Conceptos Categóricos

ARRITMIAS EN EL CONTEXTO DE COVID-19: REVISIÓN SISTEMÁTICA Y METANÁLISIS DE 17 435 PACIENTES

ARRITMIAS EN EL CONTEXTO DE COVID-19: REVISIÓN SISTEMÁTICA Y METANÁLISIS DE 17 435 PACIENTES


Keelung, Taiwán (Republica Nacionalista China)
En comparación con la incidencia de arritmias en pacientes con neumonía adquirida en la comunidad (4.7%), los resultados del presente estudio sugieren una prevalencia más alta de arritmias en pacientes internados por COVID-19 (16.8%); además, 2 de cada 10 enfermos con COVID-19 que presentaron arritmias fallecieron.

Critical Care 24(1):

Autores:
Liao SC, Jung MI

Institución/es participante/s en la investigación:
Keelung Chang Gung Memorial Hospital

Título original:
Incidence rate and clinical impacts of arrhythmia following COVID-19: a systematic review and meta-analysis of 17,435 patients

Título en castellano:
Índice de Incidencia y Consecuencias Clínicas de las Arritmias luego de COVID-19: Revisión Sistemática y Metanálisis con 17 435 Pacientes

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.8 páginas impresas en papel A4
Las arritmias son complicaciones cardiovasculares posibles en pacientes con enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés). En un trabajo con pacientes internados por COVID-19, el 16.7% presentó arritmias no especificadas, mientras que en otro estudio, la frecuencia de taquicardia ventricular sostenida o fibrilación ventricular fue de 5.9% entre pacientes internados por COVID-19. Sin embargo, los índices de incidencia y los índices de mortalidad por arritmias en pacientes con COVID-19 no se conocen con precisión. El objetivo de la presente revisión sistemática con metanálisis fue determinar la frecuencia de arritmias y sus consecuencias clínicas, en pacientes con COVID-19. Para la presente revisión sistemática con metanálisis se identificaron los artículos publicados hasta 15 de septiembre de 2020 en PubMed o Embase. Las variables de valoración se refieren como porcentajes con intervalos de confianza del 95% (IC 95%), a partir de modelos de efectos aleatorios. La heterogeneidad entre los estudios se determinó con la Q de Cochran y el estadístico I2. Se identificaron 645 artículos; 56 estudios con 17 435 enfermos con COVID-19, publicados en 11 países, fueron aptos para la revisión. Cabe destacar que en la mayoría de los estudios sólo se incluyeron pacientes internados (96.4%) por COVID-19. La incidencia global de arritmias en enfermos con COVID-19 fue de 16.8% (IC 95%: 12.8 a 21.2%; I2: 98.0%, p<0.001) (Fig. 1a). Te incidence of diferent types of arrhythmia in patients with COVID-19 was as follows: 12.0% (22 studies, 95% CI: 8.6–15.9%) for non-classifed arrhythmia, 8.2% (14 studies, 95% CI: 5.5–11.3%) for atrial fbrillation/atrial futter/atrial tachycardia, 10.8% (26 studies, 95% CI: 6.6–15.9%) for conduction disorders, 8.6% (5 studies, 95% CI: 4.5–13.9%) for premature contraction and 3.3% (16 studies, 95% CI: 1.9–4.9%) for ventricular fbrillation/ventricular tachycardia. W> < 0.001). La frecuencia de diferentes tipos de arritmias en pacientes con COVID-19 fue la siguiente: 12.0% (22 estudios, IC 95%: 8.6 a 15.9%) para las arritmias no clasificadas, 8.2% (14 estudios, IC 95%: 5.5 a 11.3%) para la fibrilación auricular, el aleteo auricular y la taquicardia auricular, 10.8% (26 estudios, IC 95%: 6.6 a 15.9%) para los trastornos de la conducción, 8.6% (5 estudios, IC 95%: 4.5 a 13.9%) para las contracciones prematuras, y 3.3% (16 estudios, IC 95%: 1.9 a 4.9%) para la fibrilación ventricular y la taquicardia ventricular. El índice de mortalidad fue de 20.3% (IC 95%: 12.9 a 29.0%; I2: 72.8%, p<0.001) in COVID-19 patients who developed arrhythmia (Fig. 1b). Compared to the i> < 0.001). En comparación con la incidencia de arritmias en pacientes con neumonía adquirida en la comunidad (4.7%, IC 95%: 2.4 a 8.9), los resultados del presente estudio sugieren una prevalencia más alta de arritmias en pacientes internados por COVID-19 (16.8%); además, 2 de cada 10 enfermos que presentaron arritmias fallecieron. Los posibles mecanismos involucrados en la aparición de arritmias incluyen el daño miocárdico por trastornos metabólicos, la hipoxia, el estrés inflamatorio, las anormalidades neurohormonales y la miocarditis, en el contexto de la infección por SARS-CoV-2. Se comprobó una frecuencia más alta de trastornos de la conducción cardíaca y de contracciones prematuras, respecto de otros tipos de arritmias, en los enfermos con COVID-19. La principal limitación de la investigación se asoció con la inclusión de estudios de observación con riesgo potencial de sesgo de selección. De hecho, en la mayoría de los trabajos se analizaron datos de pacientes internados y no de enfermos ambulatorios con COVID-19, de modo que la verdadera incidencia de arritmias y de mortalidad por arritmia pudo haber estado sobrestimada. Además, la heterogeneidad en los países y entre los países pudo haber ocasionado diferencias en las estimaciones de incidencia y de las consecuencias clínicas. Por último, debido a la participación de múltiples factores, la mortalidad en pacientes con COVID-19 que presentaron arritmias pudo no ser enteramente atribuible a los trastornos del ritmo cardíaco. Una fortaleza importante del estudio tiene que ver con la inclusión de poblaciones de pacientes de todo el mundo. Los hallazgos ponen de manifiesto la importancia del estado de alerta para la detección precoz de los trastornos del ritmo cardíaco en estos pacientes.
ua40317

Imprimir esta página
-->