Conceptos Categóricos

CONSENSO SOBRE EL USO DE MARCADORES DE RESERVA OVÁRICA

Resúmenes amplios

CONSENSO SOBRE EL USO DE MARCADORES DE RESERVA OVÁRICA


Módena, Italia
En este consenso de un gran grupo de expertos se acordaron valores de recuento folicular antral de 7 y niveles de hormona antimülleriana de 1 ng/ml para la escasa respuesta ovárica y cifras respectivas de 14 y 3 ng/ml para la hiperrespuesta. Este criterio ayudará a los médicos en su práctica diaria.

Gynecological Endocrinology 32(1):1-5

Autores:
La Marca A, Ferraretti AP, Palermo R, Ubaldi FM

Institución/es participante/s en la investigación:
University of Modena and Reggio Emilia

Título original:
The Use Of Ovarian Reserve Markers in IVF Clinical Practice: A National Consensus

Título en castellano:
El Uso de Marcadores de Reserva Ovárica en la Práctica Clínica de la Fertilización in Vitro: Consenso Nacional

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.92 páginas impresas en papel A4
Introducción
La reserva ovárica, definida por el número y la calidad de los ovocitos remanentes, varía de manera extrema en el mismo grupo etario. En la mayoría de los centros de fertilidad, por muchos años los protocolos de estimulación ovárica se basaron en la edad de la mujer y, en algunos casos, en el índice de masa corporal. Recientemente, diversos autores indicaron que la elección del protocolo basada en los marcadores de reserva ovárica se asoció con menor incidencia de cancelaciones del ciclo debido a la alteración de la respuesta ovárica. El recuento folicular antral (RFA) y los niveles de la hormona antimülleriana (HAM) son algunos de los marcadores disponibles para predecir la respuesta ovárica durante los ciclos de fertilización in vitro (FIV) que mejor rendimiento demostraron. La elección del marcador depende de la organización de la clínica, la preferencia de los médicos y las características de los pacientes. En este consenso, los autores se propusieron generar recomendaciones lo suficientemente específicas para asistir a los médicos en la práctica clínica.

Materiales y métodos
Se utilizó el método Delphi para la encuesta y la recolección de las opiniones de los participantes. Un equipo de expertos preparó los temas principales y un panel de especialistas en reproducción asistida completó los cuestionarios en forma anónima e independiente. Un panel de 199 especialistas a cargo de hospitales y clínicas de reproducción asistida reconocidas por el registro nacional italiano respondió al primer cuestionario de 28 ítems. Luego del procesamiento de este primer cuestionario, se presentó al mismo panel de expertos un segundo cuestionario para clarificar y ampliar algunos temas. En la tercera ronda se presentaron los resultados y se evaluó el nivel de concordancia. Para todos los análisis se utilizaron estadísticas descriptivas.

Resultados
El cuestionario se envió a 199 especialistas en el diagnóstico y el tratamiento de la infertilidad, que fueron parte de una muestra representativa de diferentes regiones italianas. En promedio tenían 23 años de experiencia médica.  La mayoría de los especialistas concordó en que la reserva ovárica es muy importante en la FIV. Las razones principales para esta valoración fueron la prevención del síndrome de hiperestimulación ovárica (SHEO; 87%), la individualización de la terapia (70.8%) y la disminución del abandono del tratamiento (55%). Los criterios considerados más importantes para definir la respuesta ovárica en la FIV fueron el número de ovocitos recuperados, el nivel máximo de estradiol, el número de folículos grandes presentes el día de la aplicación de la gonadotrofina coriónica humana, la dosis total de gonadotrofinas y la duración de la estimulación ovárica. Los especialistas refirieron que la reserva ovárica se determinó en el 89.4% de las pacientes en la práctica clínica, antes del ciclo de FIV, y que los métodos utilizados para medirla fueron la ecografía (97.5%), las determinaciones hormonales (95%) y la edad de la mujer (87.5%). En la práctica clínica, la mayoría utilizó una combinación de marcadores. El 85% de los profesionales refirió que mide el RFA con ecografía bidimensional, mientras que el resto utiliza ecografía tridimensional. El 89% de los participantes prefirió realizar el RFA en la fase folicular temprana. En cuanto a los predictores de escasa respuesta, el 87% de los profesionales consideró la edad de la mujer mayor de 40 años; el 91.2%, el RFA inferior a 7; el 88.3%, los niveles de HAM < 1 ng/ml y el 86.2%, la concentración de hormona folículo estimulante (FSH) de 10 o más UI/ml. El 69.5% de los profesionales señaló que los predictores de hiperrespuesta son la edad de menos de 30 años; el 98.3%, un valor de RFA superior a 14; el 87.9%, los niveles de HAM superiores a 3 ng/ml y el 43.1%, la concentración de FSH inferior a 6 UI/ml. Para la elaboración del consenso, la concordancia se logró para la gran mayoría de los ítems propuestos y, generalmente, varió entre el 85% a 100%.

Discusión y conclusión
Según los autores, el presente estudio demostró que existe un consenso entre la mayoría de los médicos italianos sobre la importancia de la predicción de la respuesta ovárica para individualizar los tratamientos y reducir el riesgo de cancelación de los ciclos, el SHEO y mejorar la eficacia de la FIV. Los marcadores de reserva ovárica se evaluaron en Italia en más del 80% de las mujeres que ingresó a un programa de FIV. La mayoría de los especialistas concordó en que los niveles de HAM y el RFA son los predictores más confiables para predecir la respuesta ovárica. En la bibliografía todavía no existe un acuerdo sobre los puntos de corte para predecir la escasa respuesta o la hiperrespuesta. En el consenso presentado, la mayoría de los médicos concordó en valores de RFA de 7 y niveles de HAM de 1 ng/ml para la escasa respuesta ovárica y cifras respectivas de 14 y 3 ng/ml para la hiperrespuesta. Este consenso representa el punto de vista de un gran grupo de expertos y sus criterios pueden ayudar a los médicos en la práctica diaria.
ua40317

Imprimir esta página
-->