Conceptos Categóricos

LAS INTERVENCIONES HOSPITALARIAS EN EL HOGAR

Resúmenes amplios

LAS INTERVENCIONES HOSPITALARIAS EN EL HOGAR


Montreal, Canadá
Las intervenciones hospitalarias en el hogar podrían sustituir a la atención hospitalaria en pacientes con enfermedades crónicas que acuden al servicio de urgencias.

JAMA Network Open 4(6):1-14

Autores:
Arsenault-Lapierre G

Institución/es participante/s en la investigación:
Jewish General Hospital

Título original:
Hospital-at-Home Interventions vs In-Hospital Stay for Patients With Chronic Disease Who Present to the Emergency Department: A Systematic Review and Meta-analysis

Título en castellano:
Intervenciones Hospitalarias en el Hogar Frente a Estadía Hospitalaria para Pacientes con Enfermedades Crónicas que Acuden al departamento de Emergencias: Una Revisión Sistemática y Metanálisis

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.96 páginas impresas en papel A4
Introducción
Las hospitalizaciones son costosas y pueden provocar eventos adversos. Además, los pacientes pueden preferir que los atiendan en el hogar. Las intervenciones hospitalarias en el hogar podrían sustituir la estadía hospitalaria, en particular para los pacientes con enfermedades crónicas que utilizan los servicios de salud más que otros pacientes. A pesar de demostrar resultados prometedores, la heterogeneidad en las revisiones sistemáticas sigue siendo alta. El objetivo del presente estudio fue evaluar los resultados de las intervenciones hospitalarias en el hogar como sustituto de la estadía hospitalaria para los pacientes que viven en la comunidad con una enfermedad crónica que acuden al departamento de emergencias y se les ofrece al menos 1 visita domiciliaria de una enfermera o un médico o ambos.

Métodos
Se realizaron búsquedas en las bases de datos Ovid MEDLINE, Ovid Embase, Ovid PsycINFO, CINAHL, Health Technology Assessment, la Cochrane Library, OVID Allied and Complementary Medicine Database, la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform y ClinicalTrials.gov desde la fecha de inicio hasta el 4 de marzo de 2019. Se incluyeron ensayos clínicos aleatorios en los que el grupo experimental recibió intervenciones hospitalarias en el hogar y el grupo de control recibió la atención hospitalaria habitual. Los participantes debían ser mayores de 18 años con una enfermedad crónica que acudieron al departamento de emergencias y recibieron visitas domiciliarias de una enfermera o un médico. Los datos fueron extraídos de forma independiente. Se evaluó el riesgo de sesgo y se realizó un metanálisis para los resultados que fueron informados por al menos 2 estudios utilizando medidas comparables. Se informaron los cocientes de riesgo (CR) para los resultados binarios y las diferencias de medias para los resultados continuos. Para otros resultados se realizó una síntesis narrativa. La heterogeneidad se calculó con la prueba I2. Los resultados de interés fueron los resultados de los pacientes, que incluyeron la mortalidad, la admisión por cuidados a largo plazo, la readmisión, la duración del tratamiento, los costos de bolsillo, la depresión y ansiedad, la calidad de vida, la satisfacción del paciente, el estrés del cuidador, el estado cognitivo, la nutrición, la morbilidad por hospitalización, el estado funcional y los déficits neurológicos. No se consideraron los costos del sistema porque la atención se centró en los resultados de los pacientes.

Resultados
Se incluyeron 9 estudios que proporcionaron datos sobre 959 participantes (mediana de edad: 71.0 años; 613 varones [63.9%] y 346 mujeres [36.1%]) con enfermedades crónicas asignados al azar al grupo intervenciones hospitalarias en el hogar o al grupo estadía hospitalaria. La mediana del tamaño de la población fue de 104 pacientes. Los grupos intervenciones hospitalarias en el hogar y estadía hospitalaria tenían características similares, excepto que había más mujeres en el grupo intervenciones hospitalarias en el hogar que en el grupo estadía hospitalaria (40.4% frente a 31.2%, respectivamente). El año del estudio varió de 2000 a 2018 y fueron de 4 países diferentes (4 estudios de 9 [44.4%] fueron de Italia). Todos los estudios incluyeron visitas domiciliarias de enfermeras y cinco estudios incluyeron visitas domiciliarias de enfermeras o médicos o ambos. La mediana del período de seguimiento fue de 3 meses. La mortalidad no difirió entre los grupos de intervenciones hospitalarias en el hogar y estadía hospitalaria (CR: 0.84; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.61 a 1.15; I2: 0%). El riesgo de readmisión fue menor (CR: 0.74; IC 95%: 0.57 a 0.95; I2: 31%) y la duración del tratamiento fue mayor en el grupo de intervenciones hospitalarias en el hogar que en el grupo de estadía hospitalaria (diferencia de medias: 5.45 días; IC 95%: 1.91 a 8.97 días; I2: 87%). Además, el grupo de intervenciones hospitalarias en el hogar tuvo un riesgo menor de hospitalización a largo plazo que el grupo de atención hospitalaria (CR: 0.16; IC 95%: 0.03 a 0.74; I2: 0%). Los pacientes que recibieron intervenciones hospitalarias en el hogar tuvieron menor depresión y ansiedad que los que permanecieron en el hospital, pero no hubo diferencia en el estado funcional. Otros resultados de pacientes demostraron resultados mixtos. Ningún estudio informó costos de bolsillo para pacientes o cuidadores.

Conclusiones
  Los resultados del presente estudio sugieren que los pacientes con enfermedades crónicas que acuden al departamento de emergencias y son tratados con intervenciones hospitalarias en el hogar tienen menos riesgo de reingreso hospitalario y hospitalización a largo plazo que aquellos que recibieron atención hospitalaria. No se encontraron diferencias en la mortalidad entre estos 2 tipos de atención, pero la duración del tratamiento fue mayor en el grupo de intervenciones hospitalarias en el hogar que en el grupo de atención hospitalaria. Por lo tanto, las intervenciones hospitalarias domiciliarias representan un sustituto viable a la atención hospitalaria para los pacientes con enfermedades crónicas que acuden al servicio de urgencias y que tienen al menos 1 visita de una enfermera o un médico o ambos. Particularmente, dada la actual pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) en la que el riesgo de propagación de enfermedades infecciosas es una preocupación importante, especialmente para los pacientes con enfermedades crónicas. 
ua40317

Imprimir esta página
-->