Conceptos Categóricos

DEGLUCIÓN Y EVOLUCIÓN DE LA VOZ EN PACIENTES INTERNADOS POR COVID-19

DEGLUCIÓN Y EVOLUCIÓN DE LA VOZ EN PACIENTES INTERNADOS POR COVID-19


London, Reino Unido
Los pacientes internados por COVID-19 tienen trastornos significativos de la deglución y la voz, de modo que está indicada la terapia del habla y del lenguaje. En estos enfermos fueron frecuentes las intubaciones prolongadas y las traqueostomías. El abordaje de la disfagia y la disfonía requiere de algoritmos específicos de intervención y derivación.

Archives of Physical Medicine and Rehabilitation 102(6):1084-1090

Autores:
Archer SK

Institución/es participante/s en la investigación:
Guy’s and St Thomas’ NHS Foundation Trust

Título original:
Swallowing and Voice Outcomes in Patients Hospitalized With COVID-19: An Observational Cohort Study

Título en castellano:
Deglución y Evolución de la Voz en Pacientes Internados por COVID-19: Estudio Observacional de Cohorte

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.85 páginas impresas en papel A4
Introducción
La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) se asocia con un amplio espectro de gravedad sintomática; se estimó que entre 12% y 32% de los pacientes internados por COVID-19 requieren derivación a unidades de cuidados intensivos (UCI). Se han referido asociaciones entre COVID-19, y la presencia de disfonía y disfagia; en un estudio, la prevalencia de disfagia fue de hasta 90% entre los enfermos internados en un centro de rehabilitación posCOVID, y de más del 70% de los pacientes en estado crítico por COVID-19, luego de la extubación. La disnea afecta a más de la mitad de los pacientes con COVID-19; la disnea podría comprometer la protección de las vías aéreas, necesaria en el contexto de la respiración y la deglución. Además, se refirió que COVID-19 muy grave es un factor de riesgo de trastornos de la deglución; la debilidad asociada con la internación en UCI complica aún más la situación. La sedación y el uso de bloqueantes neuromusculares comprometen el funcionamiento de la musculatura que participa en la deglución. Se estima que más de la mitad de los enfermos que requieren intubación presentan, posteriormente, trastornos de deglución. La intubación prolongada se asocia con riesgo significativamente aumentado de disfagia, en el momento del alta. Los pacientes con COVID-19 internados en UCI requieren asistencia ventilatoria mecánica durante períodos más prolongados, en comparación con los pacientes con otras formas de neumonía viral. Se estima que alrededor de la cuarta parte de los pacientes con COVID-19 leve a moderada tienen disfonía, posiblemente en relación con la inflamación de la vía aérea superior. Los índices de disfonía en pacientes con COVID-19 más grave no se conocen con precisión, pero seguramente son más elevados. Los trastornos neurológicos, como la encefalitis, las enfermedades asociadas con desmielinización, la neuropatía, y la enfermedad cerebrovascular, son relativamente frecuentes en pacientes con COVID-19; por lo tanto, los efectos secundarios del compromiso neurológico sobre los mecanismos de la fonación y la deglución también deben ser tenidos en cuenta. En otras situaciones, la disfagia se asocia con riesgo aumentado de neumonía, deshidratación, desnutrición, dependencia y mortalidad; tanto la disfagia como la disfonía afectan, de manera adversa, la calidad de vida relacionada con la salud. Por el momento, la trayectoria de la disfagia y la disfonía en pacientes con COVID-19 y la respuesta a la terapia del habla y del lenguaje (THL) se desconocen. En este contexto, el presente estudio tuvo por finalidad evaluar las formas de presentación y la evolución de pacientes con COVID-19 derivados a THL.  

Pacientes y métodos
El estudio tuvo un diseño de observación; se llevó a cabo en el contrexto del National Health Service Hospital Trust de Londres, Reino Unido. Se incluyeron pacientes internados por COVID-19 (n: 164) derivados a THL, durante 2 meses, a partir de abril de 2020. Las intervenciones consistieron en THL, asesoramiento y terapias específicas para la disfonía y la disfagia. Se tuvieron en cuenta el antecedente de delirio, los trastornos neurológicos al inicio de la enfermedad y la necesidad de intubación. La evolución luego de la THL se determinó con la Grade Roughness Breathiness Asthenia Strain Scale.  

Resultados
Fueron analizados 164 pacientes (104 hombres) de 56.8 años en promedio. La mitad de ellos (52.4%) tenía traqueostomía, el 78.7% había sido intubado durante 15 días en promedio, el 13.4% tenía trastornos neurológicos, y el 69.5%, delirio. Las valoraciones basales pusieron de manifiesto compromiso sustancial de la voz y disfagia; sin embargo, ambos trastornos mejoraron de manera significativa durante el estudio (p < 0.0001). En promedio, los pacientes comenzaron la ingesta oral alrededor de 2 días después de la primera valoración del habla y el lenguaje; la mayoría bebía y comía con normalidad en el momento del alta. Sin embargo, el 29.3% de los pacientes con disfagia, y el 56.1% de los enfermos con disfonía permanecían con estas alteraciones, en el momento del alta. El 37.3% de los 164 pacientes completaron la THL durante la internación, el 23.5% fue derivado a otra institución, y el 7.8% requirió seguimiento ambulatorio prolongado por la disfagia.  

Conclusiones
Los resultados del presente estudio con pacientes internados por COVID-19 indican una prevalencia elevada de trastornos de la deglución y la voz, de modo que está indicada la terapia del habla y del lenguaje. El abordaje de la disfagia y la disfonía requiere de algoritmos específicos de intervención y derivación.
ua40317

Imprimir esta página
-->