CONOCIMIENTOS ACTUALES SOBRE EL COMPORTAMIENTO DE LA ENFERMEDAD POR COVID-19


Atlanta, EE.UU.
Las cuarentenas pueden reducir la transmisión de enfermedad por coronavirus 2019, pero deben respetarse los derechos humanos y, en la actualidad, parece difícil implementar medidas eficaces al respecto.

JAMA

Autores:
del Rio C

Institución/es participante/s en la investigación:
Emory University School of Medicine

Título original:
COVID-19—New Insights on a Rapidly Changing Epidemic

Título en castellano:
COVID-19: Nuevas Percepciones sobre una Epidemia que Cambia Rápidamente

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.08 páginas impresas en papel A4
Introducción
Desde informó por primera vez en China el brote del síndrome respiratorio agudo grave por coronavirus 2 (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés) se ha vuelto una pandemia. Hasta el 27 de febrero de 2020, la mayoría de los casos y las muertes por enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) (la enfermedad causada por el SARS-CoV-2) se registraron en China. Más de 49 países han reportado casos de COVID-19 y un brote particularmente grande se registró entre los pasajeros y la tripulación del crucero Diamond Princess. Los datos sobre el SARS-CoV-2 aumentan y se actualizan diariamente. La decodificación del genoma del virus permitió el desarrollo pruebas de diagnóstico e iniciar investigaciones sobre vacunas y terapias. Mientras tanto, el espectro clínico de esta enfermedad continúa definiéndose y se ha comenzado a estudiar diversos tratamientos. El objetivo del presente trabajo fue actualizar la guía previa para los médicos clínicos y resumir lo que se sabe, lo que se desconoce y cuáles son los siguientes pasos basados en las pruebas disponibles para abordar y detener el brote de COVID-19.

El virus
El SARS-CoV-2 sería un nuevo Betacoronavirus que infecta a los humanos y que probablemente se originó en murciélagos de crisantemo. Este virus utiliza una proteína espiga (E) densamente glucosilada para ingresar a las células huésped y se une con alta afinidad al receptor de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ECA2) en humanos de una manera similar al SARS-CoV. La ECA2 se expresa en células alveolares tipo II. Datos no confirmados sugieren que los hombres asiáticos tienen una gran cantidad de células que expresan esta enzima en el pulmón, lo que podría explicar el predominio masculino de COVID-19. Sin embargo, otros factores como una mayor prevalencia de tabaquismo entre los hombres en China pueden explicar la diferencia en la distribución sexual de la enfermedad. El huésped intermedio entre murciélagos y humanos sería el pangolín.

Epidemióloga
Las estimaciones actuales del período de incubación varían de 1 a 14 días con una mediana de 5 a 6 días, aunque estudios recientes sugieren que el período de incubación puede durar hasta 24 días. El virus parece transmitirse principalmente a través de gotas, pero también se ha encontrado en las heces y la sangre. La transmisión asociada con la atención médica parece sería un modo importante de infección. El número reproductivo (R0) para el SARS-CoV-2 se estima entre 2 y 3, lo que sugiere un potencial pandémico mayor que el SARS. La transmisión desde un portador asintomático parece ser posible. Un informe de 9 pacientes embarazadas sugiere que la transmisión perinatal sería poco probable. Se calcula que aproximadamente dos tercios de los casos de COVID-19 exportados desde China continental no habrían sido detectados.

Características clínicas
Los estudios de pacientes hospitalizados por COVID-19 indican que el promedio de edad es de 50 años, con un ligero predominio de varones; aproximadamente el 25% de los pacientes requieren cuidados intensivos y aproximadamente el 10% requiere ventilación mecánica. El curso de la enfermedad sería más benigno en adultos y niños más jóvenes. Los síntomas más frecuentes son fiebre (83% a 98%), tos seca (76% a 82%) y fatiga o mialgias (11% a 44%). Los hallazgos anormales de laboratorio incluyeron linfopenia (70%), tiempo prolongado de protrombina (58%) y lactato deshidrogenasa elevada (40%). Las radiografías de tórax se caracterizan por infiltrados irregulares bilaterales y las tomografías axiales computarizadas de tórax demuestran infiltrados de vidrio esmerilado. Los hallazgos histopatológicos no serían patognomónicos. La mayoría de los pacientes tienen una enfermedad leve. Es esencial definir el espectro de la enfermedad y los factores de riesgo para la progresión y mortalidad de la enfermedad.

Tasa de letalidad
La tasa de letalidad (TL) del COVID-19 parece ser muy variable. Estudios preliminares indican que la TL no sería más de 1% a 2%, aunque esto dependería de la detección precisa de las personas con enfermedad leve.

Detección y prueba
Se recomienda la detección del COVID-19 según el viaje a China o el contacto cercano con una persona diagnosticada o bajo investigación de SARS-CoV-2 en los últimos 14 días con fiebre o síntomas respiratorios o ambos. Sin embargo, es probable que pronto cambien estas recomendaciones de detección. Las pruebas de diagnóstico siguen siendo limitadas y se necesitan de manera urgente. Si un médico identifica un caso potencial de COVID-19, el laboratorio clínico que el médico usará para las pruebas debe comunicarse con el laboratorio local de salud pública para coordinar las pruebas. Se recomienda que el espécimen presentado sea una muestra nasofaríngea y un hisopado oral o una muestra del tracto respiratorio inferior o ambos.

Cuidado y tratamiento clínico
El cuidado del paciente con COVID-19 es similar al de otras neumonías virales. Los corticoides no se recomiendan. El remdesivir podría ser útil y se están realizando ensayos clínicos. Se están llevando a cabo numerosos estudios para probar compuestos nuevos y reutilizados contra el SARS-CoV-2.  

Prevención y control de infección
Actualmente no hay vacuna disponible contra el SARS-CoV-2. Los profesionales de la salud deben usar bata, guantes y un respirador N95 más un protector facial o gafas o un respirador eléctrico purificador de aire. Las medidas que tomó China no impidieron la epidemia de COVID-19. Por otro lado, las cuarentenas como la impuesta a los pasajeros y la tripulación del Diamond Princess aumentaron la transmisión y provocaron cientos de infecciones. Las cuarentenas pueden reducir la transmisión, pero deben respetarse los derechos humanos, y en la actualidad parecería difícil implementar medidas de cuarentena eficaces.   Para enfrentar al COVID-19 se necesita acelerar los protocolos que conducen al descubrimiento y la implementación de pruebas de diagnóstico rápidas en el punto de atención, terapias antivirales eficaces y una vacuna segura e inmunogénica.
ua40317