Conceptos Categóricos

CASO DE UN PACIENTE CON COVID-19 Y COAGULOPATÍA

CASO DE UN PACIENTE CON COVID-19 Y COAGULOPATÍA


Beijing, China
En Wuhan se informaron tres casos similares de pacientes positivos para COVID-19 con presencia de anticuerpos antifosfolípidos (anticardiolipina IgA, anticuerpos anti-glucoproteína I beta 2, IgA e IgG) y múltiples infartos cerebrales. A continuación se describe uno de los casos, con los hallazgos físicos y de laboratorio.

New England Journal of Medicine 1-3

Autores:
Li Y

Institución/es participante/s en la investigación:
Peking Union Medical College Hospital Beijing

Título original:
Coagulopathy and Antiphospholipid Antibodies in Patients with Covid-19

Título en castellano:
Coagulopatía y Anticuerpos Antifosfolípidos en Pacientes con COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1 página impresa en papel A4
Los autores describen el caso de un paciente con COVID-19 y coagulopatía con anticuerpos antifosfolípidos y múltiples infartos de una unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital de Wuhan, China. Este es uno de tres casos con clínica similar en Wuhan. El síndrome respiratorio agudo grave por coronavirus 2 (SARS-CoV-2, por su sigla en inglés) se confirmó en todos los pacientes mediante la reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR) o mediante pruebas serológicas. El paciente masculino, de 69 años, con antecedentes de hipertensión arterial, diabetes y accidente cerebrovascular, se presentó con fiebre, tos, disnea, diarrea y cefalea al hospital. El 25 de enero del presente año fue diagnosticado con COVID-19 mediante RT-PCR, que detectó SARS-CoV-2. El tratamiento inicial fue sintomático; sin embargo, la enfermedad progresó a insuficiencia respiratoria hipoxémica, por lo que requirió ventilación mecánica invasiva. Al examen físico el paciente presentaba isquemia en las extremidades inferiores, así como en el segundo y tercer dedo de la mano izquierda. La tomografía computarizada cerebral mostró infartos bilaterales en varios territorios vasculares. Los resultados de laboratorio al ingreso del paciente a la UCI mostraron leucocitosis, trombocitopenia, protrombina elevada, tiempo parcial de tromboplastina y niveles de fibrinógeno y dímero-D elevados. Las pruebas serológicas posteriores mostraron la presencia de anticuerpos anticardiolipina IgA, así como anticuerpos anti-glucoproteína I beta2, IgA e IgG. Los otros dos pacientes presentaron hallazgos similares en la UCI para sujetos con COVID-19 en el Hospital Tongji. El anticoagulante lúpico no se detectó en ninguno de los pacientes, aunque la prueba se realizó mientras estos estaban gravemente enfermos. Los anticuerpos antifosfolípidos atacan de manera anormal a las proteínas fosfolipídicas, y la presencia de estos anticuerpos es fundamental para el diagnóstico del síndrome antifosfolipídico. Sin embargo, estos anticuerpos también pueden aparecer de manera transitoria en pacientes con enfermedades críticas y diferentes infecciones. Es raro que la presencia de estos anticuerpos conlleve a eventos trombóticos que son difíciles de diferenciar de otras causas de trombosis multifocal en cuadros críticos, como coagulación intravascular diseminada, trombocitopenia inducida por heparina y microangiopatía trombótica.
ua40317