Conceptos Categóricos

ACCIÓN DEL NEBIVOLOL SOBRE EL ÍNDICE NEUTRÓFILO/LINFOCITO EN PACIENTES CON HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Resúmenes amplios

ACCIÓN DEL NEBIVOLOL SOBRE EL ÍNDICE NEUTRÓFILO/LINFOCITO EN PACIENTES CON HIPERTENSIÓN ARTERIAL


Rahim Yar Khan, Pakistán
El presente estudio investigó el efecto del nebivolol sobre el índice neutrófilo/linfocito, como marcador de inflamación subclínica, en pacientes con hipertensión arterial, en comparación con el metoprolol.

International Journal of Hypertension 20171-7

Autores:
Hussain M, Saeed M, Akhtar L

Institución/es participante/s en la investigación:
Sheikh Zayed Medical College and Hospital

Título original:
Nebivolol Attenuates Neutrophil Lymphocyte Ratio: A Marker of Subclinical Inflammation in Hypertensive Patients

Título en castellano:
El Nebivolol Atenúa la Razón Neutrófilo/Linfocito: Un Marcador de Inflamación Subclínica en Pacientes HipertensosEl Nebivolol Atenúa la Razón Neutrófilo/Linfocito: Un Marcad

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.51 páginas impresas en papel A4
Introducción
La hipertensión arterial (HTA) afecta a un cuarto de la población global. En los próximos años su prevalencia será mucho mayor en los países en vías de desarrollo debido a la urbanización y al cambio en los estilos de vida. La presión arterial (PA) elevada desencadena una serie de eventos en la pared de los vasos, que desempeñan un papel importante en la generación de aterosclerosis. El papel de los leucocitos en la patogenia de la aterosclerosis es bien conocido. La leucocitosis es un marcador confiable de inflamación y se relaciona fuertemente con enfermedad coronaria, enfermedad cerebrovascular y complicaciones vasculares de la diabetes. Últimamente se ha hecho hincapié en el índice neutrófilo/linfocito (INL), que se obtiene de dividir el recuento absoluto de neutrófilos por el recuento absoluto de linfocitos en una muestra de sangre periférica. Es un indicador confiable de inflamación de bajo grado en afecciones como la diabetes, la HTA, el síndrome metabólico y la obesidad. Su implementación es sencilla, está ampliamente disponible y es de bajo costo. Su valor pronóstico es comparable al de la proteína C-reactiva (PCR), el factor de necrosis tumoral alfa y la interleuquina 1. El nebivolol es un betabloqueante (BB) 1 selectivo de tercera generación, de vida media larga, usualmente prescripto como monoterapia o en asociación con otros fármacos para el tratamiento de la HTA. Es el único BB con propiedades vasodilatadoras. Inhibe la agregación plaquetaria, mejora la disfunción endotelial y del ventrículo izquierdo y mejora el flujo en las arterias coronarias en pacientes con enfermedad coronaria. Tiene, además, un efecto antiinflamatorio y antioxidante. Este estudio se realizó para investigar el efecto del nebivolol sobre el INL.  

Métodos
Se efectuó un ensayo clínico aleatorizado, a doble ciego, de 12 semanas de seguimiento, en el servicio ambulatorio de cardiología del Hospital Universitario Sheikh Zayed, Rahim Yar Khan, del 5 de noviembre de 2016 al 5 de enero de 2017. Se seleccionaron para el estudio 120 pacientes de entre 32 y 56 años con HTA leve a moderada, según criterios de la Organización Mundial de la Salud/International Society of Hypertension, que no hubieran recibido nunca tratamiento para la HTA. Se excluyeron los sujetos que tuvieran cuadros clínicos que pudiesen afectar el grado de inflamación basal (tabaquismo, alcoholismo, enfermedades inflamatorias, diabetes, traumatismos, embarazo, hipertensión secundaria, dislipidemias, enfermedades hepáticas, insuficiencia renal, cardiopatía isquémica, trastornos del sistema nervioso central y fármacos que afecten la inflamación). Luego de la aleatorización, los pacientes fueron asignados a uno de dos grupos. Un grupo recibió nebivolol en dosis de 5 a 10 mg/día y el otro grupo, dosis de 50 a 100 mg de metoprolol por día. La medicación luego era titulada para alcanzar valores de PA menores de 140/90 mmHg. Fueron excluidos los pacientes que no alcanzaban este objetivo 2 semanas después de la aleatorización. La PA se midió a nivel del brazo con un esfigmomanómetro de mercurio por método auscultatorio y se consideró la media de tres mediciones separadas por 10 minutos. Las muestras de sangre se extrajeron luego de un período de ayuno de 12 horas. Los datos numéricos se presentan como media, su desvío estandar y porcentajes. Para determinar diferencias estadisticamente significativas entre grupos se utilizaron las pruebas Chi cuadrado, Mann-Whitney U y t-test para muestras independientes, según correspondiese. Los datos continuos se compararon con t-test para datos apareados a dos colas. Se consideró significativa una p<0,05. Para el analisis se utilizó el programa SPSS 16.  

Resultados
Se incluyeron un total de 120 pacientes, de los cuales en 4 individuos del grupo de nebivolol y en 6 del grupo de metoprolol no se completó el seguimiento. Debieron retirarse del estudio 2 pacientes del grupo de nebivolol y uno del de metoprolol por presentar bradicardia sintomática. Siete enfermos más se excluyeron por no alcanzar las metas de PA propuestas. Completaron el estudio 100 participantes (51 en el grupo de nebivolol y 49 en el grupo de metoprolol), entre los cuales no había diferencias significativas en las características basales demográficas y clínicas. Los dos fármacos en estudio lograron descender los valores de PA en forma significativa con respecto a la del inicio (20.5/10.5 mm Hg en el grupo de nebivolol y 22.5/11.2 mm Hg en el de metoprolol). Por su parte, el nebivolol redujo el recuento leucocitario total (p = 0.005) y el recuento de neutrófilos (p = 0.003), aumentó el recuento de linfocitos (p = 0.004) y disminuyó significativamente el INL (0.07). El nebivolol, a diferencia del metoprolol, mejoró los valores de glucemia y el perfil lipídico, pero no de forma estadísticamente significativa.

Discusión
Este estudio se realizó para investigar el efecto del nebivolol sobre el INL. La inflamación subclínica en pacientes hipertensos puede causar disfunción endotelial, que predispone a la aterosclerosis y sus complicaciones. El INL es una nueva incorporación a los marcadores de inflamación que ha recibido especial atención en los últimos años debido a su valor diagnóstico independiente y su pronóstico para enfermedades vasculares relacionadas con la aterosclerosis, así como su asociación estadística con factores de riesgo cardiovasculares como la HTA, la diabetes, el síndrome metabólico y la dislipidemia. Los valores elevados de INL tienen una fuerte relación independiente con la gravedad de la HTA esencial en pacientes no tratados y se ha visto en estudios clínicos su capacidad de predecir resistencia al tratamiento y patrones sin descenso de la PA durante la noche (nondipper) de PA. Se observó en estudios de seguimiento un riesgo elevado de presentar HTA a 6 años en individuos con INL aumentado. El INL tiene, además, un valor pronóstico en las complicaciones asociadas con la HTA. Este índice, que se calcula dividiendo el recuento absoluto de neutrófilos por el recuento absoluto de linfocitos, es económico y puede usarse como método de rastreo y monitorización del efecto de fármacos a gran escala. En este estudio, el nebivolol produjo una reducción significativa del INL luego de 12 semanas de tratamiento. Este fármaco tiene un gran potencial para reducir la inflamación relacionada con la HTA, por distintos mecanismos propuestos. Asimismo, mejora la disfunción endotelial que desencadena la inflamación mediada por especies reactivas del oxígeno y aumenta los niveles de óxido nítrico (NO) a nivel de los vasos generando vasodilatación por la vía L-arginina/NO, mientras la inflamación bloquea la capacidad del endotelio de sintetizar NO y prostaciclinas. Finalmente, el nebivolol tiene características antiinflamatorias al reducir la producción de PCR, interleuquina 6, molécula de adherencia vascular 1 VCAM-1, adiponectina y leptina en pacientes hipertensos. Un escaso grupo de ensayos clínicos han evaluado los efectos de drogas antihipertensivas sobre el INL. Karaman y col. observaron que la amlodipina y el valsartán mejoraban la disfunción endotelial al disminuir los niveles del factor de Von Willebrand y el INL, mientras el grupo de Fici y col. demostró que el nebivolol reduce el rango de distribución de eritrocitos, el recuento total de glóbulos blancos y el INL, en comparación con el metoprolol, con un seguimiento de 6 meses. El presente estudio mostró resultados similares a los de Fici, en términos del recuento total de glóbulos blancos y el INL, pero en un período de 3 meses. A diferencia de otros BB, en esta investigación el nebivolol no alteró los valores de glucemia ni el perfil lipídico. Si bien los pacientes del grupo de nebivolol presentaron una mejoría del perfil lipídico, esta no fue estadísticamente significativa. Esto podría representar un beneficio extra ya que las alteraciones en el metabolismo de los hidratos de carbono y los lípidos en sí mismo pueden iniciar procesos inflamatorios a nivel vascular. En vista de estos beneficios, el nebivolol debería considerarse en el tratamiento de los pacientes hipertensos con el fin de evitar complicaciones futuras. El INL podría ser utilizado como herramienta de monitorización de la enfermedad y el tratamiento en estos pacientes dado su valor diagnóstico y pronóstico en diversos trastornos cardiovasculares. La principal limitación de este estudio fue que no se comparó el INL con otros marcadores de inflamación. En el futuro, deberían realizarse estudios con mayor cantidad de sujetos para continuar evaluando los efectos del nebivolol en otros marcadores de inflamación.  

Conclusión
El nebivolol tiene un gran potencial para disminuir el INL y revertir la inflamación subclínica en pacientes con HTA.
ua40317