Conceptos Categóricos

LA EFICACIA DE LAS MÁSCARAS PARA PREVENIR INFECCIONES VIRALES RESPIRATORIAS EN ENTORNOS MÉDICOS Y COMUNITARIOS

LA EFICACIA DE LAS MÁSCARAS PARA PREVENIR INFECCIONES VIRALES RESPIRATORIAS EN ENTORNOS MÉDICOS Y COMUNITARIOS


Porthand, EE.UU.
Las pruebas sobre la eficacia del uso de máscaras para la prevención de infecciones virales respiratorias serían más sólidas en la atención médica que en los entornos comunitarios.

Annals of Internal Medicine 1-5

Autores:
Chou R

Institución/es participante/s en la investigación:
Oregon Health & Science University

Título original:
Masks for Prevention of Respiratory Virus Infections, Including SARS-CoV-2, in Health Care and Community Settings: A Living Rapid Review

Título en castellano:
Las Máscaras para la Prevención de Infecciones Virales Respiratorias, Incluyendo el SARS-CoV-2, en Entornos de Atención Médica y Comunitarios: Una Revisión Rápida en Vivo

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.04 páginas impresas en papel A4
Introducción
Las recomendaciones sobre el uso máscaras para prevenir la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) varían. Se cree que el agente etiológico de esta enfermedad, el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés), se transmite principalmente a través del contacto y las gotas respiratorias grandes, pero las pruebas también indican una posible transmisión por aerosoles respiratorios finos. Existen diversos tipos de dispositivos de protección respiratoria, entre los que se encuentran los respiradores N95, las máscaras quirúrgicas y las máscaras de tela. Los respiradores N95 de un solo y equivalentes brindarían mayor protección respiratoria que las máscaras quirúrgicas, pero se ha informado de una escasez. El uso prolongado y la reutilización de los respiradores N95 se han probado en entornos de laboratorio, pero la eficacia clínica y la seguridad son inciertas. El objetivo de la presente revisión fue examinar la eficacia de los respiradores N95, las máscaras quirúrgicas y máscaras de tela en entornos comunitarios y de atención médica para prevenir infecciones de virus respiratorios, incluido el SARS-CoV-2, y los efectos de la reutilización o el uso prolongado de los respiradores N95.  

Métodos
La búsqueda bibliográfica se realizó en múltiples bases de datos electrónicas, incluida la base de datos COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud y el servidor de preimpresión medRxiv (desde 2003 hasta el 14 de abril de 2020, con vigilancia hasta el 2 de junio de 2020) y listas de referencias. Se seleccionaron ensayos controlados aleatorizados (ECA) que incluían trabajadores sanitarios y personas de la comunidad en los que se analizó el uso de respiradores desechables N95, máscaras quirúrgicas y máscaras de tela y el riesgo de riesgo de infección por virus respiratorios, incluido el SARS-CoV-2, y estudios de observación sobre el uso de máscaras y el riesgo de infección por coronavirus. Un investigador extrajo los datos del estudio en tablas estandarizadas, y un segundo verificó los datos. Se calcularon los riesgos relativos (ensayos aleatorios) y los odds ratios (estudios observacionales) mediante los datos disponibles. Para los estudios de observación sobre trabajadores sanitarios y coronavirus, los entornos médicos fueron clasificados según el nivel de riesgo. Se evaluó la calidad de los estudios incluidos. Los resultados se sintetizaron de manera narrativa. La solidez de las pruebas se clasificó como alta, moderada, baja o insuficiente, según el diseño del estudio, el riesgo de sesgo, la inconsistencia, la indirecta y la imprecisión. Se incorporarán nuevas pruebas mediante el uso de métodos de revisión en vivo. Las nuevas pruebas que no cambien sustancialmente las conclusiones de la revisión se resumirán brevemente mensualmente. Se realizará una actualización importante cuando las nuevas pruebas cambien la naturaleza o la fuerza de las conclusiones.  

Resultados
Se incluyeron 39 estudios (18 ECA y 21 estudios observacionales; 33 867 participantes). Doce ECA y 3 estudios observacionales se realizaron en entornos comunitarios, y 6 ECA y 18 estudios observacionales se realizaron en entornos médicos. No se encontraron ECA sobre el riesgo de infecciones por coronavirus. No se registraron muertes en ningún estudio. Los ECA generalmente se realizaron durante la temporada de influenza y evaluaron el riesgo de enfermedad respiratoria clínica inespecífica, enfermedad similar a la influenza y enfermedad respiratoria viral confirmada por laboratorio. El número de participantes varió de 164 a 7687. Se realizaron cuatro ensayos en los Estados Unidos, uno en Canadá, uno en Australia, 2 en Europa, 2 en Arabia Saudita y 8 en Asia. Once ECA se calificaron de calidad buena y 7 se calificaron de calidad aceptable. Ningún estudio evaluó la reutilización o el uso extendido de los respiradores N95. Las pruebas sobre el SARS-CoV-2 se limitaron a 2 estudios observacionales con importantes limitaciones. Ningún estudio evaluó las máscaras para la prevención de infecciones por SARS-CoV-2 en entornos comunitarios. En entornos comunitarios el uso de máscaras se asoció con un menor riesgo de infección por SARS-CoV-1 en estudios observacionales. Estos no compararon los tipos de máscara ni proporcionaron detalles sobre el tipo de máscara. En entornos de atención médica de riesgo alto o moderado, los estudios observacionales descubrieron que el riesgo de infección por SARS-CoV-1 y el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente disminuyó con el uso de máscaras frente al no uso, y disminuyó con el respirador N95 frente al uso de máscaras quirúrgicas. Los ECA en entornos comunitarios no encontraron diferencias entre el respirador N95 frente a las máscaras quirúrgicas, y ninguna diferencia entre el uso de máscara quirúrgica frente al no uso de máscara en el riesgo de influenza o enfermedad similar a la influenza, pero el cumplimiento fue bajo. En entornos de atención médica, el respirador N95 y las máscaras quirúrgicas se asociaron con riesgos similares para enfermedades similares a la influenza e infección viral confirmada por laboratorio, la enfermedad respiratoria clínica tuvo inconsistencia. La notificación de efectos adversos en los ECA fue subóptima. Cuando se informó, los eventos adversos más frecuentes fueron molestias, dificultades respiratorias y eventos cutáneos.  

Conclusión
Las pruebas sobre la eficacia de las máscaras para la prevención de infecciones respiratorias sería más sólida en entornos médicos que en entornos comunitarios. Los respiradores N95 podrían reducir el riesgo de SARS-CoV-1 frente a las máscaras quirúrgicas en entornos de atención médica, pero la aplicabilidad al SARS-CoV-2 sería incierta. Se necesita de manera urgente investigación para aclarar la eficacia comparativa de las máscaras para la transmisión de COVID-19 en entornos comunitarios y de atención médica. 
ua40317