Conceptos Categóricos

DISFUNCIÓN TEMPOROMANDIBULAR Y VÉRTIGO EN LOS SUJETOS SENILES

Resúmenes amplios

DISFUNCIÓN TEMPOROMANDIBULAR Y VÉRTIGO EN LOS SUJETOS SENILES


Paraná, Brasil
El estudio confirma una asociación significativa entre la disfunción temporomandibular y el vértigo. Los hallazgos son de gran trascendencia clínica, ya que los factores de riesgo del vértigo deben ser correctamente identificados y corregidos.

International Archives of Otorhinolaryngology 18(1):49-53

Autores:
Lozza de Moraes Marchiori L, Pedron Oltramari-Navarro PV, de Lima Navarro R

Institución/es participante/s en la investigación:
Universidade Estadual do Norte do Paraná

Título original:
Probable Correlation Between Temporomandibular Dysfunction and Vertigo in the Elderly

Título en castellano:
Probable Correlación entre la Disfunción Temporomandibular y el Vértigo en los Sujetos de Edad Avanzada

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.35 páginas impresas en papel A4
Introducción
La disfunción temporomandibular (DTM) es un término amplio, utilizado para describir los trastornos de los músculos de la masticación, de la articulación temporomandibular y de las estructuras auriculares asociadas. El vértigo es uno de los síntomas asociados con la DTM; sin embargo, los mecanismos involucrados en las interacciones todavía siguen siendo tema de controversia. En los pacientes con DTM, los síntomas auriculares más comunes consisten en tinnitus, dolor auricular, sensación de plenitud auricular, pérdida auditiva y vértigo. La transmisión mecánica desde la articulación temporomandibular al oído medio a través del ligamento discomaleolar, la irritación directa del nervio auriculotemporal en el cóndilo mandibular y el aumento del tono de los músculos y del tensor del velo timpánico (en función de la inervación trigeminal común de estos músculos y de la musculatura de la masticación en la mandíbula) han sido algunas de las hipótesis planteadas para explicar las correlaciones entre los signos y síntomas de la DTM y las manifestaciones neurológicas. Por su parte, la posición del cóndilo mandibular puede, per se, ocasionar dolor auricular, tinnitus y vértigo. Según otra teoría, la hiperactividad de los músculos de la masticación ocasionaría contracción del músculo timpánico y de la membrana timpánica o contracción muscular del paladar blando. En esta situación se genera disfunción de la trompa de Eustaquio, con sensación de plenitud auricular, trastornos del equilibrio y pérdida auditiva. El vértigo es un trastorno más frecuente en los sujetos de edad avanzada; la identificación de la causa permite optimizar el tratamiento. El objetivo del presente estudio fue analizar las asociaciones entre el vértigo y la DTM en pacientes seniles.

Pacientes y métodos
El estudio incluyó a 199 sujetos de 69.23 años en promedio, de ambos sexos (127 mujeres), participantes de 38 Basic Health Units del área urbana de Londrina. El 15%, 27%, 23%, 19% y 16% de los sujetos residían en la región central, norte, sur, este y oeste, respectivamente. El presente estudio formó parte del EELO Project, desarrollado por la Universidade Norte do Paraná – UNOPAR, un programa destinado a conocer con precisión distintos aspectos clínicos, económicos y psicosociales asociados con el envejecimiento. Para el presente trabajo sólo se incluyeron los pacientes con dentadura natural o con prótesis y oclusión funcional. La evaluación diagnóstica del vértigo se realizó con el protocolo de Katz. Se valoró la presencia de dolor y malestar en la articulación temporomandibular, con los dedos colocados 10 a 20 mm del canal auditivo externo. La parte lateral de la articulación se analizó con la boca cerrada, en tanto que la parte posterior se evaluó con la boca abierta. La fuerza aplicada fue de 450 a 900 g. Se practicó palpación de los músculos masticatorios (temporal anterior, medial y posterior, masetero superficial y masetero profundo), con una fuerza de 1 500 g. Se valoró la presencia de ruidos en la articulación temporomandibular, mientras el enfermo abría y cerraba la mandíbula. El análisis estadístico de las asociaciones entre los mareos y la DTM se realizó con pruebas de chi al cuadrado.

Resultados
Los hallazgos confirmaron una vinculación importante entre la DTM y la presencia de vértigo. Los pacientes de edad avanzada con DTM tuvieron 17.61% más riesgo de presentar vértigo, en comparación con los enfermos sin DTM. En cambio, no se encontraron asociaciones significativas entre la DTM y el vértigo cuando los hombres y las mujeres se valoraron en forma separada. En los modelos de variables múltiples en los cuales la DTM y el sexo se consideraron variables independientes, la DTM - no así el sexo- fue un factor predictivo independiente de vértigo.

Discusión
La frecuencia de consultas por síntomas vinculados a la DTM en la población general es de 3% a 7%. La literatura sugiere una prevalencia de signos y síntomas de 6% a 93% y de 0% a 93%, respectivamente. Las diferencias seguramente obedecen a los distintos criterios clínicos aplicados en cada caso. Los pacientes de edad avanzada presentan con mayor frecuencia signos clínicos o radiológicos; en cambio, la incidencia de síntomas es inferior en comparación con los adultos jóvenes. De hecho, se estima que el 7% de los jóvenes de 12 a 18 años consulta por dolor o DTM. La conexión entre el vértigo y la DTM se discute desde hace años; el fenómeno obedece esencialmente a que el vértigo es un síntoma común en la población general. En todo caso, los mecanismos que participan en la vinculación entre la DTM y el vértigo todavía no se conocen. Las cefaleas, el tinnitus, el dolor auditivo, los ruidos en la articulación temporomandibular, los trastornos del equilibrio y la palpación dolorosa de las estructuras que integran la articulación son las manifestaciones más comunes en los pacientes con DTM. En relación con los movimientos, los cóndilos mandibulares pueden ejercer presión sobre el nervio auriculotemporal cercano a la articulación, mecanismo por el cual se genera dolor en la región temporal. Según una teoría, el vértigo puede ser secundario a estímulos dolorosos asociados con el tejido peridiscal de la articulación temporomandibular, con la consiguiente vasoconstricción arterial en la región temporal y disminución del aporte sanguíneo en la región vestibular del oído interno. La DTM es una forma de dolor musculoesquelético de la articulación temporomandibular y de los músculos de la masticación, de etiología inespecífica. Las similitudes embrionarias, anatómicas y topográficas entre la articulación y las estructuras auriculares explicarían, en parte, las interacciones sintomáticas. Si bien las manifestaciones auriculares inespecíficas no representan criterios diagnósticos primarios de DTM, pueden inducir confusión, especialmente en relación con la dificultad que presenta el enfermo para referir con precisión la localización del dolor. La otalgia, el tinnitus y el vértigo son los síntomas otológicos más frecuentemente asociados con la DTM. Los músculos del oído interno tienen orígenes embriológicos y funcionales comunes con los de los músculos faciales y de la masticación; los síntomas auriculares referidos pueden originarse en la región estomatognática. Luego de la exclusión de las causas auditivas, los síntomas (tinnitus, vértigo, hipoacusia, hiperacusia, dolor y sensación de plenitud auricular) pueden relacionarse con la DTM. La prevalencia de las manifestaciones clínicas señaladas ha sido de 33% a 76%. En una serie anterior de 344 pacientes con DTM, el 59.9% refirió síntomas auditivos (tinnitus, vértigo y pérdida auditiva), en comparación con sólo el 29.2% de los 432 sujetos sin DTM. El 67%, 64.1%, 65.2% y 62.2% de los enfermos con DTM refirieron otalgia, tinnitus, vértigo e hipoacusia, respectivamente. La combinación de síntomas auriculares y DTM se asoció con consecuencias más adversas sobre la calidad de vida, en comparación con la DTM en forma aislada. Los resultados del presente estudio indican que el 27.14% de los enfermos de edad avanzada con vértigo tienen DTM; asimismo se registraron interacciones importantes entre la DTM y los hallazgos en la palpación articular y los músculos masticatorios y cervicales, así como también entre la DTM y el vértigo.

Conclusión
La presente investigación confirma una asociación significativa entre la DTM y el vértigo en la totalidad de la cohorte, pero no en los hombres o mujeres por separado. Los hallazgos tienen relevancia clínica significativa, ya que los factores de riesgo de vértigo deben ser correctamente identificados y corregidos. 
ua40317

Imprimir esta página
-->