Conceptos Categóricos

LA RECIDIVA DE LA EPIDEMIA 2001 CONLLEVA UN FACTOR DE RIESGO MASIVO

Presentamos un resumen del artículo que publicará completo la revista argentina Soberanía Sanitaria. 1 Incluimos aquí una síntesis de la introducción con la propuesta final que Rafael Bernal Castro dirige a los protagonistas de la difusión de acontecimientos científicos. Editaremos en el siguiente ejemplar de Salud(i)Ciencia los extractos de las abundantes evidencias científicas que reflejan las consecuencias sanitarias y sociales que transitan los países gobernados por el FMI, para disfrute de un puñado social pudiente y tragedia de la mayoría trabajadora. Nos tomamos el atrevimiento de encabezar la editorial con viñetas extraídas de Inodoro Pereyra: el Renegau, 2 con la "intención literal" de ilustrar la epidemia cuya recidiva también fracasará.

siiclogom.gif
bernalcastro_autor_n1618.jpg
Autor:

Rafael Bernal Castro
Sociedad Iberoamericana
de Información Científica (SIIC)
Director editorial


Artículos publicados por Rafael Bernal Castro
Editado en: Salud(i)Ciencia, 23 N° 2, Septiembre, 2018
Primera edición virtual en: siicsalud 17 de Noviembre, 2018

Palabras clave : Fondo Monetario Internacional, salud pública, revistas médicas, factor de riesgo masivo, Argentina, FMI, Epidemia 2001


Clasificación en siicsalud
Editoriales

Especialidades
Principal: Epidemiología, Salud Pública
  Relacionadas: Administración Hospitalaria, Atención Primaria, Bioética, Cardiología, Educación Médica, Endocrinología y Metabolismo, Enfermería, Gastroenterología, Geriatría, Infectología, Medicina del Trabajo, Medicina Familiar, Medicina Interna, Medicina Legal, Nutrición, Obstetricia y Ginecología, Pediatría, Salud Mental

Enviar correspondencia a:
E-mail: rafael.bernalcastro@siic.info

Artículo completo
LA RECIDIVA DE LA EPIDEMIA 2001 CONLLEVA UN FACTOR DE RIESGO MASIVO



Las opresivas “condicionalidades”4 crediticias del Fondo Monetario Internacional (FMI) recaen sobre el conjunto de los trabajadores, las empresas relacionadas con el consumo interno y los servicios públicos que deberían sostener el bienestar general de la población, entre los que destaca la salud.

Las asociaciones profesionales, instituciones científicas y profesionales de la Argentina observan la gradual depreciación de la salud pública incentivada por las confiscaciones del patrimonio nacional que exigen supuestos inversionistas y prestamistas usureros sobradamente conocidos por la Argentina, América Latina, España, Portugal y el Resto del Mundo empobrecido.

En 2014, un artículo de la célebre revista The Lancet 3 abordaba las condicionalidades de la troika Banco Mundial/Comunidad Económica Europea/FMI impuestas a Grecia. El balance abarcaba un sinnúmero de consecuencias sobre la salud de la población, entre las que destacamos: “El resurgimiento local de la malaria por primera vez en 40 años por restricciones en las cuentas municipales destinadas a combatir a los mosquitos…"
“El presupuesto de los hospitales públicos se redujo en un 26% entre 2009 y 2011...”
“Los riesgos para la salud de la población se dispararon debido al deterioro de los factores socioeconómicos: el PBI cayó bruscamente y el desempleo aumentó como resultado de las medidas de austeridad económica."
“Las muertes por suicidio aumentaron (en Grecia) un 45% entre 2007 y 2011…"
“Investigadores de la Escuela Nacional de Salud Pública de Grecia informaron un aumento del 21% en nacidos muertos entre 2008 y 2011; atribuyeron las causas al reducido acceso de las embarazadas a los servicios de salud prenatal…”
Para contrarrestar el cúmulo de evidencias científicas que se denuncian en las revistas médicas especializadas, los organismos financieros extranjeros patrocinan investigaciones seudocientíficas; a una de ellas se refiere la revista de salud pública Journal Critical Public Health:5 “en un trabajo reciente publicado por la organización, el FMI afirma que sus programas han promovido la protección social e incluido el acceso a la atención médica.” Sin embargo -luego de evaluarlo y contrastarlo con abundantes resultados de estudios empíricos- los autores concluyen que “el informe es metodológicamente defectuoso, excesivamente optimista y potencialmente engañoso.”

Propuesta a instituciones, investigadores y editores Contribuyamos a definir la existencia de un nuevo Factor de Riesgo Masivo que grava con el impuesto del empobrecimiento a los Estados y pueblos periféricos, es decir, a nosotros. Para este fin, la Fundación SIIC propone a las asociaciones profesionales de la Argentina e Iberoamérica que se sumen al debate, la elaboración y circulación de documentación científica hasta ahora casi exclusivamente promovido por revistas médicas y sanitarias de países centrales. Las degradantes condiciones que pretenden imponer a la Argentina adquieren su mayor y más triste relieve en el deterioro generalizado, no sólo de la salud pública sino también en las deplorables condiciones laborales y de vida de los profesionales que la sustentan.

Ofrezcamos nuestras revistas científicas, sitios de Internet, eventos y cuanto ámbito de comunicación posible dispongamos, para impulsar el tratamiento de la causa determinante de la miseria instalada y la inminente ola de enfermedades miserables que nos invadirá. Ninguna especialidad médica ni área de la salud es ajena al presente ni lo será al futuro patológico que se incuba; las consecuencias del nuevo Factor de Riesgo, en este caso Masivo, afectarán “con distinción de clase” a la mayoría de la población argentina y latinoamericana.

Estrechemos vínculos con profesionales, entidades públicas y privadas, instituciones educativas, organismos de Estados nacionales, provinciales o municipales, dispuestos a impulsar y respaldar la elaboración de evidencias científicas locales que, en primer lugar, denuncien la expansión del nuevo Factor de Riesgo Masivo y, en segundo lugar, contribuyan a su erradicación.



(especial para SIIC Derechos reservados)
Referencias bibliográficas del artículo
1 Soberanía Sanitaria, Año II, Nº 5, 2018.
2 Roberto Fontanarrosa, Inodoro Pereyra: el Renegau. Volumen 9-10; 1ª edición, Ciudad de Buenos Aires; Planeta 2014.
3 Greece's health crisis: from austerity to denialism, Kentikelenis A, et al.. The Lancet, 20 de febrero, 2014. DOI: https://doi. org/10.1016/S0140-6736(13)62291-6
4 El sitio oficial del FMI explica en una de sus páginas el significado de las condiciones impuestas a los gobiernos que requieren sus servicios de usura financiera. La ficha técnica del 23 de marzo de 2016 titulada La condicionalidad del FMI comienza con esta elocuente definición: "Cuando un país obtiene crédito del FMI, el gobierno se compromete a ajustar la
política económica para superar los problemas que le llevaron a solicitar asistencia financiera a la comunidad internacional. Las condiciones de estos préstamos también sirven para garantizar que el país será capaz de reembolsar los recursos al FMI…" El informe del FMI, luego de reconocer los errores (para nosotros, "las matanzas") cometidos hasta el 2002 en las implementaciones de sus "condicionalidades", explica las flexibilidades que aplicaron en sucesivas decisiones desde entonces hasta 2015. Sin embargo, varios artículos científicos de nuestra recopilación (ver Evidencias Científicas) dan cuenta de las tragedias sociales que acarrearon las injerencias políticas del FMI en la totalidad de los países donde actuó durante el siglo en curso. [www.imf.org/external/np/exr/facts/spa/conditios.htm]. Página consultada el 14 de septiembre de 2018.
5 Targeted social safeguards in the age of universal social protection: the IMF and health systems of low-income countries, Stubbs T, Kentikelenis A.. Journal Critical Public Health, 16 de Junio, 2017 https://doi.org/10.1080/09581596.2017.1340589

Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de la
Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC) S.A. sin previo y expreso consentimiento de SIIC.