Conceptos Categóricos

LA ENFERMEDAD CRÍTICA EN PACIENTES HOSPITALIZADOS CON ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019

LA ENFERMEDAD CRÍTICA EN PACIENTES HOSPITALIZADOS CON ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019


Nueva York, EE.UU.
La enfermedad crítica en pacientes hospitalizados con enfermedad por coronavirus 2019 en la ciudad de Nueva York habría sido frecuente y parecería haber estado asociada con una alta frecuencia de ventilación mecánica invasiva, disfunción de órganos extrapulmonares y mortalidad sustancial en el hospital.

The Lancet 395(10239):1763-1770

Autores:
O'Donnell MR

Institución/es participante/s en la investigación:
Columbia University Irving Medical Center

Título original:
Epidemiology, Clinical Course, and Outcomes of Critically ill Adults with COVID-19 in New York City: a Prospective Cohort Study

Título en castellano:
La Epidemiología, el Curso Clínico y los Resultados de Adultos Críticos con COVID-19 en la Ciudad de Nueva York: Un Estudio de Cohorte Prospectivo

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.02 páginas impresas en papel A4
Introducción
Hasta el 28 de abril de 2020, más de 40 000 pacientes con enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) han sido hospitalizados en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos (EE.UU.). Los datos disponibles sugieren que entre el 5% y el 20% de los pacientes con COVID-19 padecerán una enfermedad crítica que se caracterizará principalmente por el síndrome de dificultad respiratoria aguda. La comprensión detallada de las enfermedades críticas relacionadas con COVID-19 en los EE.UU. sería limitada. El objetivo del presente estudio fue caracterizar la epidemiología, el curso clínico y los factores de riesgo de mortalidad hospitalaria entre un cohorte de adultos con enfermedades críticas relacionadas con COVID-19 hospitalizados en la ciudad de Nueva York.

Métodos
El presente estudio se realizó en 2 hospitales de la ciudad de Nueva York. Se identificaron de manera prospectiva a pacientes adultos (mayores de 18 años) ingresados en ambos hospitales del 2 de marzo al 1 de abril de 2020, que fueron diagnosticados con COVID-19 confirmado por laboratorio y estaban críticamente enfermos con insuficiencia respiratoria hipoxémica aguda. Se recopilaron los registros médicos electrónicos, los resultados de laboratorio, los hallazgos radiográficos, los biomarcadores clínicos, y los datos de tratamiento de todos los participantes. Las pruebas de laboratorio para la infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés) se realizaron mediante reacción en cadena de polimerasa de transcripción inversa (RT-PCR) de muestras de hisopado nasofaríngeo u orofaríngeo. El resultado primario fue la tasa de muerte en el hospital. Los resultados secundarios incluyeron la frecuencia y duración de la ventilación mecánica invasiva, la frecuencia del uso de vasopresores y la terapia de reemplazo renal, y el tiempo hasta el deterioro clínico en el hospital después del ingreso. La relación entre los factores de riesgo clínico, los biomarcadores y la mortalidad hospitalaria se modeló mediante la regresión de riesgos proporcionales de Cox. El tiempo de seguimiento fue censurado correctamente el 28 de abril de 2020 para que cada paciente tuviera al menos 28 días de observación. Los cocientes de riesgo ajustados (CRa) fueron calculados con intervalos de confianza del 95% (IC 95%).

Resultados
Entre el 2 de marzo y el 1 de abril de 2020, 1150 adultos ingresaron en ambos hospitales con COVID-19 confirmado por laboratorio, de los cuales 257 (22%) estaban en estado crítico. Los pacientes se presentaron en el hospital una mediana de 5 días después del inicio de los síntomas. La mediana del período de observación después del ingreso hospitalario fue de 19 días. El promedio de edad de los pacientes fue de 62 años, 171 (67%) eran varones, 159 (62%) eran hispanos o latinos y 13 (5%) eran trabajadores de la salud. En total, 212 (82%) pacientes tenían al menos una enfermedad crónica, la más frecuente de las cuales eran hipertensión (162 [63%]) y diabetes (92 [36%]). El 46% de los sujetos tenían obesidad. Los síntomas de presentación más frecuentes fueron dificultad para respirar, fiebre, tos, mialgia y diarrea. La mediana de creatinina sérica fue de 1.5 y 189 (87%) de 218 pacientes a los que se les realizó un análisis de orina tenían proteinuria. La linfocitopenia fue frecuente, al igual que las concentraciones ligeramente elevadas de aspartato aminotransferasa. Las concentraciones de interleuquina-6 (IL-6), proteína C reactiva de alta sensibilidad, ferritina, dímero D, troponina de alta sensibilidad y procalcitonina fueron elevadas en la mayoría de los pacientes.   Al 28 de abril de 2020, 101 (39%) pacientes habían muerto después de una mediana de 9 días en el hospital. Doscientos tres (79%) pacientes recibieron ventilación mecánica invasiva durante una mediana de 18 días, 170 (66%) de 257 pacientes recibieron vasopresores y 79 (31%) recibieron terapia de reemplazo renal durante la hospitalización. La mediana del tiempo hasta el deterioro clínico después del ingreso fue de 3 días. La mayoría de las muertes ocurrieron en pacientes que tenían al menos 50 años de edad. Noventa y cuatro (37%) de 257 pacientes permanecieron hospitalizados con una mediana de hospitalización de 33 días. Un total de 58 (23%) pacientes fueron dados de alta vivos, 12 (21%) de los cuales requirieron oxígeno suplementario y 4 (2%) fueron transferidos a otra institución. A la mayoría de los participantes se les administró agentes antibacterianos y fármacos antivirales. En total, 68 (26%) pacientes recibieron corticoides y 44 (17%) recibieron antagonistas de los receptores de IL-6. En el modelo de Cox multivariable, la edad avanzada (CRa: 1.31; IC 95%: 1.09 a 1.57, por aumento de 10 años), la enfermedad cardíaca crónica (CRa: 1.76; IC 95%: 1.08 a 2.86), la enfermedad pulmonar crónica (CRa: 2.94; IC 95%: 1.48 a 5.84), mayores concentraciones de IL-6 (CRa: 1.11; IC 95%: 1.02 a 1.20, por aumento de decil), y las concentraciones más altas de dímero D (CRa: 1.10; IC 95%: 1.01 a 1.19, por aumento de decil) se asociaron de manera independiente con la mortalidad hospitalaria.

Conclusión
Durante el primer mes del brote de COVID-19 en la ciudad de Nueva York, la enfermedad crítica entre los pacientes hospitalizados con esta infección habría sido frecuente (22%) y parecería haber estado asociada con una alta frecuencia de ventilación mecánica invasiva, disfunción de órganos extrapulmonares y mortalidad sustancial en el hospital. La edad avanzada, la enfermedad cardíaca crónica, la enfermedad pulmonar crónica, mayores concentraciones de IL-6, y las concentraciones más altas de dímero D se asociaron de manera independiente con la mortalidad hospitalaria.
ua40317