Conceptos Categóricos

ACTIVIDAD FÍSICA Y SALUD RETINIANA MICROVASCULAR COMO BIOMARCADOR DEL RIESGO CARDIOVASCULAR

Resúmenes amplios

ACTIVIDAD FÍSICA Y SALUD RETINIANA MICROVASCULAR COMO BIOMARCADOR DEL RIESGO CARDIOVASCULAR


Basel, Suiza
La mayor actividad y rendimiento físico se asocian con mejor salud microvascular retiniana en niños y adultos. Las intervenciones a corto plazo con actividad física en niños y adultos y en pacientes con riesgo cardiovascular mejoran la estructura y la función microvascular de la retina. El ejercicio podría contrarrestar el remodelado microvascular y la aparición de enfermedad de pequeños vasos en el curso de la vida.

Atherosclerosis 31533-42

Autores:
Hanssen H

Institución/es participante/s en la investigación:
University of Basel

Título original:
Physical Activity and Exercise Improve Retinal Microvascular Health as a Biomarker of Cardiovascular Risk: A Systematic Review

Título en castellano:
La Actividad Física y el Ejercicio Mejoran la Salud Retiniana Microvascular como Biomarcador del Riesgo Cardiovascular: Revisión Sistemática

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.78 páginas impresas en papel A4
Introducción
La enfermedad cardiovascular sigue siendo la principal causa de mortalidad en todo el mundo. Las alteraciones vasculares, sobre todo en la microcirculación, predicen el daño terminal de órganos y la mortalidad por causas cardiovasculares. Por lo tanto, la microcirculación es un lecho vascular alentador para la estratificación y la predicción del riesgo cardiovascular. Un método no invasivo para cuantificar las alteraciones microvasculares consiste en el examen del fondo de ojo con la finalidad de analizar los diámetros de la arteriola central de la retina (CRAE, por su sigla en inglés) y de la vena central de la retina (CRVE, por su sigla en inglés) y el cociente entre ambos (AVR, arteriolar-to-venular diameter ratio). Este procedimiento, conocido como análisis estático de los vasos de la retina, se asocia con valor predictivo adicional para la estratificación del riesgo cardiovascular. El CRAE más angosto, el CRVE más ancho y el AVR más bajo se han correlacionado con riesgo aumentado de eventos cardiovasculares. En la población general, los diámetros de los vasos de la retina se vincularon con la supervivencia a largo plazo, en tanto que en los niños se describieron asociaciones entre los diámetros de los vasos de la retina, la obesidad y la presión arterial. El análisis dinámico de los vasos de la retina registra los diámetros de arteriolas y vénulas en el transcurso del tiempo. La actividad física (AF) regular y el ejercicio son estrategias recomendadas para prevenir la enfermedad cardiovascular, al igual que la evitación de los hábitos de vida no saludables, como el sedentarismo, el tabaquismo y las dietas con elevado contenido calórico. Los programas de prevención destinados a contrarrestar los efectos del estilo de vida no saludable reducen la prevalencia de enfermedades crónicas y la mortalidad por causas cardiovasculares, hasta en un 75%. Los niveles altos de AF y de rendimiento cardiorrespiratorio (RCR) protegen contra la disfunción del endotelio y el daño vascular. El análisis de los vasos de la retina se utiliza cada vez con mayor frecuencia como un indicador del riesgo cardiovascular y de la evolución clínica en el transcurso de la vida. El objetivo de la presente revisión sistemática fue determinar la asociación entre la AF, el RCR y los diámetros de los vasos de la retina y la dilatación inducida por la luz parpadeante (retinal flicker light-induced dilatation [FID]) en niños y adultos.

Métodos
Los artículos se identificaron mediante búsquedas en PubMed, Ovid, Cochrane, Embase y la Web of Science. Se incluyeron estudios transversales o de intervención realizados con sujetos sanos o con pacientes con riesgo cardiovascular, de manera independiente de la edad.

Resultados
Se identificaron 806 artículos, 22 de los cuales fueron aptos para la revisión sistemática. Los niveles altos de AF se asociaron con CRVE más angosto en niños y adultos; por el contrario, la inactividad física se asoció con CRVE más ancho en los dos grupos. La combinación de AF aeróbica y el entrenamiento motor en el ámbito escolar se vincularon con mayor CRAE en niños. Las intervenciones con AF aeróbica en adultos con factores de riesgo cardiovascular o sin ellos se acompañaron de mayor CRAE y menor CRVE. Se identificaron pocos estudios en los cuales se analizaron los efectos de la AF sobre la FID; sin embargo, en un estudio controlado y aleatorizado de 12 semanas, en entrenamiento físico de intensidad elevada se asoció con mejoras significativas de la FID en pacientes de edad avanzada con factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Conclusión
En el presente estudio se analizaron, por primera vez, los efectos de la AF y del RCR sobre la estructura y la función de la microvasculatura retiniana como marcadores sustitutos del riesgo cardiovascular. La AF afecta la salud microvascular de la retina en niños y adultos; la AF podría contrarrestar la aparición de enfermedad de los pequeños vasos, y el análisis de los vasos de la retina surge como un procedimiento alentador en términos diagnósticos y de monitorización de los efectos de las intervenciones personalizadas.
ua40317

Imprimir esta página
-->