Conceptos Categóricos

LA EFICACIA DE LA CORONAVAC

LA EFICACIA DE LA CORONAVAC


New Haven, EE.UU.
La administración de al menos una dosis de CoronaVac demostró eficacia en entornos con transmisión generalizada de la variante P.1 del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave.

MedRxiv 1-32

Autores:
Croda J

Institución/es participante/s en la investigación:
Yale-New Haven Hospital

Título original:
Effectiveness of CoronaVac in the Setting of high SARS-CoV-2 P.1 Variant transmission in Brazil: A Test-negative Case-control Study

Título en castellano:
Eficacia de CoronaVac en el Contexto de Alta Transmisión de la Variante P.1 del SARS-CoV-2 en Brasil: Un Estudio de Casos y Controles con Prueba Negativa

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.89 páginas impresas en papel A4


Introducción

La variante P.1 del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés), el agente etiológico de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés), surgió en la ciudad de Manaos, Brasil, a fines de 2020 y se ha propagado por todo el mundo. Esta variante tiene mayor transmisibilidad y el potencial de causar reinfección. Se ha sugerido que la propagación de la variante P.1 es un factor que contribuye al reciente resurgimiento de la COVID-19 en Brasil, durante el cual se notificaron 6 453 057 casos y 151 467 muertes entre el 1 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021. No se ha informado de la eficacia de las vacunas disponibles en entornos con transmisión generalizada de la variante P.1 del SARS-CoV-2. Como parte de la campaña de vacunación contra el COVID-19, Brasil ha administrado CoronaVac, una vacuna a viruus inactivados. Se conoce que CoronaVac tiene una eficacia del 50% y del 84% contra la COVID-19 leve y moderada, respectivamente, antes de la aparición de la variante P.1. El objetivo del presente estudio fue analizar la eficacia de la CoronaVac en un entorno de trasmisión generalizada de la variante P.1 del SARS-CoV-2.



Métodos

Se realizó un estudio de casos y controles apareados con pruebas negativas para estimar la eficacia de la vacuna inactivada, CoronaVac, en trabajadores de la salud en Manaos, donde la variante P.1 representó el 75% de las muestras genotipificadas de SARS-CoV-2 en el pico de la epidemia en enero de 2021. La CoronaVac se ha utilizado en más del 97% de los trabajadores de la salud de Manaos. La información de las bases de datos de vigilancia electrónica se utilizó para seleccionar casos de infección por SARS-CoV-2 confirmada por reacción en cadena de polimerasa (PCR) y controles con pruebas negativas apareadas desde el 19 de enero de 2021 hasta el 25 de marzo de 2021. Se apareó un control negativo con cada caso de acuerdo con el estado de enfermedad sintomática en el momento de la prueba; una ventana de tiempo de ± 3 días entre la fecha de recolección de la muestra del caso; la categoría de edad, definida como menos de 30, entre 30 y 60 y 60 años o más, y el barrio de residencia. La enfermedad sintomática se definió como la presencia de uno o más síntomas relacionados con la COVID-19 informados con un inicio dentro de los 0 a 10 días antes de la fecha de recolección de la muestra. Se utilizó regresión logística condicional para estimar la eficacia de la vacuna en la reducción las probabilidades de infección sintomática y cualquier infección por SARS-CoV-2.



Resultados

Entre 53 176 trabajadores de la salud, 46 884 (88%) recibieron al menos una dosis de CoronaVac y 2656 (5%) se sometieron a pruebas de PCR desde el 19 de enero de 2021 hasta el 25 de marzo del mismo año. De las 2797 pruebas de PCR, 776 (28%) fueron positivas. Se seleccionaron 393 pares de casos y controles con enfermedad sintomática y 135 pares sin ella para los análisis apareados. La proporción de mujeres fue menor entre los casos que entre los controles. La proporción que tenía una prueba de PCR o antígeno de SARS-CoV-2 positiva antes del período de estudio fue pequeña, pero más alta entre los controles que en los casos con enfermedad sintomática y sin enfermedad sintomática (2.8 frente a 6.6% y 0.7 frente a 11.1%, respectivamente). De los 528 casos, el 10.6% requirió hospitalización por infección por SARS-CoV-2. Se identificó la variante P.1 en muestras de SARS-CoV-2 de cuatro de cinco casos para los que se disponía de información de genotipificación. La vacunación con al menos una dosis se asoció con una reducción de 0.50 veces (eficacia ajustada de la vacuna: 49.6%; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 11.3 a 71.4) en las probabilidades de infección sintomática por SARS-CoV-2 durante el período de 14 días o más después de recibir la primera dosis. La eficacia estimada de la vacuna de al menos una dosis contra cualquier infección por SARS-CoV-2 fue del 35.1% (IC 95%: -6.6 a 60.5) en el mismo período de tiempo. Es de destacar que las probabilidades de infección sintomática por SARS-CoV-2 aumentaron (odds ratio [OR]: 1.69; IC 95%: 1.09 a 2.64) entre los trabajadores sanitarios vacunados en el período de 0 a 13 días después de recibir la primera dosis de vacuna en comparación con los trabajadores de la salud que no recibieron la vacuna. El sexo femenino (OR: 0.50; IC 95%: 0.38 a 0.81) y una prueba de PCR o antígeno de SARS-CoV-2 positiva en el período anterior al estudio (OR: 0.38; IC 95%: 0.17 a 0.87) se asociaron con una probabilidad reducida de infección sintomática por SARS-CoV-2.



Conclusiones

Los administración de al menos una dosis de CoronaVac demostró eficacia contra la infección sintomática por SARS-CoV-2 en el contexto de la transmisión epidémica de la variante P.1, lo que subraya la necesidad de aumentar los esfuerzos de vacunación en respuesta a la propagación de esta variante en Brasil y en todo el mundo.
ua40317

Imprimir esta página
-->