Conceptos Categóricos

ESTRATEGIAS PARA ENFRENTAR LA TRANSMISIÓN COMUNITARIA DEL SARS-COV-2

ESTRATEGIAS PARA ENFRENTAR LA TRANSMISIÓN COMUNITARIA DEL SARS-COV-2


Atlanta, EE.UU.
El informe proporcionó recomendaciones clave y estrategias sostenibles, basadas en la evidencia, emitidas por los Centers for Disease Control and Prevention para reducir la transmisión de la COVID-19.

Morbidity and Mortality Weekly Report 69(49):1860-1867

Autores:
Honein MA, Christie A, Walke HT

Institución/es participante/s en la investigación:
Centers for Disease Control and Prevention

Título original:
Summary of Guidance for Public Health Strategies to Address High Levels of Community Transmission of SARS-CoV-2 and Related Deaths, December 2020

Título en castellano:
Resumen de Recomendaciones para las Estrategias de Salud Pública con el Objetivo de Enfrentar la Elevada Transmisión Comunitaria del SARS-CoV-2 y las Muertes Relacionadas, Diciembre de 2020

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.65 páginas impresas en papel A4
Introducción
  Esta guía breve, publicada en diciembre de 2020, resaltó las recomendaciones clave de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) en los Estados Unidos para reducir la transmisión de la enfermedad por coronavirus 2 (COVID-19), basadas en la evidencia y en estrategias sostenibles de salud pública, a nivel individual y comunitario.  

Estrategias de salud pública recomendadas
  Empleo universal de la mascarilla El uso continuo y correcto de la mascarilla es esencial para reducir la transmisión respiratoria de la COVID-19 causante del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por su sigla en inglés) especialmente en espacios cerrados o en espacios abiertos cuando no es posible mantener la distancia mayor o igual a 1.8 metros entre las personas. Para el público general, los CDC recomiendan el uso de mascarillas de tela con capas múltiples o mascarillas desechables; las mascarillas N95 deben reservarse para los trabajadores de la salud y los servicios de emergencia. En los hogares, las mascarillas deberían emplearse cuando un miembro está infectado o ha estado potencialmente expuesto al virus; en la comunidad han de implementarse directrices para el uso universal y obligatorio de las mascarillas en ambientes cerrados (no hogareños), y asegurar la provisión de mascarillas entre los grupos más vulnerables.   Distanciamiento físico y limitación de los contactos  Existe mayor riesgo de transmisión entre los contactos dentro del hogar de pacientes con la enfermedad; mantener el distanciamiento físico (igual o mayor de 1.8 metros) disminuye el riesgo de infección por gotitas y aerosoles. A nivel individual y doméstico, es primordial respetar el distanciamiento físico entre las personas y limitar el contacto con individuos fuera del ambiente familiar inmediato. A nivel comunitario, las barreras físicas y las señales visuales podrían promover la adhesión al distanciamiento físico.      Evitar sitios cerrados no esenciales y aglomeraciones en espacios abiertos A nivel individual y doméstico, es importante evitar los espacios cerrados no esenciales y los sitios abiertos aglomerados; a nivel comunitario, debe restringirse el uso de espacios cerrados no esenciales que representen mayor riesgo de transmisión. Es necesario, además, promover la flexibilidad laboral (por ejemplo, alentar el trabajo desde casa) y poner límites en la ocupación de espacios cerrados y el número de personas en reuniones sociales.   Aumento en la realización de pruebas, el diagnóstico y el aislamiento A nivel individual y hogareño, las personas con exposición conocida o potencial a pacientes con COVID-19, o que manifiesten síntomas, deberían ser sometidas a pruebas diagnósticas, a la brevedad; aislar a las personas sintomáticas o infectadas, y someter a cuarentena a las personas expuestas. En la comunidad, ha de facilitarse el acceso a las pruebas de detección sistemática, con prioridad para las personas o grupos con múltiples interacciones (o interacciones con personas en riesgo elevado) según el ambiente ocupacional o residencial, e informar los resultados a la brevedad, tanto al individuo sometido a la prueba como a las autoridades sanitarias. Es básico asegurar la equidad en salud, como parte de la expansión en la detección, para abarcar a los grupos con menor acceso a los sistemas sanitarios, junto al mantenimiento de todas las estrategias de prevención adicionales, como el uso de mascarillas y el distanciamiento físico.   Investigar a tiempo los casos y hacer seguimiento de los contactos para identificar, imponer la cuarentena y llevar a cabo estudios en los contactos cercanos A nivel individual y hogareño, las personas diagnosticadas con COVID-19 deben proporcionar información sobre los contactos cercanos conocidos, los cuales serán notificados por el departamento sanitario correspondiente, responderán la llamada, serán sometidos a la cuarentena, se practicarán las pruebas diagnósticas, vigilarán la presencia de manifestaciones de la enfermedad y alentarán a los otros miembros del hogar a seguir la cuarentena. A nivel comunitario, cuando la incidencia es elevada y sobrepasa la capacidad sanitaria, es necesario darle prioridad a la investigación y el seguimiento de los casos en los contactos cercanos, para someter a cuarentena y realizar las pruebas diagnósticas, con base en el tiempo transcurrido desde la recolección de la muestra y el riesgo de diseminación a otras personas (por ejemplo, trabajadores en sitios con alta densidad poblacional).   Salvaguardar a las personas con mayor riesgo de padecer enfermedad grave o muerte Las personas con enfermedades o factores que predispongan a mayor riesgo de formas graves de la COVID-19 o muerte, deben minimizar el contacto con terceros y la exposición a espacios cerrados no esenciales; la protección de las personas más vulnerables se logra mediante: 1) la identificación de las poblaciones en mayor riesgo en la comunidad (edades avanzadas, minorías étnicas y grupos socioeconómicamente desfavorecidos), y 2) la expansión del acceso a las pruebas diagnósticas, la provisión de servicios de apoyo y la comunicación eficaz e implementación estricta de las medidas de saneamiento, control y prevención, particularmente en los hogares de cuidados de personas mayores y centros de atención a pacientes con enfermedades complejas; las medidas deben incluir al personal responsable de la atención y el cuidado de los residentes.   Proteger a los trabajadores esenciales Los trabajadores esenciales han de cumplir con todas las medidas públicas disponibles para reducir el riesgo de infección. A nivel comunitario, deben implementarse políticas administrativas y estructurales para proteger a los trabajadores esenciales y asegurar la realización de pruebas a gran escala. Una vez que la vacuna esté disponible, los trabajadores esenciales deberían estar dentro de las primeras cohortes en recibirla, junto a los otros grupos en riesgo; además, en los casos aplicables, la asistencia médica a distancia será crucial para prevenir y controlar la infección en este grupo.    Posponer los viajes No deberían viajar las personas con síntomas, o que hayan estado en contacto con pacientes diagnosticados y no hayan cumplido el protocolo de cuarentena, o hayan dado positivo o estén en espera de los resultados de la prueba para el SARS-CoV-2. Las personas que decidan viajar fuera del país deben ser sometidas a la prueba de diagnóstico viral 1 a 3 días antes de la salida y repetir la prueba 3 a 5 días luego del regreso; considerar incluir en los esquemas de diagnóstico a los viajeros nacionales. Los viajeros deberían permanecer en sus casas o reducir las actividades no esenciales antes del viaje y 7 días después, si han sido sometidos a la prueba (incluso con resultados negativos), y 10 días después si no se hicieron la prueba, así como continuar con el resto de las medidas (uso de mascarilla, distanciamiento físico, higiene de las manos) y vigilar la presencia de síntomas. Durante 14 días luego del regreso, es necesario evitar el contacto cercano con personas en grupos de riesgo y emplear la mascarilla si comparten el hogar con personas que no viajaron. En la comunidad, es fundamental asegurar el uso obligatorio y universal de mascarillas en todas las modalidades de transporte público.    Mejorar la ventilación de las habitaciones y los espacios cerrados, estimular la higiene de manos, la limpieza y la desinfección generales  Es necesario incrementar la ventilación de las habitaciones y los espacios cerrados, y asegurar el lavado de manos frecuente, con agua y jabón o desinfectante a base de alcohol. En las comunidades debe asegurarse la provisión de los recursos y las instrucciones adecuadas para cumplir las medidas.    Disponibilidad y cobertura amplia de vacunas eficaces Una vez que la vacuna esté disponible, debe asegurarse la distribución y administración, tanto en las comunidades como a nivel doméstico e individual, para alcanzar la mayor cobertura posible, además de persistir en la educación y el cumplimiento de las medidas de control adicionales.

Discusión
El enfoque multilateral, con estrategias de prevención basadas en la evidencia para romper las cadenas de transmisión, permitirá controlar la infección por SARS-CoV-2, reducir las enfermedades asociadas, las secuelas a largo plazo y las muertes, y mitigar el impacto económico de la pandemia. La implementación cabal de estas estrategias, además, contribuirá a proteger los servicios sanitarios esenciales de atención y preventivos, preservar el funcionamiento de los servicios esenciales para la población y ayudará a estimular la recuperación económica. Dado que la COVID-19 ha afectado, de manera desproporcionada, a pacientes con factores de riesgo específicos (edad avanzada, ciertas condiciones médicas preexistentes), así como a las minorías étnicas y los grupos socioeconómicamente vulnerables, la prevención equitativa en salud pública es imperativa para proteger a los más profundamente afectados. Asimismo, los autores hicieron énfasis en la necesidad de asegurar, tanto como sea posible, el funcionamiento ininterrumpido de las escuelas, dado su papel crítico en la infancia y la adolescencia, al ser sede de programas de alimentación y servicios de cuidado social y de la salud, bienestar físico, conductual y mental, junto a su función educativa.  A medida que la vacuna esté ampliamente disponible, deben seguirse implementando estrategias a nivel individual, doméstico y comunitario para reducir la transmisión del virus. Estas estrategias servirán de puente necesario al futuro y contribuirán al regreso seguro a mayor cantidad de actividades normales.   
ua40317

Imprimir esta página
-->