Conceptos Categóricos

LA VACUNACIÓN CONTRA LA COVID-19 Y EL RIESGO DE INFECCIÓN POR LA VARIANTE DELTA Y EL ACLARAMIENTO VIRAL

LA VACUNACIÓN CONTRA LA COVID-19 Y EL RIESGO DE INFECCIÓN POR LA VARIANTE DELTA Y EL ACLARAMIENTO VIRAL


Londres, Reino Unido
La vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019 reduce el riesgo de infección por la variante delta del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave y acelera el aclaramiento viral.

The Lancet Infectious Diseases 1-13

Autores:
Lalvani A

Institución/es participante/s en la investigación:
Imperial College London

Título original:
Community Transmission and Viral Load Kinetics of the SARS-CoV-2 delta (B.1.617.2) Variant in Vaccinated and Unvaccinated Individuals in the UK: a Prospective, Longitudinal, Cohort Study

Título en castellano:
Transmisión Comunitaria y Cinética de la Carga Viral de la Variante Delta (B.1.617.2) del SARS-CoV-2 en Individuos Vacunados y No Vacunados en el Reino Unido: Un Estudio de Cohorte Longitudinal, Prospectivo

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.99 páginas impresas en papel A4
Introducción
La variante delta (B.1.617.2) del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés) es altamente transmisible y se está extendiendo a nivel mundial, incluso en poblaciones con altas tasas de vacunación. Si bien el objetivo principal de la vacunación es proteger a las personas contra la forma grave de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) y sus consecuencias, la medida en que las vacunas reducen la transmisión progresiva del SARS-CoV-2 es clave para contener la pandemia. Este resultado depende de la capacidad de las vacunas para proteger contra la infección y de la medida en que la vacunación reduce la infecciosidad de las infecciones irruptivas. Los hogares son el lugar de la mayor parte de la transmisión del SARS-CoV-2 a nivel mundial. El objetivo del presente estudio fue investigar la transmisión y la cinética de la carga viral en individuos vacunados y no vacunados con infección leve por la variante delta del SARS-CoV-2 en la comunidad.  

Métodos
Entre el 13 de septiembre de 2020 y el 15 de septiembre de 2021, se reclutaron 602 contactos comunitarios (identificados mediante el sistema de rastreo de contratos del Reino Unido) de 471 casos índice de COVID-19 del Reino Unido para el estudio de cohorte Assessment of Transmission and Contagiousness of COVID-19 in Contacts y contribuyeron con 8145 muestras del tracto respiratorio superior de muestreo diario durante un máximo de 20 días. Los contactos expuestos domésticos y no domésticos de 5 años o más eran elegibles para el reclutamiento si podían dar su consentimiento informado y aceptar la autoexploración del tracto respiratorio superior. Se analizó el riesgo de transmisión por estado de vacunación para 231 contactos expuestos a 162 casos índice de infección por la variante delta del SARS-CoV-2 vinculados de manera epidemiológica. Se compararon las trayectorias de carga viral de individuos completamente vacunados con infección delta (n: 29) con individuos no vacunados con infecciones delta (n: 16), alfa (B.1.1.7; n: 39) y pre-alfa (n: 49). Los resultados primarios del análisis epidemiológico fueron evaluar la tasa de ataque secundario (TAS) en los contactos domésticos estratificados por el estado de vacunación de los contactos y el estado de vacunación de los casos índice. Los resultados primarios del análisis de la cinética de la carga viral fueron detectar diferencias en la carga viral máxima, la tasa de crecimiento viral y la tasa de disminución viral entre los participantes según la variante del SARS-CoV-2 y el estado de vacunación.  

Resultados
La TAS en los contactos domésticos expuestos a la variante delta fue del 25% (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 18 a 33) para las personas completamente vacunadas en comparación con el 38% (IC 95%: 24 a 53) en las personas no vacunadas. El promedio del tiempo entre la segunda dosis de vacuna y el reclutamiento del estudio en los contactos completamente vacunados fue mayor para los individuos infectados (mediana 101 días) que para los sujetos no infectados (64 días, p: 0.001). La TAS entre los contactos domésticos expuestos a casos índice completamente vacunados fue similar a los contactos domésticos expuestos a casos índice no vacunados (25% [IC 95%: 15 a 35] para los vacunados frente al 23% [IC 95%: 15 a 31] para los no vacunados). Un total de 12 (39%) de 31 infecciones en contactos domésticos completamente vacunados surgieron de casos índice vinculados epidemiológicamente completamente vacunados, confirmados por análisis genómico y virológico en tres pares índice de casos-contacto. Aunque la carga viral máxima no difirió según el estado de vacunación o el tipo de variante, aumentó de forma modesta con la edad (diferencia de 0.39 [IC 95%: –0.03 a 0.79] en el registro máximo log10 de carga viral por ml entre las personas de edad 10 años y 50 años). Los individuos completamente vacunados con infección por la variante delta tuvieron una media de tasa más rápida (probabilidad posterior > 0.84) de disminución de la carga viral (0.95 log10 copias por ml por día) que los individuos no vacunados con infecciones por la variante pre-alfa (0.69), alfa (0.82) o delta (0.79). Dentro de los individuos, el crecimiento más rápido de la carga viral se correlacionó con una carga viral máxima más alta (correlación 0.42; IC 95%: 0.13 a 0.65) y una disminución más lenta (correlación: –0.44; IC 95%: –0.67 a –0.18).  

Conclusiones
La vacunación contra la COVID-19 reduce el riesgo de infección por la variante delta del SARS-CoV-2 y acelera el aclaramiento viral. No obstante, las personas completamente vacunadas con infecciones irruptivas tienen una carga viral máxima similar a los casos no vacunados y pueden transmitir la infección de manera eficiente en entornos domésticos, incluso a contactos completamente vacunados. Las interacciones huésped-virus en las primeras etapas de la infección pueden dar forma a toda la trayectoria viral. Los resultados del presente estudio sugieren que la vacunación por sí sola no es suficiente para prevenir toda la transmisión de la variante delta en el hogar, donde la exposición es cercana y prolongada. El aumento de la inmunidad de la población mediante programas de refuerzo y la vacunación de adolescentes ayudará a aumentar el efecto actualmente limitado de la vacunación sobre la transmisión, pero la protección directa de las personas en riesgo de resultados graves, mediante la vacunación y las intervenciones no farmacológicas, seguirá siendo fundamental para contener la carga de enfermedad causada por la variante delta. 
ua40317

Imprimir esta página
-->