Conceptos Categóricos

PROCEDIMIENTOS ADECUADOS EN EL LABORATORIO DE CATETERISMO DURANTE LA PANDEMIA POR CORONAVIRUS 2019

PROCEDIMIENTOS ADECUADOS EN EL LABORATORIO DE CATETERISMO DURANTE LA PANDEMIA POR CORONAVIRUS 2019


Salt Lake City, EE.UU.
Se discuten los inconvenientes que se pueden presentar en el laboratorio de cateterismo y sus posibles soluciones.

Journal of the American College of Cardiology 1-9

Autores:
Welt FGP

Institución/es participante/s en la investigación:
University of Utah Health Sciences Center

Título original:
Catheterization Laboratory Considerations During the Coronavirus (COVID-19) Pandemic: From ACC’s Interventional Council and SCAI

Título en castellano:
Consideraciones sobre el Laboratorio de Cateterismo durante la Pandemia por Coronavirus (COVID-19): ACC Interventional Council y la SCAI

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.18 páginas impresas en papel A4
 

Introducción
El COVID-19 ejerce una presión enorme sobre los sistemas de salud de las naciones afectadas, con necesidad de adaptar el funcionamiento del laboratorio de cateterismo, tanto en pacientes con sospecha de infección como en aquellos con COVID-19 y afecciones cardíacas no relacionadas o con manifestaciones cardíacas de la enfermedad. Se trata de una situación dinámica con información limitada. El propósito de esta declaración conjunta del ACC Interventional Council y la SCAI es discutir los inconvenientes que enfrenta a diario el personal del laboratorio de cateterismo.

Selección de pacientes


Pacientes electivos
. Muchas instituciones en los EE.UU. aplazaron los procedimientos electivos con el objetivo de preservar recursos y evitar la exposición de los pacientes al entorno hospitalario actual. Parece razonable, con la idea de preservar la capacidad de camas hospitalarias, evitar procedimientos electivos en enfermos con comorbilidades significativas o en quienes la duración esperada de la estadía sea mayor a 1 a 2 días o si se prevé la necesidad de internación en la unidad de cuidados intensivos. El concepto de “verdaderamente electivo” requiere análisis crítico, debido a que en algunos casos el aplazamiento puede provocar efectos perjudiciales. Los procedimientos a diferir incluyen angioplastía en cardiopatía isquémica estable, intervención endovascular en enfermedad ilio-femoral en pacientes con claudicación o cierre del foramen oval permeable. Las decisiones deben ser individualizadas y evaluar el riesgo de exposición a COVID-19 versus el riesgo de demorar el diagnóstico o el tratamiento.

Pacientes con infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST (IAMCEST)
. En EE.UU la angioplastía primaria es el tratamiento electivo, sin embargo, en pacientes con COVID-19 positivo y IAMCEST, en necesario evaluar la exposición del personal y el beneficio para el enfermo. Se puede considerar la fibrinólisis en pacientes relativamente estables y con COVID-19 activo. En casos de COVID-19 activo y requerimiento de angioplastía primaria, se debe utilizar equipo de protección personal (EPP) apropiado, incluidos bata, guantes, gafas y máscara N95. El uso de equipos respiratorios filtrantes asistidos (PAPR) puede ser razonable, especialmente en pacientes con vómitos, como en caso de IAMCEST inferior, o en aquellos que pueden requerir RCP o intubación. Es importante destacar que un número importante de laboratorios de cateterismo tienen sistemas de ventilación con presión normal o positiva y no están diseñados para el aislamiento de infecciones. En consecuencia, se requerirá limpieza luego del procedimiento, con demoras de los procedimientos posteriores.

Pacientes con infarto agudo de miocardio sin elevación del segmento ST (IAMSEST)
. Si existe sospecha infección, se dispone de tiempo para poder realizar las pruebas de diagnóstico para COVID-19 antes del cateterismo, y permitir tomar una decisión fundamentada respecto al procedimiento a seguir. El alta inmediata luego de la revascularización es importante para maximizar la disponibilidad de camas y disminuir la exposición del paciente dentro del hospital. Se sugirió tratamiento conservador en enfermos seleccionados con COVID-19 positivo e IAMSEST, en especial en presencia de IAM tipo 2. Se informó que en pacientes con COVID-19, aproximadamente el 7% tiene lesión cardíaca, ya sea IAM tipo 2 o miocarditis. Se debe diferenciar el IAM tipo 2 del síndrome coronario agudo primario, ya que se puede diferir el tratamiento invasivo en el primero, especialmente en pacientes estables. En caso de inestabilidad debido al cuadro isquémico, se lo asume como IAMCEST, y se actúa en consecuencia.

Pacientes que requieren intubación, aspiración o RCP
. En estos casos es posible la atomización de las secreciones respiratorias, con aumento  de exposición del personal. Los enfermos que ya están intubados representan menos riesgo de transmisión, dado que la ventilación se realiza mediante circuito cerrado. En caso de COVID-19, confirmado o sospechado, con necesidad de intubación, se la debe realizar previo al arribo al laboratorio. Es aconsejable disminuir el umbral de indicación de intubación con el objetivo de evitar realizarla de emergencia en el laboratorio. Algunas instituciones sugirieron utilizar un filtro HEPA entre el tubo y la bolsa, ya que la ventilación con bolsa puede aumentar la atomización.

Asignación de recursos y protección del equipo de salud
Es aconsejable reducir el volumen de trabajo del laboratorio o reorganizar los turnos del personal. A pesar de las medidas para disminuir la exposición, se debe anticipar la escasez de personal en base a la posibilidad de infección, exposición o cuarentena. Se debe evitar que especialistas con habilidades superpuestas participen simultáneamente del mismo procedimiento. Algunos procedimientos realizados rutinariamente en el laboratorio se pueden practicar en la habitación, como la colocación de catéteres en la arteria pulmonar, pericardiocentesis e inserción del balón de contrapulsación intraaórtico. En caso de realizarlos en el laboratorio, si el paciente tiene COVID-19 confirmado, o sospechado, se los debería efectuar al final de la jornada laboral, si es posible.

Protección adecuada
Todo el personal del laboratorio debe utilizar máscaras N95 y conocer las técnicas adecuadas para ponerse y quitarse el EPP, incluida la protección ocular. En algunas situaciones se recomienda el uso de sistemas PAPR. Se debe garantizar la disponibilidad y capacitación adecuada en la utilización de este equipo. Idealmente, en pacientes con COVID-19, conocido o sospechado, se deben presentar al laboratorio con máscara quirúrgica. Además de la escasez de máscaras N95, hay informes de escasez de batas, guantes y máscaras quirúrgicas regulares, lo cual apoya el aplazamiento de casos electivos y la reducción en el número de personas que se someten a procedimientos.

Necesidad de información continua
A medida que la comunidad médica adquiere mayor experiencia en el abordaje de los diversos problemas planteados por la pandemia de COVID-19, será importante tener la capacidad de intercambiar experiencias. Las redes sociales ya han proporcionado un lugar para intercambio de ideas y conocimientos. A medida que la pandemia progresa, se necesitarán crear vías para la presentación de informes y la recopilación de datos, y luego métodos para comunicar rápidamente esa información, con el fin de mejorar la atención y proteger a los trabajadores de la salud.
ua40317

Imprimir esta página
-->