Conceptos Categóricos

EVIDENCIA SEROLÓGICA DE INFECCIÓN POR SARS-COV-2

EVIDENCIA SEROLÓGICA DE INFECCIÓN POR SARS-COV-2


Shanghai, China
La inmunidad de rebaño mediada por anticuerpos está lejos de ser alcanzada en la mayoría de los entornos. Los cocientes entre las estimaciones de infecciones detectadas por serología y los casos confirmados por virología en las distintas regiones sugeridas por la Organización Mundial de la Salud ayudarían a conocer con precisión los porcentajes reales de personas infectadas.

medRxiv

Autores:
Yu H

Institución/es participante/s en la investigación:
Fudan University

Título original:
Serological Evidence of Human Infection with SARS-CoV-2: a Systematic Review and Meta-analysis

Título en castellano:
Evidencia Serológica de Infección por SARS-CoV-2 en los Seres Humanos: Revisión Sistemática y Metanálisis

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.11 páginas impresas en papel A4
 

Introducción
La pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés), causada por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2) se inició en Wuhan, China, en diciembre de 2019, y se propagó rápidamente al resto del mundo. Hasta 9 de febrero de 2021 se habían comunicado más de 100 millones de casos y 2 316 389 decesos en 223 países o regiones. El número real de infecciones por SARS-CoV-2, sin duda, es mucho más alto que el número de casos que se comunican oficialmente, como consecuencia de diversos factores, como la presencia de infecciones asintomáticas, la no consulta por parte de los sujetos con enfermedad leve, las diferentes estrategias para el rastreo aplicadas en diferentes países, los resultados falsos negativos de las pruebas virales y las comunicaciones incompletas. Por lo tanto, los casos referidos de COVID-19, sobre la base de la identificación clínica con confirmación virológica, sólo representan una proporción baja; el gran número de infecciones leves y de casos asintomáticos en la población general sólo podrían identificarse por medio de estudios epidemiológicos con serología. Los estudios serológicos representan una herramienta muy útil para estimar la proporción de la población con infección previa, para cuantificar la magnitud de la transmisión viral, para estimar los índices de mortalidad asociados con la infección, para determinar los efectos de las intervenciones y para conocer la magnitud de la inmunidad en la población. Los estudios de vigilancia serológica podrían ser de mucha importancia para los sistemas y las autoridades de salud para la planificación de las estrategias de prevención. En los 12 meses de la pandemia de COVID-19 se han publicado numerosas investigaciones de seroprevalencia en todo el mundo; las estimaciones han sido sumamente variables. El objetivo de la presente revisión sistemática con metanálisis de la seroprevalencia para SARS-CoV-2 es resumir la información serológica en seres humanos, conocer los diseños metodológicos, los métodos de laboratorio y las interpretaciones de las variables de valoración para cada estudio serológico; asimismo, se pretendió estimar el riesgo de infección por poblaciones con niveles supuestamente diferentes de exposición a SARS-CoV-2.

Métodos
Para la revisión sistemática se siguieron las pautas Preferred Reporting Items for Systematic Reviews and Meta-Analyses; los artículos se identificaron mediante búsquedas bibliográficas en bases de datos de estudios con revisión por pares (PubMed, Embase, y la Web of Science) y 5 servidores de artículos para impresión (medRxiv, bioRxiv, SSRN, Wellcome Open Research, y Europe PMC). Se identificaron los trabajos publicados en inglés entre 1 de diciembre de 2019 y 22 de diciembre de 2020 que aportaron datos acerca de la prevalencia serológica en la población general o en otras poblaciones bien definidas de sujetos sin COVID-19, con publicación posterior al primer caso referido en la región y con información acerca de los ensayos que se utilizaron para detectar anticuerpos contra SARS-CoV-2. La calidad metodológica de los estudios se determinó con escalas estandarizadas. Se estimaron los índices de prevalencia serológica según edad, sexo y etnia en las regiones definidas por la Organización Mundial de la Salud y distintas subpoblaciones con niveles diferentes de exposición; se calcularon los cocientes de infecciones identificadas por serología y de casos confirmados por virología.

Resultados
La búsqueda inicial detectó 165 506 estudios, 404 de los cuales fueron aptos para la presente revisión sistemática con metanálisis (con pruebas en 5 168 360 sujetos). En los 82 trabajos de buena calidad metodológica, los contactos cercanos (18.0%, intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 15.7 a 20.3) y los trabajadores de la salud en áreas de alto riesgo (17.1%, IC 95%: 9.9 a 24.4) tuvieron índices más altos de seroprevalencia respecto de los trabajadores de la salud en áreas de menos riesgo (4.2%, IC 95%: 1.5 a 6.9) y de la población general (8.0%, IC 95%: 6.8 a 9.2). La heterogeneidad entre los estudios fue elevada, con I² global de of 99.9% (p<0·0001). Seroprevalence varied greatly across WHO regions, with the lowest seroprevalence of general populations in the Western Pacific region (1·7%, 95% CI 0·0–5·0). The pooled infection-to-case ratio was similar between the region of the Americas (6·9, 95% CI 2·7–17·3) and the European region (8·4, 6·5–10·7), but higher in India (56·5, 28·5–112·0), the only country in the South-East Asia region with data.> < 0.0001). La seroprevalencia fue sumamente variable entre las regiones de la OMS; las cifras más bajas se comprobaron en la población general de la región de Pacífico Occidental (1.7%, IC 95%: 0.0 a 5.0). El cociente global entre infecciones y casos confirmados fue similar en la región de las Américas (6.9, IC 95%: 2.7 a 17.3) y de Europa (8.4, IC 95%: 6.5 a 10.7), pero más altas en la India (56.5, IC 95%: 28.5 a 112.0), el único país de la región sudeste de Asia con información disponible. También se observó que las personas jóvenes (< 20 años) y los sujetos de edad avanzada (65 años o más) tuvieron índices más bajos de serología positiva, en comparación con los sujetos de 20 a 64 años; no se observaron diferencias significativas entre hombres y mujeres.

Conclusión
Globalmente, la información disponible a partir de estudios de seroprevalencia revela índices más altos de infección entre los contactos cercanos de pacientes con COVID-19 y el personal de la salud que no tiene acceso a los equipos de protección personal. La prevalencia relativamente baja de anticuerpos específicos para SARS-CoV-2 en la población general sugiere que la mayoría de las poblaciones analizadas no se infectó y que, por ende, la inmunidad de rebaño está muy lejos de alcanzarse en la mayoría de los ámbitos. La calidad metodológica baja de la mayoría de los estudios pone de manifiesto la necesidad de implementar programas internacionales para la estandarización de este tipo de estudios.
ua40317

Imprimir esta página
-->