Conceptos Categóricos

HIDROXICLOROQUINA Y ESTADO CLÍNICO A LOS 14 DÍAS EN PACIENTES INTERNADOS CON COVID-19

Resúmenes amplios

HIDROXICLOROQUINA Y ESTADO CLÍNICO A LOS 14 DÍAS EN PACIENTES INTERNADOS CON COVID-19


Nashville, EE.UU.
En adultos internados por enfermedad respiratoria por COVID-19, el tratamiento con hidroxicloroquina, respecto de placebo, no se asocia con mejoras clínicas a los 14 días. Los resultados no avalan la utilización de hidroxicloroquina, en pacientes internados por COVID-19.

JAMA

Autores:
Self WH

Institución/es participante/s en la investigación:
Vanderbilt University Medical Center

Título original:
Effect of Hydroxychloroquine on Clinical Status at 14 Days in Hospitalized Patients With COVID-19: A Randomized Clinical Trial

Título en castellano:
Efecto de Hidroxicloroquina sobre el Estado Clínico a los 14 Días en Pacientes Internados con COVID-19 – Estudio Clínico Aleatorizado

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.08 páginas impresas en papel A4


Introducción
Hasta septiembre de 2020, el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2) ocasionó más de 30 millones de casos confirmados de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) y más de un millón de decesos en todo el mundo. Se ha sugerido que el tratamiento con hidroxicloroquina (HCQ) sería útil en pacientes con COVID-19 por sus efectos antiinflamatorios y la actividad antiviral in vitro. En muchos hospitales, la administración de HCQ se incluye en el tratamiento convencional para COVID-19. Sin embargo, diversas organizaciones, entre ellas los National Institutes of Health y la Infectious Diseases Society of America hicieron hincapié en la necesidad de disponer de evidencia firme que avale el uso de esta droga. El objetivo del Outcomes Related to COVID-19 Treated With Hydroxychloroquine Among Inpatients With Symptomatic Disease (ORCHID) fue analizar la eficacia de HCQ, respecto de placebo, en adultos internados por COVID-19.

Pacientes y métodos
La investigación enmascarada, aleatorizada y multicéntrica se llevó a cabo entre abril y junio de 2020 en 34 hospitales de los Estados Unidos, integrantes de la Prevention and Early Treatment of Acute Lung Injury (PETAL) Clinical Trials Network. La última valoración de los datos tuvo lugar en julio de 2020. Fueron reclutados pacientes de 18 años o más, internados durante menos de 48 horas, con infección confirmada por SARS-CoV-2 y síntomas respiratorios de menos de 10 días de duración. Se excluyeron pacientes con intervalo QT corregido de más de 500 ms. Los participantes fueron aleatoriamente asignados a placebo (n: 237) o a tratamiento con HCQ (n: 242), en dosis de 400 mg dos veces por día para las primeras dos dosis, seguidos de 200 mg dos veces por día para las siguientes 8 dosis (10 dosis en total durante 5 días). El intervalo QTc fue particularmente monitorizado durante el tratamiento, ya que HCQ se asocia con su prolongación; en los pacientes que presentaron QTc de más de 500 ms se interrumpió el tratamiento. El criterio principal de valoración fue el estado clínico a los 14 días de la asignación a los grupos, valorado con una escala de 7 categorías (The COVID Outcomes Scale), recomendada por la Organización Mundial de la Salud. La escala incluye 7 categorías clínicas mutuamente excluyentes: 1, deceso; 2, internación, con oxigenación por membrana extracorpórea o asistencia ventilatoria mecánica; 3, internación, ventilación mecánica no invasiva o terapia con oxígeno nasal a alto flujo; 4, internación, con aporte de oxígeno, sin presión positiva o flujo alto; 5, internación, sin aporte de oxígeno; 6, no internación, pero sin capacidad para la realización de las actividades normales; 7, no internación, con capacidad para la realización de las actividades normales. Los enfermos que fueron dados de alta fueron contactados por teléfono para completar la escala, en los días 7, 14 y 28 después de la asignación a los grupos. Para el estudio se consideraron 12 criterios secundarios de valoración; los puntajes en la COVID Outcomes Scale a los 2, 7 y 28 días, la mortalidad por cualquier causa a los 14 y 28 días, el tiempo hasta la recuperación (categorías 5, 6 o 7), el parámetro integrado por la mortalidad o la nueva necesidad de oxigenación por membrana extracorpórea a los 28 días, y los días sin necesidad de internación en unidades de cuidados intensivos (UCI), sin necesidad de asistencia ventilatoria mecánica y sin sostén vasopresor a los 28 días fueron algunos de ellos. Se consideraron diversas variables bioquímicas, entre ellas los niveles de transaminasas hepáticas, la hipoglucemia sintomática, las taquiarritmias ventriculares y las convulsiones. El criterio principal de valoración se analizó en modelos de variables con ajuste según la edad, el sexo, la categoría clínica basal, el puntaje basal en la Sequential Organ Failure Assessment (SOFA) y la duración de los síntomas respiratorios antes de la asignación a los grupos de estudio. Se estimaron los odds ratios (OR) ajustados. Se planificó el reclutamiento de 510 enfermos; el análisis preliminar se realizó con los primeros 102 pacientes reclutados. El estudio se interrumpió de manera prematura por comprobarse falta de eficacia en una muestra de 479 enfermos.

Resultados
Fueron analizados 479 pacientes (mediana de edad de 57 años; 44.3% de sexo femenino; 37.2% de origen hispano o latino; 23.4% de raza negra; 20.1% internados en UCI; 46.8% con aporte de oxígeno sin presión positiva; 11.5% con ventilación no invasiva ni oxígeno nasal a alto flujo, y 6.7% en tratamiento con asistencia ventilatoria mecánica invasiva u oxigenación por membrana extracorpórea). Para 433 de ellos (90.4%) se pudo valorar el criterio principal de valoración a los 14 días. La mediana de la duración de los síntomas antes de la asignación a los grupos fue de 5 días (rango intercuartílico [RIC] de 3 a 7 días). El estado clínico en la escala de categorías clínicas a los 14 días no difirió significativamente entre los pacientes que recibieron HCQ o placebo (mediana de categoría de 6 [RIC: 4 a 7), en comparación con mediana de 6 [RIC: 4 a 7]; OR ajustado: 1.02; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.73 a 1.42). El tratamiento con HCQ tampoco se asoció con mejoras significativas, respecto de placebo, en ninguna de las 12 variables secundarias de análisis. A los 28 días de la asignación a los grupos, 25 de 241 (10.4%) pacientes en el grupo de HCQ, y 25 de 236 enfermos (10.6%) en el grupo placebo fallecieron (diferencia absoluta de −0.2%; IC 95%: −5.7% a 5.3%; OR ajustado: 1.07; IC 95%: 0.54 a 2.09).

Conclusión
En el presente estudio aleatorizado y controlado con 479 pacientes internados por COVID-19, la distribución por estado clínico a los 14 días (valorado con escala ordinal de 7 categorías) no difirió significativamente entre los enfermos asignados a tratamiento con HCQ o a placebo (OR ajustado de 1.02). Por lo tanto, los hallazgos no avalan la indicación de HCQ en pacientes internados por COVID-19.  
ua40317

Imprimir esta página
-->