un enorme brote de la variante gamma del virus que provoca la COVID-19. Se incluyeron pruebas de reacción en cadena de polimerasa (PCR) de adultos residentes en Mato-Grosso do Sul, recolectadas dentro de los 10 días posteriores al inicio de los síntomas, y se excluyeron a los individuos previamente infectados. El resultado primario fue la eficacia de la vacuna Ad26.COV2.S después de 28 días de la dosis única contra la COVID-19 sintomática. Un caso sintomático se definió como el que presenta al menos 2 síntomas respiratorios agudos, según se definió en el ensayo de eficacia de Ad26.COV2.S. Además, se analizó la eficacia frente a los ingresos hospitalarios y en la unidad de cuidados intensivos (UCI), el uso de la ventilación mecánica invasiva y la muerte. Se estimó la eficacia de la vacuna mediante modelos de regresión logística ajustados por edad, sexo, diabetes mellitus, enfermedades crónicas renales, hepáticas, neurológicas, hematológicas, cardiovasculares y respiratorias, obesidad, estado de inmunosupresión y tiempo (día del año). La edad y el día del año se modelaron. Se utilizó el período de 0 a 13 días después de la dosis única como indicador de sesgo. Todos los análisis se realizaron con la versión 4.0.3 del programa estadístico R.  

Resultados
Se analizaron un total de 11 817 pruebas de PCR. La media de edad fue de 37 ± 17 años, 2308 (20%) de los individuos ≥ 50 años y casi dos tercios de la población eran Marrón/Pardo. La prevalencia de comorbilidades crónicas fue baja, y la diabetes mellitus fue la más frecuente (2.5%). La eficacia ajustada de la vacuna Ad26.COV2.S contra la COVID-19 sintomática después de 28 días de la dosis única fue del 50.9% (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 35.5 a 63.0). La eficacia ajustada de la vacuna frente a los resultados clínicos fue del 72.9% (IC 95%: 35.1 a 91.1) para la hospitalización, el 92.5% (IC 95%: 54.9 a 99.6) para el ingreso en la UCI, el 88.7% (IC 95%: 17.9 a 99.5) para la necesidad de ventilación mecánica, y 90.5% (IC 95%: 31.5 a 99.6) para la muerte. Los indicadores de sesgo demostraron un mayor riesgo durante el período de 0 a 13 días después de la dosis única de la vacuna Ad26.COV2.S.  

Conclusiones
A pesar de la falta de precisión en algunas estimaciones, los resultados del presente estudio indican que una sola dosis de la vacuna Ad26.COV2.S continúa protegiendo especialmente para las formas graves de COVID-19 en el contexto de nuevas variantes. Se observó una efectividad del 51% después de 28 días de una dosis única de Ad26.COV2.S contra la COVID-19 sintomática y una mayor protección contra los resultados clínicos. Es importante destacar que los autores del presente estudio no secuenciaron el material genético del virus, pero la variante gamma fue predominante y la variante delta emergió rápidamente durante el período de estudio en Brasil. Además, se analizó un período de seguimiento corto, por lo que no se pudo evaluar la posible disminución de la eficacia. El indicador de sesgo demostró confusión residual, que puede explicarse por el extenso brote que estaba en curso cuando comenzó la vacunación, y podría indicar que las presentes estimaciones de eficacia de la vacuna Ad26.COV2.S están subestimadas. 
ua40317