Conceptos Categóricos

INDICADORES ANTROPOMETRICOS EN UNA POBLACION DE ADULTOS MAYORES BRASILEÑOS
(especial para SIIC © Derechos reservados)


Este estudio con seguimiento longitudinal de dos años, analizó los cambios en las mediciones antropométricas de las personas mayores de 80 o más años de edad, residentes en una comunidad en el sur de Brasil. Los cambios fueron específicos para el sexo y el indicador antropométrico.  
31234.09.15_institucionlogo.jpg
Autor:
Vandrize Meneghini
Columnista Experta de SIIC
Institución:
Universidade Federal de Santa Catarina Artículos publicados por Vandrize Meneghini
Coautor
Aline Rodrigues Barbosa* 
Professor, Universidade Federal de Santa Catarina*

Resumen
Introducción: Los cambios fisiológicos del envejecimiento, junto con la presencia de comorbilidades, el uso de medicamentos y el aislamiento social tienen impacto en la insuficiencia nutricional y la composición corporal. La insuficiencia nutricional y la composición corporal pueden ser analizadas por la antropometría. Objetivo: Analizar los cambios antropométricos y la adecuación de los indicadores antropométricos de las personas mayores de 80 años residentes en una comunidad en el sur de Brasil. Métodos: Estudio de dos años de seguimiento. Se incluyó toda la población de personas muy añosas: 134 ancianos en 2010 y 110 en 2012. Las variables antropométricas fueron peso, estatura, circunferencias de brazo, pantorrilla y cintura, pliegue cutáneo del tríceps y el índice de masa corporal (IMC). Se presentan las medias, percentilos de las variables y la distribución de acuerdo con la adecuación de los indicadores antropométricos. Resultados: Los valores medios de estatura y pliegue cutáneo del tríceps disminuyeron significativamente (p = 0,010 y p = 0,001, respectivamente) en ambos sexos. En los hombres se reducen los valores medios de las circunferencias de brazo y la pantorrilla, el peso y el IMC. El pliegue cutáneo del tríceps inadecuado aumentó en ambos sexos y se observó el aumento de la prevalencia de los hombres con bajo peso. Conclusión: Los cambios en los indicadores antropométricos fueron específicos para el sexo y el indicador utilizado. Los hombres mostraron mayor reducción de los indicadores de las reservas musculares y la grasa subcutánea. En las mujeres disminuyó sólo el indicador de la grasa subcutánea.

Palabras clave
antropometría, anciano de 80 años o más, estado nutricional, estudio observacional, salud pública

Abstract
Background: The physiological changes of aging, along with the presence of comorbidities, medication use and social isolation have an impact on the nutritional insufficiency and body composition. Objective: To analyze anthropometric changes and adequacy of anthropometric indicators of oldest old living in a community in southern Brazil. Methods: A 2-year follow-up study. All of the oldest old (? 80 years) were included in the study: 134 subjects in 2010 and 110 in 2012. The anthropometric variables were weight, height, circumferences (arm, calf and waist), triceps skinfold thickness and body mass index (BMI). We analyzed mean, percentiles and distribution according to adequacy of the anthropometric indicators. Results: The mean values of height and triceps skinfold thickness decreased significantly (p ?0,010 and p ?0,001, respectively) in both sexes. Men reduced the mean values of the circumferences of arm and calf, as well as weight and BMI. Inadequate triceps skinfold thickness increased in both sexes and an increase in the prevalence of underweight men was observed. Conclusion: Changes in anthropometric indicators were specific for sex and the indicator. Men showed a greater reduction in indicators of muscle reserves and subcutaneous fat. Women decreased only the indicators of subcutaneous fat.

Key words
anthropometry, aged 80 and over, nutritional status, observational study, public health


Clasificación en siicsalud
Artículos originales > Expertos del Mundo >
página  www.siicsalud.com/des/expertocompleto.php/148337

Especialidades
Principal: 
  Relacionadas: 

Enviar correspondencia a:
Vandrize Meneghini, 88040900, Campus Trindade s/n, Florianopolis, Brasil

Artículo completo

INDICADORES ANTROPOMETRICOS EN UNA POBLACION DE ADULTOS MAYORES BRASILEÑOS
(especial para SIIC © Derechos reservados)

Introducción
Las personas de edad avanzada (80 años en adelante) integran el segmento de la población de más rápido crecimiento en el mundo, incluido Brasil. Entre 2000 y 2050 el número de personas de 80 años o más se cuadruplicará, alcanzando los 395 millones de personas1 en todo el mundo. Se estima que en Brasil el porcentaje de personas de 80 años o más será el 1.9% en 2020 y el 6.4% en 2050.2 Este crecimiento tiene consecuencias sociales, económicas y de salud, puesto que estas personas son más vulnerables a las enfermedades crónicas, la discapacidad y la malnutrición.3-5
Los cambios fisiológicos del envejecimiento, junto con la presencia de comorbilidades, el uso de medicamentos y el aislamiento social tienen impacto en la insuficiencia nutricional y la composición corporal.6 La insuficiencia nutricional y la composición corporal pueden ser analizadas por la antropometría, un método simple, objetivo y relativamente barato. Las mediciones antropométricas se utilizan para monitorear cambios en el tiempo, lo que permite el diagnóstico precoz y la prevención de enfermedades en los ancianos.7,8 Además, las mediciones antropométricas permiten identificar las reservas calóricas y proteicas, así como la presencia de factores de riesgo relacionados con la enfermedad, tanto por déficit como por exceso.6-8
Con el avance de la edad adulta se pueden observar cambios en las medidas antropométricas. Las personas mayores son más propensas a experimentar reducción de masa muscular y de la estatura,9,10 la pérdida de masa ósea y la alteración de sus componentes,11 además la reducción y redistribución de la grasa corporal (acumulación de grasa intrabdominal).12 Los estudios transversales y longitudinales muestran que los cambios son más evidentes en los muy ancianos y que existen diferencias entre los sexos.10,12,13

En Brasil sólo hay un estudio que siguió los cambios antropométricos en los adultos mayores. Sin embargo, el estudio fue realizado con personas (de 60 años o más) residentes en el área urbana de San Pablo,10 la ciudad más grande de Brasil. Las diferencias ambientales y socioeconómicas pueden influir en las características antropométricas y en la adecuación de los indicadores antropométricos de los adultos mayores, una vez que éstas reflejan las condiciones de vida, la historia ocupacional y el estilo de vida.8,10-13 Es importante conocer las características antropométricas de las personas mayores de diferentes regiones del país. El objetivo de este estudio es analizar los cambios antropométricos y la adecuación de los indicadores antropométricos de las personas mayores de 80 años residentes en una comunidad en el sur de Brasil.



Métodos
Se trata de un estudio con dos años de seguimiento, con el análisis secundario de los datos de la encuesta de hogares titulada “Efectividad de los programas de salud, actividad física y nutrición en las personas mayores en el municipio de Antônio Carlos, Santa Catarina".

El municipio de Antônio Carlos (229 km2) se encuentra a 30 km de la capital del estado de Santa Catarina, en el sur del Brasil. En 2010, Antônio Carlos contaba con 7458 habitantes, de los cuales 134 (1.8%) tenían 80 o más años de edad. Esta ciudad es el mayor productor de verduras en Santa Catarina y la mayoría de la población (~70%) vive en pequeñas granjas. Todos los hogares (100%) tienen electricidad y suministro de agua.14 El acceso a la atención primaria de la salud se lleva a cabo a través de una unidad básica de salud y tres equipos del Programa de Estrategia de Salud de la Familia (ESF), que sirven a toda la población del municipio. Cada equipo ESF está formado por médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería y agentes comunitarios de salud.15

La población de estudio consistió en todas las personas de 80 o más años (zonas rural y urbana), de ambos sexos, que vivían en la ciudad y que se registraron en el programa ESF (n = 134) en 2009. En 2010 (febrero-abril) fueron entrevistadas 134 personas. Entre 2010 y 2012 hubo una reducción en el número de individuos, siendo visitados nuevamente 111 ancianos (febrero y marzo de 2012).

Las mediciones antropométricas fueron realizadas por técnicos antropometristas previamente entrenados y estandarizados (estudiantes de pregrado y posgrado en el área de salud), con control de la precisión y exactitud de las mediciones16. La recolección de datos fue autorizada por la Secretaría de Salud y Bienestar Social del municipio y fue acompañada por los agentes comunitarios de salud del programa ESF.

Mediciones antropométricas
Se realizaron mediciones del peso, la estatura, la circunferencia de la cintura (CC), del brazo (CB) y de la pantorrilla (CP), y el pliegue cutáneo del tríceps (PCT). El individuo se mide sin zapatos, gorros ni adornos. La estatura y la altura de la rodilla (estimación de la estatura) siguieron los criterios de Chumlea.17 Las circunferencias se midieron con una cinta flexible y no elástica. El PCT se midió con un calibre de pliegues cutáneos (Lange®). Las circunferencias siguieron la estandarización de Callaway y colaboradores,18 y el PCT, según Harrison y colegas.19 El índice de masa corporal (IMC) fue definido como la medida del peso del cuerpo del individuo, dividida por el cuadrado de la talla (IMC = kg/m2). Todas las mediciones se realizaron por triplicado y se utilizó el valor medio de cada uno para el análisis. Ante la imposibilidad o la dificultad para realizar mediciones de peso y estatura, se utilizaron para la estimación las siguientes ecuaciones:
Peso [mujeres:(CB x 1.63) (CP x 1.43) - 37.46; hombres: (CB x 2.31) (CP x 1.50) - 50.10], conforme Chumlea et al.20

Estatura [mujeres: (1.83 x altura de la rodilla) - (0.24 x edad) 84.88; hombres: (2.02 x altura de la rodilla) - (0.04 x edad) 64.19], de acuerdo Chumlea et al.17


Adecuación de los indicadores antropométricos
Índice de masa corporal:21 IMC < 22.0 kg/m2 = bajo peso; IMC entre 22.0 kg/m2 y 27.0 kg/m2 = peso adecuado; IMC > 27.0 kg/m2 = exceso de peso.

Circunferencia de la pantorrilla: CP = 31 cm, adecuado.18

Circunferencia del brazo: CB > 22 cm, adecuada.18

Pliegues cutáneos del tríceps: = 9.0 mm adecuadas PCT (hombres); = 20 mm adecuado (mujeres), sobre la base de los valores por encima del percentilo 25 de las personas mayores en San Pablo.22

El protocolo de investigación fue aprobado por el Comité de Ética en Investigación en Seres Humanos de la Universidad Federal de Santa Catarina (Nº 189/09). Los participantes firmaron un formulario de consentimiento libre y aclarado.
Procedimiento estadístico
Se utilizó análisis descriptivo de los datos, se calcularon la media, su desviación estándar y la distribución por percentilos de todas las variables, en función del sexo. La significación estadística de las diferencias de medias entre los grupos (2010 y 2012) fue verificada mediante la prueba de la t de Student para muestras apareadas. Para comparar las proporciones de las variables antropométricas de acuerdo con la adecuación de los indicadores antropométricos en los dos grupos (2010 y 2012) se utilizó la prueba de Mc Nemar.

El nivel de significación fue del 5%, con intervalos de confianza del 95% (IC 95%). La información estadística se obtuvo a través del programa estadístico SPSS® versión 16.0.



Resultados
En 2010, se entrevistó a 134 adultos mayores, 78 mujeres (84.5 ± 4.79 años) y 56 hombres (84.9 ± 4.31 años). En 2012 fueron entrevistados 111 ancianos, participantes de la primera muestra, 67 mujeres (85.9 ± 4.34 años) y 44 hombres (86.4 ± 4.07 años). La pérdida de la muestra se produjo debido a los fallecimientos (n = 23).

La Tabla 1 presenta los valores medios, desviación estándar y percentilos (25, 50 y 75) de las variables antropométricas de las mujeres, en 2010 y 2012. En ese período, hubo una reducción significativa, p = 0.002 y p = 0.001, respectivamente, en los valores de estatura (0.6%) y pliegues cutáneos del tríceps (21%).




Para los hombres, los valores medios, desviaciones estándar y la distribución porcentual de las variables antropométricas, en 2010 y 2012, están presentadas en la Tabla 2. Se observó una reducción significativa (p = 0.05) en los valores medios de las siguientes variables: estatura (0.3%), peso (4%), índice de masa corporal (3%), PCT (22%), circunferencia del brazo (3%) y la pantorrilla (2%).




Los valores antropométricos relacionados con la adecuación de los indicadores antropométricos para las mujeres y los hombres se presentan en las Tablas 3 y 4, respectivamente. El porcentaje de mujeres con PCT inadecuado aumentó significativamente en el período investigado, desde el 17.9% en 2010 hasta el 31. 8% en 2012 (Tabla 3).




Los datos de la Tabla 4 muestran que entre los varones hubo un aumento en la prevalencia de inadecuado PCT (p = 0.001) y con bajo peso. La prevalencia de los hombres con sobrepeso disminuyó (p = 0.05).



Discusión
Este estudio longitudinal mostró los cambios que se producen en los valores de antropometría y adecuación de los indicadores antropométricos de las personas mayores de 80 o más años de edad, que viven en una comunidad rural en el sur del Brasil. Los cambios fueron específicos para el sexo y el indicador antropométrico.

Durante los dos años de duración del trabajo, los valores medios del peso mostraron una reducción sólo en los hombres, a diferencia de otros estudios.12,23 La reducción del peso con el envejecimiento se ha observado en estudios transversales y longitudinales en las personas mayores de diferentes lugares,9,10,13 aunque con diferencias en el patrón de cambio, incluyendo el sexo. En general, los hombres tienden a reducir su peso después de los 65 años y las mujeres después de los 75 años.8 Varios factores pueden influir en la pérdida de peso de las personas mayores, como el estado de salud, la pérdida de apetito debido a interacciones medicamentosas, las dificultades para masticar y la disminución de los sentidos del gusto y el olfato, así como la pérdida de masa ósea,24 agua corporal,9 disminución de la masa muscular y el nivel de actividad física.12 En la edad más avanzada, el agua corporal es el factor más importante para reducir el peso25 y es importante destacar que la pérdida involuntaria de peso (> 5%) está relacionada con aumento en la morbilidad y mortalidad.6,25

Con respecto al índice de masa corporal, en el presente estudio los valores medios mostraron una reducción significativa sólo entre los hombres, a diferencia de otros trabajos con un seguimiento más prolongado,9,10,23 que también identifican este cambio en el sexo femenino. Ésta parece ser una característica de este grupo, ya que las reducciones en el IMC son generalmente más pronunciadas en las mujeres.10 Entre 2010 y 2012, hubo un aumento en el número de hombres con bajo peso (IMC < 22 kg/m²), con una reducción en el porcentaje de individuos con un estado nutricional adecuado. El IMC es el indicador antropométrico más ampliamente utilizado para la identificación de bajo peso, peso normal y exceso de peso, así como en la práctica clínica y en la vigilancia epidemiológica. En las personas de más edad, este indicador se considera una herramienta importante en la selección de los individuos sujetos a la intervención nutricional.3,26 El bajo peso se asocia con morbilidades como anemia, deterioro cognitivo y motor, cuadros inflamatorios, entre otros,27 además de ser un fuerte factor de riesgo de mortalidad.3,28

Los resultados mostraron que a los dos años de seguimiento los hombres presentan una reducción significativa en los valores de la circunferencia del brazo (3.2%) y de la pantorrilla (2.2%), similar a la observada en los hombres de 80 años o más de San Pablo, Brasil.8 En el estudio de Almeida y colaboradores,10 la reducción de las circunferencias del brazo y la pantorrilla a los cinco años de seguimiento fue de 1.45% y 1.15% por año, respectivamente. Las circunferencias del brazo y de la pantorrilla son consideradas buenos indicadores de insuficiencia nutricional de las personas mayores, ya que estiman las reservas musculares del brazo y los miembros inferiores. Sin embargo, es importante destacar que estas medidas representan la suma de huesos, músculos, grasa y tejido epitelial y no deben considerarse independientemente de la evaluación nutricional en los ancianos.8

La disminución de la reserva muscular puede poner en peligro la fuerza, la movilidad y la independencia de las personas mayores, así como aumentar el riesgo de hospitalización y la mortalidad.29,30 En los hombres de edad avanzada, la reducción de la masa muscular puede estar relacionada con el bajo nivel de actividad física, la presencia de la diabetes tipo 2, los bajos niveles de testosterona y alta concentración de la hormona paratiroidea.31

La reducción de los valores de PCT con el envejecimiento, observada en el presente estudio es consistente con la encontrada por otros autores.10,23 Los resultados mostraron que los valores de las mujeres eran más altos que los de los hombres, y la reducción con la edad fue mayor entre los hombres que en las mujeres, como se vio para las personas con 80 años de edad o más de San Pablo, Brasil.10 El PCT es un indicador de la grasa subcutánea, cuyos valores son generalmente más altos en las mujeres que en los hombres,10,13,32 como se observa en este estudio. Las reducciones en los valores medios de PCT influyeron en el aumento de hombres y mujeres con PCT inadecuado.

Este estudio tiene sus puntos fuertes y limitaciones. Como puntos fuertes se destaca la consecución del estudio realizado con las personas más ancianas de la comunidad rural y el uso de medidas objetivas. Las limitaciones del trabajo son el período de seguimiento, que no han sido suficiente para comprobar si hay cambios en el sexo femenino, además de la medida de PCT. Aunque las mediciones antropométricas se realizaron por individuos previamente entrenados, es posible que los datos hayan sido expuestos a errores, intraevaluador e interevaluador, especialmente en relación con la medición del PCT, que es más difícil de lograr. Sin embargo, como en el estudio de Almeida y colegas,10 esta fue la medida con el mayor cambio en el período de seguimiento y, si bien es posible que haya algún error en la precisión, aún sería posible identificar una tendencia a la disminución.

En conclusión, entre los hombres se mostró una mayor reducción de los indicadores de las reservas musculares y la grasa subcutánea, así como un aumento de la prevalencia de bajo peso. Entre las mujeres, sin embargo, disminuyó sólo el indicador de la grasa subcutánea. Las reducciones en las variables antropométricas pueden indicar riesgo de desnutrición en estos ancianos, hecho que debe ser reconocido por los profesionales de la salud y contribuir a la formulación de políticas públicas de prevención y promoción de la salud.10 Es importante destacar que los ancianos tienen características antropométricas heterogéneas, y que éstas son más pronunciadas en los más ancianos. La reducción de las medidas puede ser una característica universal en el proceso de envejecimiento, sin embargo, puede variar debido a las características genéticas y ambientales.8




Bibliografía del artículo
1. World Health Organization (WHO). Good health adds life to years: global brief for World Health Day 2012. Ginebra, WHO 2012.
2. Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística. Projeção da população do Brasil por sexo e idade, 1980 - 2050: revisão 2008. Rio de Janeiro: IBGE; 2008.
3. Miller MD, Thomas JM, Cameron ID, Chen JS, Sambrook PN, March LM, et al. BMI: a simple, rapid and clinically meaningful index of under-nutrition in the oldest old? Br J Nutr 101(9):1300-1305, 2009.
4. Fares D, Barbosa AR, Borgatto AF, Coqueiro RS, Fernandes MH. Factors associated with nutritional status of the elderly in two regions of Brazil. Rev Assoc Med Bras 58(4):434-441, 2012.
5. Hung WW, Ross JS, Boockvar KS, Siu AI. Recent trends in chronic disease, impairment and disability among older adults in the United States. BMC Geriatrics 11:47, 2011.
6. Ahmed T, Haboubi N. Assessment and management of nutrition in older people and its importance to health. Clin Interv Aging 5:207-216;, 2010.
7. World Health Organization. WHO expert committee on physical status: the use and interpretation of anthropometry: report of a WHO Expert Committee. Ginebra, WHO, 1995.
8. Barbosa AR, Zeni LAZR, Kazapi IAM. Anthropometric indices and nutritional assessments in the elderly: Brazilian perspectives. In: Preedy VR. Handbook of anthropometry. Springer New York, Nueva York, pp. 1509-1526, 2012.
9. Dey DK, Bosaeus I, Lissner L, Steen B. Changes in body composition and its relation to muscle strength in 75-year-old men and women: a 5-year prospective follow-up study of the NORA cohort in Göteborg, Sweden. Nutrition 25(6):613-9, 2009.
10. Almeida MF, Marucci MFN, Gobbo LA, et al. Anthropometric changes in the Brazilian cohort of older adults: SABE survey (health, well-being, and aging). J Obes 1-9, 2013.
11. Bleicher K, Cumming RG, Naganathan V, et al. The role of fat and lean mass in bone loss in older men: Findings from the CHAMP study. Bone 49:1299-1305, 2011.
12. Hughes VA, Roubenoff R, Wood M, Frontera WR, Evans WJ, Singh MAF. Anthropometric assessment of 10-y changes in body composition in the elderly. Am J Clin Nutr 80: 475-82, 2004.
13. Coqueiro RS, Barbosa AR, Borgatto AF. Anthropometric measurements in the elderly of Havana, Cuba: Age and sex differences. Nutrition 25:33-39, 2009.
14. Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística. Cidades: Antônio Carlos. Rio de Janeiro: IBGE 2010. Disponível em: http://cod.ibge.gov.br/23cm1. Consultado el: 29 de octubre de 2014.
15. Ministério da Saúde. Equipe de Saúde da Família. Disponível em: . Consultado el: 29 de octubre de 2014.
16. Pederson D, Gore C. Error en la medición antropométrica. In: Norton K, Olds T,
editors. Antropométrica. Argentina: Biosystem Servicio Educativo 71-86, 2000.
17. Chumlea WC, Roche AF, Mukherjee D. Nutritional assessment of the elderly through anthropometry. Wright State University School of Medicine, Ohio, 1987.
18. Callaway CW, Chumlea WC, Bouchard C. et al. Circumferences. In Lohman TG, Roche AF, Martorell R (Org.). Anthropometric standardization reference manual. United States of America: Human Kinetics Books pp. 39-54, 1988.
19. Harrison GG, Buskirk ER, Carter JEL et al. Skinfold thicknesses. In: Lohman TG, Roche AF, Martorell R (Org.). Anthropometric standardization reference manual. United States of America: Human Kinetics Books pp. 55-70, 1988.
20. Chumlea WC, Guo S, Roche AF, Steinbaugh ML. Prediction of body weight for the nonambulatory elderly from anthropometry. J Am Diet Assoc 88:564-568, 1988.
21. American Academy of Family Physicians. American Dietetic Association, National Council on the Aging. Nutrition screening e intervention resources for healthcare professionals working with older adults. Nutrition Screening Initiative. American Dietetic Association, Washington, 2002.
22. Barbosa AR, Souza JMP, Lebrão ML, Laurenti R, Marucci MFN. Anthropometry of elderly residents in the city of São Paulo, Brasil. Cad Saude Publica 21:1929-1938, 2005.
23. Woo J, Ho SC, Sham A. Longitudinal changes in body mass index and body composition over 3 years and relationship to health outcomes in Hong Kong Chinese age 70 and older. J Am Geriatr Soc 49:737-746, 2001.
24. Miller SL, Wolfe RR. The danger of weight loss in the elderly. J Nutr Health Aging 12:487-491, 2008.
25. Santos ACO, Machado MMO, Leite EM. Envelhecimento e alterações do estado nutricional. Geriatria & Gerontologia 4:168-175, 2010.
26. Cereda E, Pedrolli C, Zagami A, Vanotti A, Piffer S, Opizzi A, Rondanelli M, Caccialanza R. Body mass index and mortality in institutionalized elderly. J Am Med Dir Assoc 12:174-178, 2011.
27. Chapman IMP. Nutritional disorders in elderly. Med Clin N Am 90:887-907, 2006.
28. Ferreira LS, Amaral TF, Marucci MF, Nascimento LF, Lebrão ML, Duarte YA. Undernutrition as a major risk factor for death among older Brazilian adults in the community-dwelling setting: SABE survey. Nutrition 27:1017-1022, 2011.
29. Szulc P, Munoz F, Marchand F, Chapurlat R, Delmas PD. Rapid loss of appendicular skeletal muscle mass is associated with higher all-cause mortality in older men: the prospective MINOS study. Am J Clin Nutr 91:1227-1236, 2010.
30. Fielding RA, Vellas B, Evans WJ et al. Sarcopenia: An undiagnosed condition in older adults. Current Consensus Definition: prevalence, etiology, and consequences. J Am Med Dir Assoc 12:249-256, 2011.
31. Renoud A, Ecochard R, Marchand F, Chapurlat R, Szulc P. Predictive parameters of accelerated muscle loss in men; MINOS study. Am J Med 127:554-61, 2014.
32. Menezes TN, Marucci MFN. Perfil dos indicadores de gordura e massa muscular corporal dos idosos de Fortaleza, Ceará, Brasil. Cad Saúde Pública, Rio de Janeiro, 23:2887-2895, 2007.

 
Título español
Resumen
 Palabras clave
 Bibliografía
 Artículo completo
(exclusivo a suscriptores)
 Autoevaluación
  Tema principal en SIIC Data Bases
 Especialidades

  English title
 Abstract
 Key words
Autor 
Artículos
Correspondencia
Patrocinio y reconocimiento
Imprimir esta página
Clasificado en
Artículos originales>
Expertos del Mundo

Especialidad principal:


Relacionadas:

Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de la Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC) S.A. sin previo y expreso consentimiento de SIIC.
ua40317
-->