Conceptos Categóricos

FACTORES METABÓLICOS SOBRE EL RIESGO DE CARCINOMA HEPATOCELULAR EN UN AREA ENDÉMICA PARA HEPATITIS B Y C

Resúmenes amplios

FACTORES METABÓLICOS SOBRE EL RIESGO DE CARCINOMA HEPATOCELULAR EN UN AREA ENDÉMICA PARA HEPATITIS B Y C


Kaohsiung, Taiwán (Republica Nacionalista China)
La infección crónica por los virus de la hepatitis B y C se considera un factor importante de riesgo para el carcinoma hepatocelular. La diabetes mellitus, el síndrome metabólico y la obesidad también parecen desempeñar un papel en este riesgo, aunque esta asociación no se ha observado en áreas endémicas para la infección por los virus de las hepatitis B y C.

The Kaohsiung Journal of Medical Sciences 29(8):451-459

Autores:
Chen CT, Chen JY, Lu SN

Institución/es participante/s en la investigación:
Kaohsiung Chang Gung Memorial Hospital and Chang Gung University College of Medicine

Título original:
Diabetes Mellitus, Metabolic Syndrome and Obesity are not Significant Risk Factors for Hepatocellular Carcinoma in an HBV-and HCV-Endemic Area of Southern Taiwan

Título en castellano:
La Diabetes Mellitus, el Síndrome Metabólico y la Obesidad no son Factores Significativos de Riesgo para el Carcinoma Hepatocelular en un Area Endémica de VHB y VHC del Sur de Taiwán

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.71 páginas impresas en papel A4
Introducción
En Taiwán, como en la mayoría de los países, la principal etiología del carcinoma hepatocelular es la infección crónica por el virus de la hepatitis B (VHB) y de la hepatitis C (VHC). No obstante, el alcoholismo, la diabetes mellitus y la obesidad, problemas que han ido en aumento en el mundo desarrollado, también se han señalado como factores de riesgo para el carcinoma hepatocelular.
Taiwán posee áreas endémicas para las infecciones por VHB y VHC. Hasta el momento se han publicado en ese país al menos 5 estudios de cohorte que investigaron el riesgo de carcinoma hepatocelular en personas obesas o con diabetes que no han arrojado resultados concluyentes. Sin embargo, se trató de estudios llevados a cabo en diferentes lugares geográficos y sobre distintas poblaciones, por lo que no pueden sacarse conclusiones definitivas.
Aunque se ha postulado que los pacientes con diabetes, no infectados por VHB o VHC, tienen mayor riesgo de carcinoma hepatocelular, aún se desconoce el efecto de la diabetes o la obesidad sobre la incidencia de este tumor en personas infectadas por los virus mencionados.
Un estudio previo de casos y controles, llevado a cabo por los mismos autores del presente trabajo, reveló que la diabetes y la obesidad no influyen significativamente en la tasa de carcinoma hepatocelular en un área endémica de VHB y VHC. El presente estudio de cohorte tuvo por objetivo alcanzar un mayor entendimiento acerca de la relación cronológica de estos factores, además de validar los hallazgos del ensayo previo.
Pacientes y métodos
El estudio tuvo lugar en una localidad del sur de Taiwán con una alta tasa de hepatitis C crónica entre los pacientes con carcinoma hepatocelular. Entre abril y noviembre de 2004 se reclutaron 56 702 participantes, con una edad promedio de 60.9 ± 11.8 años. Una vez excluidos los individuos con información insuficiente y aquellos con diagnóstico de carcinoma hepatocelular, fueron incluidos en el estudio 56 231 pacientes. A continuación, se realizó una búsqueda en el Registro Nacional de Cáncer de los años 2005 a 2007 a fin de identificar los casos de cáncer hepático primario. Dado que el carcinoma hepatocelular evoluciona en 6 meses o menos, estos casos fueron considerados pacientes con diagnóstico reciente que no tenían carcinoma al comienzo del estudio. Se hallaron 262 casos de este tipo, con una edad promedio de 66.8 ± 8.7 años.
Al comienzo del ensayo se analizaron las características demográficas y antropométricas de cada participante, así como la información hemodinámica y los datos de laboratorio. Además, se analizaron los marcadores séricos de hepatitis, entre los que se incluyó el antígeno de superficie de la hepatitis B, el anti-VHC y la alfa-fetoproteína. Los pacientes fueron divididos en cuatro grupos según el estatus de infección por virus de hepatitis: no B no C (NBNC), VHB, VHC y dual B/C. Por último, se definió la presencia de diabetes mellitus, obesidad y síndrome metabólico, según criterios aceptados en la actualidad.
Resultados
Del total de participantes, el 79.92% perteneció al grupo de NBNC, el 9.96% al grupo de VHB, el 9.22% al grupo de VHC y el 0.88%, al grupo dual B/C. De los 262 pacientes en los que se detectó posteriormente carcinoma hepatocelular, más de la mitad fueron varones (55.3%), la mayoría tenía más de 65 años (64.5%), con una edad promedio de 66.8 ± 8.7 años. La prevalencia de diabetes mellitus, síndrome metabólico y obesidad fue del 13.0%, 14.5% y 23.7%, respectivamente. Asimismo, el 21.8% de los participantes tenía un resultado positivo para el antígeno de superficie de la hepatitis B, en tanto que el 60.7% era positivo para anti-VHC. Se halló estatus de infección NBNC en el 11.8%, mientras que se encontró un estatus dual B/C en el 5.7%.
De acuerdo con el análisis de los resultados, entre los pacientes con VHB, la tasa de incidencia acumulada para carcinoma hepatocelular se incrementó con el tiempo. Por su parte, no se halló una diferencia significativa en el riesgo de carcinoma hepatocelular con la presencia de síndrome metabólico. También se analizó la incidencia de este carcinoma en los grupos VHC, NBNC y dual B/C y no se hallaron diferencias entre los pacientes con síndrome metabólico o sin él en términos del riesgo para carcinoma hepatocelular. De forma similar, la presencia de diabetes mellitus y obesidad tampoco demostró desempeñar papel alguno sobre el riesgo de carcinoma hepatocelular.
Por otra parte, los resultados de un análisis de variable única demostraron que los varones presentaron mayor riesgo de carcinoma hepatocelular. Otros factores asociados con la presencia del tumor fueron la edad mayor de 65 años, los niveles elevados de alanina aminotransferasa, una relación albúmina/globulinas menor de 1 y un recuento de plaquetas menor de 150 x 103/µl. No obstante, no se halló una correlación estadísticamente significativa con la diabetes mellitus o la obesidad, aunque la presencia de síndrome metabólico se asoció con mayor riesgo de hepatocarcinoma. En un modelo de variables múltiples, el sexo masculino, la edad avanzada y la presencia de hepatitis constituyeron factores significativos de riesgo para la aparición de carcinoma hepatocelular, mientras que la diabetes, la obesidad y el síndrome metabólico no mostraron asociación con este riesgo. En un segundo modelo de variables múltiples, la cirrosis hepática también se consideró como factor de riesgo.
Por último, se analizó el efecto del estatus respecto de la infección por el virus de la hepatitis sobre la aparición de carcinoma hepatocelular. En el grupo de NBNC, los factores que se asociaron con mayor riesgo de hepatocarcinoma fueron la edad avanzada, una relación albúmina/globulinas baja y la trombocitopenia. En los pacientes con VHB, los factores asociados con mayor riesgo de carcinoma hepatocelular fueron el sexo, los niveles de alanina aminotransferasa, la relación albúmina/globulinas y el recuento de plaquetas. Los resultados fueron similares para el caso del grupo con VHC. Por su parte, en el grupo dual B/C, el sexo masculino, la disminución de la relación albúmina/globulinas y del recuento de plaquetas fueron los factores que se asociaron significativamente con mayor riesgo de hepatocarcinoma. En cambio, la diabetes mellitus, el síndrome metabólico y la obesidad no resultaron ser factores significativos de riesgo para carcinoma hepatocelular, independientemente del estatus de infección para los virus de hepatitis.
Discusión y conclusión
En el presente estudio de cohorte se halló que la diabetes mellitus, el síndrome metabólico y la obesidad, independientemente del estatus de infección viral, no influyen sobre el riesgo de carcinoma hepatocelular en un área endémica de hepatitis B y C. Entre los pacientes infectados por el virus de la hepatitis B y C, los factores de riesgo para hepatocarcinoma fueron el sexo masculino, la hepatitis y la cirrosis hepática. No obstante, la edad avanzada y la cirrosis hepática también fueron factores significativos de riesgo en el grupo de NBNC.
La infección crónica por VHB y VHC a nivel mundial tiene una prevalencia de 350 y 170 millones de casos, respectivamente. Si bien la incidencia de cáncer hepático primario ha disminuido en muchos países debido a la difusión de la vacuna contra el VHB, la incidencia de hepatocarcinoma asociado con infección por el VHC ha ido en aumento constante. La región en estudio tiene alta prevalencia de infección por VHC, la cual resultó ser similar a la registrada en la investigación llevada a cabo previamente por los mismos autores.
La trombocitopenia es un indicador indirecto de fibrosis hepática en los pacientes infectados por VHC y constituye el parámetro hematológico alterado con más frecuencia en pacientes con cirrosis. De hecho, la cirrosis resultó ser un factor de riesgo importante para el carcinoma hepatocelular.
La diabetes mellitus y la obesidad se han descrito como factores de riesgo para carcinoma hepatocelular en estudios epidemiológicos. También se ha informado que los pacientes con diabetes tienen 2.5 veces más riesgo relativo de presentar esta enfermedad. No obstante, en países con áreas endémicas para hepatitis virales no queda claro si la diabetes constituye un factor de riesgo independiente para la génesis de este carcinoma. En este estudio de cohorte, la diabetes mellitus, el síndrome metabólico y la obesidad no incrementaron la incidencia de carcinoma hepatocelular, dato que avala los resultados del estudio previo realizado por los mismos autores.
El mecanismo por el cual la diabetes induce el hepatocarcinoma tiene relación con el factor de crecimiento 1 similar a la insulina (IGF-1 [insuline-like growth factor]) o con la proteína de unión 3 al IGF (IGFBP-3). Un estudio epidemiológico informó que las personas con diabetes y sobrepeso tienden a presentar hígado graso y esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), enfermedades que pueden causar fibrosis y cirrosis hepática, conocida como “cirrosis criptogénica”. Recientemente, se ha informado la posibilidad de generar carcinoma hepatocelular asociado con EHNA en estos pacientes. Sin embargo, en países en los que las hepatitis virales por VHB y VHC no tienen gran prevalencia, la diabetes y la obesidad no han demostrado ejercer un efecto importante sobre la incidencia de carcinoma hepatocelular. Por su parte, en Taiwán, casi el 90% de los casos de hepatocarcinoma parecen tener relación con la infección por los VHB y VHC.
En conclusión, la diabetes mellitus, el síndrome metabólico y la obesidad no constituyen factores significativos de riesgo para el carcinoma hepatocelular en la región endémica para infección por VHB y VHC en la que tuvo lugar el presente estudio. En el futuro, los autores planean hacer un seguimiento de los participantes a fin de dilucidar la compatibilidad de los resultados con los de ensayos previos.
ua40317

Imprimir esta página
-->