Conceptos Categóricos

REACCIONES ANAFILÁCTICAS LUEGO DE LA APLICACIÓN DE VACUNAS CON ARN MENSAJERO CONTRA LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 EN LOS ESTADOS UNIDOS

REACCIONES ANAFILÁCTICAS LUEGO DE LA APLICACIÓN DE VACUNAS CON ARN MENSAJERO CONTRA LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 EN LOS ESTADOS UNIDOS


Evanston, EE.UU.
Luego de la implementación de la vacunación contra COVID-19 en la práctica comenzaron a surgir los primeros casos de reacciones anafilácticas en sujetos inmunizados con vacunas con ARNm. Inicialmente, los CDC comunicaron 21 casos referidos al sistema de vigilancia, después de la aplicación de 1 893 360 primeras dosis de la vacuna de Pfizer-BionNTech, los cuales reunían los criterios para la definición de casos de anafilaxia, y 10 casos luego de la aplicación de 4 041 396 primeras dosis de la vacuna de Moderna, cifras que se corresponden con índices estimados de 11.1 y 2.25 casos por cada millón de dosis administradas, respectivamente. Según los criterios de Evans no surgieron señales de desproporcionalidad para los casos referidos de anafilaxia luego de la aplicación de estas vacunas contra COVID-19, respecto de todas las otras vacunas.

Annals of Allergy Asthma & Immunology 127(1):139-140

Autores:
Rodriguez-Nava G

Institución/es participante/s en la investigación:
AMITA Health Saint Francis Hospital

Título original:
Disproportionality Analysis of Anaphylactic Reactions After Vaccination with Messenger RNA Coronavirus Disease 2019 Vaccines in the United States

Título en castellano:
Análisis de Desproporcionalidad de Reacciones Anafilácticas luego de la Aplicación de Vacunas contra la Enfermedad por Coronavirus 2019 con ARN Mensajero en los Estados Unidos

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.23 páginas impresas en papel A4
Un año después de la aparición de un nuevo coronavirus, el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2), el agente causal de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por sus siglas en inglés), la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos autorizó el uso de emergencia para 2 nuevas vacunas contra COVID-19 con tecnología de ARN mensajero (ARNm). Las comunicaciones de reacciones de hipersensibilidad aguda en la práctica diaria han generado mucha ansiedad entre la población apta para la inmunización, como también en la comunidad científica. Estas referencias atrasaron, en ocasiones, la implementación de los programas de vacunación masiva. Si bien los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) y la FDA monitorizan de manera conjunta las reacciones adversas a las vacunas, por medio de diversos sistemas de vigilancia, como el Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS) o el CDC's Vaccine Safety Datalink, los profesionales de la salud en general tienen un papel decisivo para conocer con precisión aspectos particulares de seguridad con estos nuevos productos, ya que son ellos quienes deben comunicar los casos adversos detectados. En un estudio previo, los autores demostraron la simplicidad y la versatilidad del CDC Wide-ranging Online Data for Epidemiologic Research (CDC WONDER), en simultáneo con los cocientes de información proporcionales (proportional reporting ratios [PRR]) para obtener información actualizada acerca de los datos de seguridad de las vacunas, referidos al VAERS. No existe notificación desproporcionada de reacciones adversas graves a las vacunas, incluidas reacciones anafilácticas, en asociación con la vacuna MMR, en comparación con todas las otras vacunas, en el transcurso de 30 años. En el presente estudio se utilizaron los datos online del CDC WONDER y los PRR con el objetivo de determinar si los índices de notificaciones de casos de anafilaxia referidos en el VAERS, en relación con las dos vacunas actualmente disponibles con ARNm contra COVID-19, son desproporcionadamente diferentes respecto de los correspondientes para otras vacunas. Se tuvieron en cuenta todos los casos de reacciones adversas a las vacunas y de reacciones anafilácticas o shock anafiláctico, para sujetos de 18 años o más que recibieron la vacuna de Pfizer-BioNTech (New York City, New York-Alemania) o la vacuna de Moderna (Cambridge, Massachusetts) en los Estados Unidos, entre 1 de diciembre de 2020 y 5 de marzo de 2021, y todas las reacciones adversas y casos de anafilaxia que se refirieron en sujetos de 18 años o más que recibieron todos los otros tipos de vacunas, en el mismo período. La referencia desproporcionada de reacciones anafilácticas, en relación con la totalidad de reacciones adversas luego de la aplicación de vacunas contra COVID-19, se comparó con la del resto de las vacuna, mediante la aplicación de los criterios de Evans: PRR igual o superior a 2, con χ2 igual o superior a 4 con la corrección de Yates (con ajuste para las frecuencias bajas), y de 3 o más para los casos individuales. Cuando se reúnen los 3 criterios mencionados surge la señal de desproporcionalidad y la necesidad de evaluación adicional. Se analizaron 112 368 reacciones adversas luego de la aplicación de vacunas con ARNm contra COVID-19 y 771 referencias para otras vacunas, entre 1 de diciembre de 2020 y 5 de marzo de 2021, con 185 casos de anafilaxia para las vacunas contra COVID-19 y 1 caso de anafilaxia para todas las otras vacunas, en el mismo período El PPR fue de 1.26 (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.18 a 9.05), en tanto que el valor de χ2 con corrección de Yates fue de 0.043. Según los criterios de Evans no surgieron señales de desproporcionalidad para los casos referidos de anafilaxia luego de la aplicación de las vacunas contra COVID-19, respecto de todas las otras vacunas. El principal objetivo de la comunicación espontánea de reacciones adversas es reconocer precozmente posibles riesgos de las vacunas, no identificados antes de la comercialización de productos experimentales, y en relación con las limitaciones de los ensayos clínicos, en términos de las muestras reducidas de participantes, la duración del seguimiento y la aplicabilidad de los hallazgos al ámbito de la práctica asistencial. En los principales estudios de fase III con vacunas con ARNm contra COVID-19 fueron excluidos los sujetos con antecedentes de reacciones graves de hipersensibilidad a las vacunas experimentales o sus excipientes. En los estudios para ambas vacunas se registraron índices bajos y similares de reacciones adversas por hipersensibilidad en los grupos activos y control. Luego de la implementación de la vacunación en la práctica comenzaron a surgir los primeros casos de reacciones anafilácticas en sujetos inmunizados con vacunas con ARNm. Inicialmente, los CDC comunicaron 21 casos referidos al VAERS, después de la aplicación de 1 893 360 primeras dosis de la vacuna de Pfizer-BionNTech, los cuales reunían los criterios para la definición de casos de anafilaxia, y 10 casos luego de la aplicación de 4 041 396 primeras dosis de la vacuna de Moderna, cifras que se corresponden con índices estimados de 11.1 y 2.25 casos por cada millón de dosis administradas, respectivamente. En una actualización reciente, luego de la aplicación de 9 943 247 dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech y de 7 581 429 dosis de la vacuna de Moderna, los CDC identificaron 66 casos que reunieron los criterios para anafilaxia: 47 después de la aplicación de la vacuna de Pfizer-BioNTech, para un índice actualizado de 4.7 casos por cada millón de dosis, y 19 después de la aplicación de la vacuna de Moderna, para un índice estable de 2.5 casos por cada millón de dosis administradas. No se comunicó ningún deceso atribuible a anafilaxia. Se destaca, sin embargo, que los valores de PRR y χ2 son medidas de asociación, pero no de causalidad; para establecerse una relación causal entre las vacunas y los eventos adversos se requieren estrategias adicionales. A pesar de esta y otras limitaciones, la metodología aplicada en esta oportunidad es apta para la toma rápida de decisiones clínicas, en el contexto de la aparición de nuevas vacunas y tratamientos contra COVID-19.
ua40317

Imprimir esta página
-->